Valdés y la polémica por el aborto: “Hubiera estado bueno que el Episcopado me llamara por teléfono”

Luego de que la Conferencia Episcopal saliera al cruce de sus dichos, el exembajador aclaró que él está a favor de la despenalización del aborto, pero que el papa no comparte esa postura.

Luego de que la Conferencia Episcopal le advirtiera a Eduardo Valdés que “nadie puede hablar en nombre del papa”, el exembajador argentino ante el Vaticano y futuro diputado nacional retrucó: “Hubiera estado bueno que el Episcopado me llamara por teléfono”.

Esa fue la respuesta del Valdés luego de haber manifestado en un reportaje que a pesar de que Francisco rechaza el aborto legal, “va a entender” si se sanciona la ley.

Ante esos dichos, el Episcopado emitió un comunicado donde ratificó “el compromiso irrevocable del santo padre para con la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural”.

En diálogo con radio Cooperativa, Valdés advirtió que “está claro que no lo escucharon”, sino que, por el contrario, leyeron “un reportaje mal transcripto del diario que leen los cardenales, que es La Nación”.

Valdés aclaró que en la entrevista original, él expresó su postura personal en contra de la legalización del aborto, pero a favor de la despenalización: “Si hay embrión hay vida, pero yo no soy quien para penalizar a alguien que no piensa como yo”, dijo.

Sin embargo, aclaró que el papa no está de acuerdo con su opinión y ahí está “la clave” de su afirmación.

Valdés sostuvo que Francisco “jamás va a excomulgar a nadie” por promover la legalización. “El papa no va a hacer estas cosas de Torquemada que pretende hacer monseñor (Héctor) Aguer”, dijo el exembajador.

Sobre el documento de la Conferencia Episcopal, expresó: “Está claro que no me escucharon. Cuando se saca un comunicado, se debe leer todo lo que se dice, y más viniendo de una persona que se caracteriza, por lo general, de defender a Fransisco incondicionalmente”.

Por otro lado, enfatizó: “Crear una grieta en este momento entre Alberto Fernández y la Iglesia no le hace bien a la iglesia, a Alberto Fernández ni a la sociedad argentina”.

Valdés destacó que “desde hace una semana se quiere enfrentar permanentemente a Francisco con Alberto Fernández”» y adelantó que Francisco vendría a la Argentina solo “si es prenda de paz, y por ahora lo están engrietando permanente, ni sus pastores dejan de engrietarlo”.

Por último, admitió que no se siente “amigo” del papa: “Amigos son los que el papa llama por teléfono desde Roma siempre y a mi no me llama, pero siento que soy un discípulo de él”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password