Diputados debate sobre la crisis en Bolivia

A instancias de la convocatoria de la oposición, se realiza la sesión en la que se analiza la conflictiva situación en el vecino país, ante la caída de Evo Morales.

Después de dos meses sin sesionar, la Cámara de Diputados volvió a reunirse este miércoles para analizar la crisis en Bolivia, donde el domingo pasado Evo Morales renunció a la presidencia de la Nación. La sesión arrancó a las 16.26, sin la presencia de Cambiemos, que se había comprometido a asistir. Daniel Lipovetzky estuvo en el recinto y amagó con dar quórum, pero no lo hizo a pesar de que en el FpV-PJ lo arengaban a que se sentara en su banca. El legislador del Pro consideró de entrada que lo de Bolivia era “un golpe de Estado”.

En las bancas del Frente para la Victoria aparecieron banderas wiphala y carteles de “No al golpe”.

Precisamente el peronismo convocante pretende aprobar un proyecto que expresa el “profundo repudio” del cuerpo hacia el “golpe de Estado perpetrado el 10 de noviembre de 2019 en el Estado Plurinacional de Bolivia, que obligó a su presidente Juan Evo Morales Ayma y otros/as funcionarios del gabinete a renunciar a su mandato”.

El proyecto de tres párrafos continúa convocando “a todo el arco político de la región a exigir el cese inmediato de la persecución y violación de derechos humanos de funcionarios/as, dirigentes/as políticos, sociales, sindicales, feministas y de la población en general”, como así también exhorta al “pronto restablecimiento de la democracia y el orden constitucional, sin proscripciones”.

El oficialismo, en cambio tiene otro proyecto en el que ratifica el compromiso con la Cláusula Democrática de la OEA y el Protocolo de Ushuaia del Mercosur”, como así también repudia “los ataques contra el sistema democrático, sufridos por el Estado Plurinacional de Bolivia, las condenables intervenciones policiales y militares en el proceso político, como así también las gravísimas alteraciones a la voluntad popular que desembocaron en el anuncio de una nueva convocatoria a elecciones presidenciales”.

El texto del oficialismo rechaza “cualquier golpe contra la democracia y todo tipo de violencia, apoyando las autoridades constitucionales y la alternancia democrática”, al tiempo que aboga por “el inmediato restablecimiento pleno del Estado de Derecho que garantice la paz en el pueblo de Bolivia a través de la convocatoria y realización de elecciones con total transparencia y la vigencia irrestricta de sus normas constitucionales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password