Debaten la prorroga de un predio para crear un centro de transbordo de la Línea H

La Legislatura porteña se reúne desde las 12.10 para analizar una iniciativa que busca extender por dos años la declaración de utilidad pública y expropiación del inmueble ubicado en la Avenida Sáenz 753, en la Comuna 4. Por otro lado, la Ciudad adherirá a la “Ley Justina” sobre la donación de órganos y tejidos.

En el marco de una nueva sesión ordinaria, la Legislatura porteña se reúne desde las 12.10 para analizar la prorroga por el término de dos años desde la fecha de su vencimiento respecto a la declaración de utilidad pública y expropiación del inmueble ubicado en la Avenida Sáenz 753 – Comuna 4 – donde se producirá el desarrollo del centro de transbordo de la estación Sáenz de la línea H del transporte subterráneo de pasajeros.

El proyecto modifica el artículo 3 de la Ley Nº 5.233 sancionada el 11 de diciembre de 2014 que autorizó al Poder Ejecutivo a construir las obras civiles correspondientes a la denominada Línea H de subterráneos, que en su desarrollo pleno vincula a la Estación Sáenz con la Estación Retiro en la actualidad de la Línea C.

En el predio de Sáenz se ubicarán el acceso a la estación, los locales técnicos destinados a su funcionamiento como cabecera y una zona con paradas de colectivos.

Otro de los asuntos que considerarán los diputados porteños es la continuidad de la prestación del servicio de taxis con modelos 2009, para lo que se aprobaría una cláusula transitoria solicitada por el Ejecutivo que pretende modificar el Código de Tránsito y Transporte de esta Ciudad aprobado mediante Ley N° 2.148.

El proyecto propicia una prórroga de los vencimientos de las licencias de vehículos de 2009 de manera excepcional por un año para que puedan seguir prestando servicio durante el año 2020. Estos vehículos no estarán exceptuados de realizar la correspondiente verificación técnica por lo que continuarán cumpliendo con los estándares propuestos para la prestación.

Por otra parte, la Ciudad adherirá a la “Ley Justina” para que todos los mayores de edad sean donantes de órganos, tejidos y células de origen humano, salvo que se hayan opuesto en vida.

El objetivo de esta ley es regular las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano, teniendo en cuenta que el implante de los mismos debe ser realizado cuando los otros medios y recursos disponibles se hayan agotado, sean insuficientes o inconvenientes o resulte la mejor alternativa terapéutica para la salud del paciente, conforme a la evidencia científica.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password