La izquierda pidió modificar el Régimen de Residencias de la Ciudad

La medida fue impulsada por Gabriel Solano (PO) quien pidió disminuir la cantidad de horas que deben trabajar los residentes, así como también mejorar su sueldo y regularizar el sistema de aportes jubilatorios de los mismos. “Hay que terminar con el actual régimen precarizador que los afecta”, aseguró.

Con la intención de mejorar las condiciones en las que se desempeñan los profesionales de la salud, el diputado del PO Gabriel Solano presentó este martes en la Legislatura porteña un proyecto de ley que busca modificar el “Régimen de Residencias y Concurrencias de la Ciudad”, a fin de garantizar el adecuado descanso de los residentes y concurrentes, así como también mejorar su sueldo.

Uno de los principales cambios que prevé la medida es el de establecer como jornada laboral de las residencias el horario de lunes a viernes de 8 a 14, incluidas las horas de guardia dicha jornada no podrá exceder las 30 horas semanales; asimismo dentro de ese régimen deberán incorporarse un mínimo de 12 horas académicas. Mientras que la guardia nocturna contaría con un descanso post- guardia de 12 horas.

A diferencia de la normativa actual que establece un horario de nueve horas diarias durante cuatro días hábiles y en la que los residentes pueden realizar como máximo 28 horas de guardia, pudiendo hacer guardias de 24 horas corridas. En este último caso, se debe cumplir el descanso post guardia de 12 horas; aunque la cantidad de horas semanales requeridas por el sistema de residencias médicas incluyendo las guardias no podrá superar las 64 horas semanales.

Por otro lado, Solano propuso establecer como salario inicial de los profesionales residentes “el régimen de remuneraciones equivalente al médico de planta de 40 horas semanales, el otorgamiento del 30% por dedicación exclusiva y el 15% por responsabilidad profesional del sueldo básico del médico”.

Además la normativa prevé mejoras en la forma en la que los concurrentes desarrollan su trabajo, así como también establece las fechas de pago en la que el Gobierno porteño deberá efectuarlos y un sistema para cubrir cargos vacantes, entre otras cuestiones.

En los fundamentos de la medida, el trotskista recordó que “los residentes y concurrentes de la Ciudad vienen desarrollando año tras año importantes movilizaciones que han sacado a la luz uno de los elementos menos conocidos de la crisis en el sistema de salud pública de la Ciudad: la superexplotación de sus trabajadores” y advirtió que “las residencias y concurrencias se han desnaturalizado, lo que debiera ser un trabajo formativo, un espacio de aprendizaje, resulta en la utilización de una mano de obra barata y precarizada con la que se pretende sostener el funcionamiento de un hospital público colapsado”.

Sobre esa misma línea aseguró que “una de las manifestaciones más graves de esta crisis es el ‘achique’ del personal de planta. Esas plantas son reemplazadas por residentes con jornadas laborales que superan las 60 horas semanales, violando las recomendaciones de los organismos de referencia mundiales y cualquier convenio colectivo de trabajo” y denunció que “la jornada laboral alcanza, durante las guardias, hasta 36 horas seguidas sin descanso, cuando está comprobado que luego de 12 horas de trabajo disminuye la capacidad de atención y de resolución de problemas poniendo en riesgo la salud de la población”.

Asimismo precisó que “los salarios de los residentes son menores que el del personal de planta, hoy rondan los 36 mil, lejos de la canasta familiar calculada por el propio Gobierno porteño en 43.471 pesos” y sentenció que es necesario “terminar con el actual régimen precarizador que afecta a residentes y concurrentes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password