La Ciudad amplió su presupuesto por 18 mil millones de pesos

La normativa fue sancionada con 41 votos positivos, 12 negativos y 4 abstenciones y prevé invertir el dinero en obras y el pago de la deuda pública. También se utilizará para compensar el gasto generado por el abono de una suma fija no remunerativa a empleados estatales.

A pedido del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la Legislatura de la Ciudad autorizó con 41 votos a favor, 12 en contra y 4 abstenciones la introducción de una serie de modificaciones en el Presupuesto 2019, a fin de ampliar el mismo por 18.239 millones de pesos, con el objetivo de compensar el gasto generado por el abono de una suma fija no remunerativa a empleados estatales; invertir en distintas obras y para pagar deuda pública.

La medida contó con el acompañamiento de VJ, PS, MC y Ev; el rechazo de UC, PTS, FIT, PO y AyL; y las abstenciones del Bloque Peronista.

De acuerdo a la normativa, 1.300 millones se utilizarán para afrontar “los créditos asociados al gasto en personal de la Ciudad” a raíz del otorgamiento de una suma fija no remunerativa y no bonificable de hasta cinco mil pesos a los trabajadores estatales.

Además 6.403 millones se gastarán en distintos requerimientos de inversión en obras, mantenimiento y predeterminación de precios de diversos Ministerios. Algunas de las obras contempladas en el proyecto de ley son “las de integración urbana en el Barrio 31, la red pluvial, pavimento y bacheo, alumbrado, plazas y parques, Centro Olímpico de Tiro, seguridad digital y disposición de residuos”.

Asimismo se destinarán 2.764 millones en concepto de servicios de alimentación y limpieza en escuelas y de recolección de residuos; así como 1.415 millones para la compensación tarifaria a los servicios de transporte y la provisión del subsidio a la educación privada. Por último, unos 5.656 millones estarán orientados a “adicionales para la atención de los servicios de la deuda pública”.

El debate en el recinto

Al respecto de la medida el oficialista Claudio Romero (VJ) remarcó que “la necesidad de esta ampliación es exógena a nuestra administración, porque es consecuencia del cambio de variables macroeconómicas en las que la Ciudad no influye, como ser el tipo de cambio y la tasa de interés” y destacó que “la ampliación no exhibe endeudamiento para ese fin, sino una recomposición de los recursos genuinos con que ya cuenta la administración de jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, es decir: este pedido de ampliación, viene de la mano de los ingresos que solventarán los gastos, por lo que sigue siendo un presupuesto equilibrado y sin déficit”.

“A nivel federal, esta situación que originó este pedido no es exclusiva de la Ciudad de Buenos Aires, afecta a las restantes 23 provincias argentinas, con la diferencia de que nosotros tenemos las finanzas ordenadas, lo que se ve reflejado en la vida diaria de los porteños”, añadió.

En contraposición Fernando Vilardo de AyL cuestionó “las prioridades que estas modificaciones de Presupuesto son las que están planteando, nosotros siempre denunciamos el carácter profundamente antidemocrático que tienen este tipo de proyectos” y advirtió que “es una ampliación extorsiva, dicen que es para compensar el bono de cinco mil pesos, pero nosotros quisiéramos saber en qué asamblea se le preguntó a los trabajadores si ese bono les alcanzaba para sus necesidades”.

A la vez que la diputada de PTS Myriam Bregman denunció que la ampliación “es un fraude porque se establece una pauta inflacionaria mucho menor a la real; este año la inflación se multiplicó, todos los cálculos privados dan una inflación del 60%” y aseveró que “el tema es poder justificar la deuda pública, esta ciudad está sumamente endeudada y casi un tercio de esta ampliación va destinada al pago de la misma. No nos convence que nos pongan como una zanahoria por delante que necesitan esta ampliación para pagar salarios o un bono, sabemos lo que está detrás”.

Mientras que la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, advirtió que las ampliaciones presupuestarias son una constante del Gobierno de la Ciudad y remarcó que “la inflación sube por el ascensor pero los salarios lo hacen por escalera”. Además agregó que “una quinta parte del presupuesto de la Ciudad no es contemplada en el momento de planificarse”.

Sobre esa misma línea, Mariano Recalde (UC) recordó que “el macrismo llego enarbolando tres banderas: que los argentinos iban a estar mejor, la transparencia y honestidad; la verdad es que en este tiempo lo que vemos es que le han empeorado la calidad de vida a la población, no dejaron ningún negocio sin hacer” y aseguró que esperaban que “hubiera ampliaciones pero también esperábamos explicaciones, lo único que hubo fueron eufemismos, no explican nada. Cada vez que hay elecciones esconden el presupuesto para el año siguiente, está claro que no es un motivo de orgullo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password