A un año de su sanción, la Ciudad adhirió a la “Ley Justina”

La normativa fue aprobada por unanimidad y prevé que todos los mayores de edad sean donantes de órganos, tejidos y células de origen humano, salvo que se hayan opuesto en vida.

A más de un año de que el Congreso Nacional sancionara la Ley Justina, la Legislatura porteña sancionó por unanimidad la adhesión del distrito capitalino a la “Ley Justina”, la cual establece que todos los mayores de edad sean donantes de órganos, tejidos y células de origen humano, salvo que se hayan opuesto en vida.

El objetivo de esta ley es regular las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano, teniendo en cuenta que el implante de los mismos debe ser realizado cuando los otros medios y recursos disponibles se hayan agotado, sean insuficientes o inconvenientes o resulte la mejor alternativa terapéutica para la salud del paciente, conforme a la evidencia científica.

Los principios en los cuales se enmarca la norma son, entre otros, el respeto por la dignidad humana en todas sus dimensiones y la voluntariedad, altruismo y gratuidad en la donación de órganos, tejidos y células. La norma establece que toda persona capaz mayor de 18 años puede en forma expresa manifestar su voluntad negativa o afirmativa a la donación de los órganos y tejidos de su propio cuerpo, restringir de un modo específico su voluntad de donación a determinados órganos y tejidos, y condicionar la finalidad de la voluntad de donación.

De no encontrarse restringida la voluntad afirmativa de donación o no condicionarse la finalidad de la misma, se entiende que la persona es donante y son comprendidos todos los órganos y tejidos, y a todos los fines. El profesional a cargo del proceso de donación debe verificar la voluntad del causante conforme lo determine la reglamentación.

La ley lleva su nombre en honor a Justina Lo Cane, una nena de 12 años que falleció en noviembre de 2017 esperando un trasplante de corazón, y cuyos padres insistieron para que la misma sea sancionada el 4 de julio de 2018.

Al respecto de la medida la diputada de Vamos Juntos y una de las autoras de la misma, Mercedes De Las Casas, indicó que “venimos trabajando este proyecto en conjunto con la Comisión de Salud de la Legislatura. El hecho de que hoy sea una realidad es el resultado del compromiso que tenemos con la vida y especialmente con la familia Lo Cane y los papás de Justina” y remarcó que “el punto diferencial de esta nueva norma es que, de no encontrarse restringida la voluntad afirmativa de donación, se entiende que la persona es donante”.

Por otra parte, la Casa aprobó por unanimidad una serie de modificaciones a la Ley N° 3.294, la cual regula la investigación, promoción y fiscalización de la actividad de procuración, ablación e implante de órganos, tejidos y materiales anatómicos entre seres humanos vivos y fallecidos en el ámbito de la Ciudad, a fin de que incorpore lo detallado en la “Ley Justina”.

Cabe señalar que la Legislatura había recibido varias iniciativas para lograr esta adhesión, las cuales llevan la firma de Francisco Quintana, Agustín Forchieri, Victoria Roldán Méndez, Daniel Del Sol, Maximiliano Sahonero, Diego García Vilas, Natalia Fidel, Mercedes De Las Casas, Paola Michielotto, Guillermo Suarez, Gastón Blanchetiere, Guillermo Gonzalez Heredia, Gastòn Straface (VJ) y María Inés Gorbea (Ev).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password