En busca del abrazo del FMI

Funcionarios de Hacienda intentarán destrabar el desembolso de 5.400 millones de dólares, para tener mayor margen hasta fin de año.

El Poder Ejecutivo está delineando el esquema de trabajo que encarará la próxima semana en Washington para intentar que el FMI finalmente convoque a su directorio y apruebe el desembolso pendiente de 5.400 millones de dólares, lo que le daría más “aire” al gabinete económico para llegar hasta el 10 de diciembre.

En ese sentido, fuentes del gabinete económico puntualizaron que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajará el miércoles 25 de septiembre a Washington, para encarar esas gestiones que catalogaron como “esenciales”.

“Sabemos que hay resistencia por parte del directorio del organismo de conceder el desembolso antes de las elecciones del 27 de octubre”, admitió un funcionario del Ministerio de Hacienda.

Según afirman en el propio gabinete económico, la negativa del “board” del Fondo Monetario pasa por la gran incertidumbre que ha ingresado la Argentina tras el resultado de las elecciones primarias en agosto.

Se sabe que el FMI consideró hasta las PASO que la evolución del programa stand by firmado con la Argentina se encaminaba relativamente bien, con superávit fiscal y comercial, corrección del balance de la cuenta corriente del país y con una inflación difícil pero que “empezaba a mostrar signos de baja”.

“Todo esto cambió y por eso los directores del FMI quieren que haya señales concretas por parte del peronismo”, puntualizó el mismo funcionario.

Según resaltan en Hacienda, el ministro Lacunza insistirá que la Argentina cumplió con las metas monetarias y fiscales y que deberían cumplir con lo acordado en cuanto al desembolso.

Sin embargo, en la cúpula del FMI consideran que el acuerdo está “congelado” en este momento, a la espera que tanto el gobierno de Mauricio Macri como el principal opositor y ganador de las PASO, Alberto Fernández, definan consensos básicos como para que el organismo conceda ese nuevo monto.

Por lo pronto, el último jueves, el vocero del FMI, Gerry Rice, en su habitual conferencia semanal, se limitó a decir que el organismo respalda a la Argentina y va a seguir trabajando con el país, aunque evitó cualquier comentario o precisión sobre los 5.400 millones de dólares.

En Hacienda aseguran que ese monto es importante para hacer frente a los gastos de fin de año, ya que casi todos los vencimientos importantes fueron trasladados, con el reperfilamiento de la deuda, hacia 2020.

En realidad, el Estado debe hacer frente a compromisos de aquí a fin de año por unos 6.500 millones de dólares aproximadamente, una cifra que en el Gobierno consideran importante pero no asfixiante.

Por lo pronto se sabe que ya hubo algunos contactos con los bancos que podrían llevar a cabo la reestructuración de vencimientos de la deuda y que incluso se ha conversado sobre un plan B si el desembolso del FMI se demora.

Ese plan B consistiría en algún tipo de crédito puente por un monto cercano a la cifra del desembolso del organismo para poder hacer frente a esas obligaciones, el cual podría cancelarse después cuando arribe el monto del organismo multilateral.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password