El socialismo pidió utilizar el lenguaje inclusivo en los documentos públicos

Se trata de un proyecto de ley promovido por el diputado Roy Cortina (PS) y busca incorporar ese lenguaje a todos los expedientes, textos y documentos del sector público de la Ciudad, a fin de “prevenir expresiones sexistas y eliminar estereotipos de género”.

El legislador del Partido Socialista y vicepresidente tercero de la Legislatura porteña, Roy Cortina, impulsó en esa Casa un proyecto de ley para que se incorpore el lenguaje inclusivo a todos los expedientes, textos y documentos del sector público de la Ciudad, con el objeto de “promover discursos democráticos e igualitarios, visibilizar a las mujeres, respetar la diversidad sexual, prevenir expresiones sexistas y eliminar estereotipos de género”.

De acuerdo a la normativa, ese tipo de lenguaje se implementará de distintas formas: prescindiendo del masculino genérico para referirse a personas o grupos de personas; recurriendo al uso de sustantivos colectivos, adjetivos sin marca de género, construcciones impersonales, gerundios y verbos en infinitivo; omitiendo los determinantes de género que no resulten imprescindibles; empleando estrategias tipográficas; evitando el uso de las formas masculinas siempre en primera posición; entre otras medidas.

En los fundamentos de la misma el socialista explicó que “el lenguaje es una construcción social que refleja la historia y el presente de una comunidad, la trama de las relaciones de poder que se dan en su seno, los mandatos, costumbres, valores, ideologías y prejuicios imperantes” y remarcó que “la discriminación de género se concreta, por ejemplo, a través del uso del genérico masculino, los tratamientos diferenciados, las designaciones asimétricas, el orden de aparición de las palabras y las referencias despectivas hacia las mujeres y sexualidades disidentes que las asimilan a un grupo subordinado tanto en el ámbito de lo privado como en lo público”.

“Pero el lenguaje también es dinámico, susceptible de transformarse y adaptarse a nuevas demandas y reivindicaciones, al servicio de la configuración de una sociedad con más igualdad”, añadió y sentenció que “el cambio hacia un lenguaje inclusivo como el que promovemos, que no jerarquiza ni valora más a un género que a otro, que visibiliza a las mujeres y las sexualidades disidentes, que combate prejuicios y previene relaciones asimétricas de poder, es un acto de respeto a los derechos más elementales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password