Vallejos y Levy Yeyati tuvieron un fuerte debate sobre cómo reactivar el consumo

El fundador de la consultora Elypsis consideró que la estabilización económica sería suficiente para reactivar el consumo familiar. Vallejos puntualizó que eso no alcanzaría a los más afectados por la crisis.

La diputada Fernanda Vallejos (FpV-PJ) y el titular de la consultora Elypsis, Eduardo Levy Yeyati, protagonizaron un cruce en Twitter sobre los modos para reactivar el consumo en los próximos meses.

Vallejos sugirió el pago de un bono de 3.000 pesos para jubilados y de 1.500 para la Asignación Universal por Hijo, que apunte a recomponer el consumo de los sectores más postergados, previo al acuerdo social.

Por su parte, desde Elypsis se enfocaron en que recuperar la certidumbre económica, la estabilización de precios y cambiaria, sin mejora de los ingresos reales, sería el modo de fomentar nuevamente el consumo.

“La idea de Eduardo Yeyati, de recuperación del consumo por obra de la estabilización, sin mejora de los ingresos reales podría, con suerte, alcanzar a los segmentos más altos de la clase media. Claramente los sectores populares y medios, medio-bajos, tienen déficit de ingresos”, aseguró la economista. Levy Yeyati respondió que su postura “no es una idea”, sino una “estimación” en base a una encuesta realizada por su consultora, y añadió que “en la mayoría de los casos hay déficit de ingresos”.

El cruce fue en el marco del avance de la pobreza, que alcanza al 35,4% del total de la población al primer semestre de 2019, según datos oficiales. Para Agustín Salvia, responsable del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), “hacia el cuarto trimestre, la pobreza está en no menos de 38%”, dijo en el último Coloquio de IDEA. Por su parte para el sociólogo Artemio López, durante el macrismo se generaron 5 millones nuevos de pobres.

En este sentido, Vallejos coincidió en que el problema es el déficit de ingresos pero remarcó también que “hay un problema de distribución” y por eso pidió medidas para los sectores más postergados.

Levy Yeyati dijo que “lo interesante de que exista consumo postergado por incertidumbre es que resolver esa incertidumbre no requiere distribución de fondos, mientras que un impulso a los ingresos precisa de una definición de fuentes, y no parece haber muchas inmediatamente disponibles”.

Vallejos le contestó que “sin entrar en debate sobre si hay fuentes (a mi juicio sí), redistribuir no exige mayor masa de recursos, simplemente que donde sobra participen para el bienestar común destinando parte de los excedentes hacia quienes sufren postergaciones. Y tiene un multiplicador muy potente”, sostuvo.

“Es indudable que los 15 millones de argentinos que sufren inseguridad alimentaria no podrán comer sin recomposición de sus ingresos o que los jubilados no dejan de comprar parte de sus medicamentos por efecto de la incertidumbre sino, sencillamente, porque la plata no les alcanza”, concluyó Vallejos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password