Mura: “el Presupuesto 2020 es factible, realista y con déficit cero”

El ministro de Economía y Finanzas expuso ante la Comisión de Presupuesto los alcances de la normativa, la cual plantea un gasto total superior a 480 mil millones de pesos, en donde el 50,4% se destinará a servicios sociales. También defendió la nueva modalidad de cálculo sobre el ABL al señalar que “estamos buscando un alivio en el bolsillo de los contribuyentes”.

Tras casi dos meses de demora en la presentación del mismo, el ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura, participó este miércoles de una reunión de la Comisión de Presupuesto -presidida por Paula Villalba- en la que brindo precisiones sobre los principales alcances del Presupuesto 2020, el cual está estimado en 480.833 millones de pesos.

En ese sentido, el funcionario explicó que “la Ciudad de Buenos Aires presenta un presupuesto financieramente equilibrado con superávit económico y primario” y remarcó que la ‘Ley de Leyes’ adoptó “las mismas variables macroeconómicas que las proyectadas por el Gobierno Nacional que prevén una variación en la actividad del 1%, un tipo de cambio promedio de 67,1 pesos y un nivel de inflación del 34%”.

Asimismo indicó que “esta decisión tiene su motivo en una política presupuestaria de coordinación con las cuentas nacionales” y remarcó que “regidos -como cada año- por la prudencia y la búsqueda de eficiencia a la hora de invertir los fondos públicos, ponemos en consideración un presupuesto realista, factible y nuevamente con déficit cero”.

Si bien los gastos totales para el próximo año ascienden a más de 480 mil millones de pesos, el gasto primario totaliza 442.789 millones, lo que significa un 26% más de lo que se previó para el 2019. Mientras que los gastos corrientes ascienden a 399.378 millones y su concepto de mayor incidencia es el correspondiente a las remuneraciones del personal, cuya previsión es de 218.291 millones -es decir, un incremento del 34,4% con respecto a este año-.

A la hora de informar la forma en la que se distribuirán los recursos entre las distintas carteras, el ministro indicó que “la Ciudad enfrenta continuamente múltiples desafíos y oportunidades, eso no impide que pretendamos mantener siempre un nivel de excelencia en materia de calidad de vida de los vecinos y visitantes” e insistió en que buscan “desarrollar en los próximos años una ciudad que garantice la integración de los más vulnerables, en la que todos podamos desarrollar nuestro potencial a partir de la creatividad e innovación”.

“Creemos en una ciudad que fomente la equidad de oportunidades y derechos, así satisfaga la diversidad de necesidades individuales y colectivas de todos sus vecinos”, añadió y remarcó que “promovemos una ciudad que desarrolle nuevas ideas y vínculos para construir soluciones transformadoras y de alto impacto”.

De esta manera, la normativa sostiene que el 50,4% del presupuesto total se invertirá en áreas sociales, tales como: salud, educación, desarrollo social, vivienda y cultura. En materia de servicios de seguridad se invertirá el 15,8% del presupuesto; el 13,2% en servicios económicos; el 12,7% en administración gubernamental y el 7,9% de intereses y gastos.

Es así que el Ministerio de Educación recibirá 83.467 millones, lo que representa un crecimiento del 42,5% con respecto al 2019; el Ministerio de Salud presenta un crédito de 70.110 millones y un aumento del 40,2%; el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano tendrá una asignación crediticia de 21.278 millones, lo que implica un crecimiento del 37,1%; y el Ministerio de Cultura presenta una partida por 8.694 millones, es decir un 37,2% más con respecto a lo presupuestado para el corriente año.

Debido a que la seguridad es uno de los temas que más preocupan a los porteños, para el 2020 la Ciudad destinará 75.820 millones de pesos para el Ministerio de Seguridad, esto representa un crecimiento del 45%, lo que equivale a 23.511 millones de pesos más.

En lo que respecta a la inversión en obras relacionadas a esta finalidad, se destaca la construcción de nuevas comisarías por 3.421 millones; el mantenimiento integral de los edificios de la Policía de la Ciudad por 1.032 millones; equipamiento para la Policía por 4.929 millones y el Plan de Seguridad Digital por 2.072 millones, entre otros.

Por otro lado, el ministro defendió la nueva modalidad del cálculo sobre el impuesto de ABL, ya que en lugar de hacerlo con la inflación pasada (que fue del 52% interanual), para el 2020 la actualización de este impuesto estará en línea con la inflación del año próximo.

Es por ello que explicó que “en el 2011 se votó la Ley 4040, la cual obtuvo un amplio consenso, allí se reconocía el atraso que tenía el ABL y –hasta cierto punto- lo regresivo que se estaba volviendo en la Ciudad; en aquel momento se estableció que podía aumentar 50%, 75% o 100% de acuerdo a cuán lejos esté de la valuación de mercado. Desde esa sanción siempre se fue poniendo techos, los cuales tenían que ver con la inflación pasada”.

“Si hubiéramos tenido que hacer esto para este año, hubiésemos tenido que aumentar el ABL en un 52, 2%, creemos que no es un momento en el que los vecinos de la Ciudad estén en condiciones de poder afrontar un incremento de esa naturaleza”, manifestó y ejemplificó la situación al señalar que “si no hubiésemos hecho este cambio una persona que pagaba mil pesos de ABL, en enero hubiese pagado 1520 pesos en enero; con este nuevo cálculo ese mes va a pagar 1034 pesos y en febrero va hacer lo propio por 1080 pesos. Estamos buscando un alivio en el bolsillo de los contribuyentes”.

Asimismo Mura se refirió a la implementación del Consenso Fiscal acordado entre Nación y Provincias, con el que se continuará la baja gradual del Impuesto a los Ingresos Brutos y como se realizará la reducción del Impuesto a los Sellos. Es así que el cumplimiento de ese acuerdo representará para la Ciudad un esfuerzo de 20 mil millones de pesos, siendo ese el estado provincial que mayor esfuerzo fiscal realizará. De ese total, aproximadamente 17.000 millones corresponden al tercer año consecutivo de baja de Ingresos Brutos, en tanto que la reducción de Sellos representará 3.700 millones.

“En 2023 cuando finalice el Consenso Fiscal, la reducción de las distintas alícuotas de ingresos brutos representará el 10% en la recaudación total de la Ciudad de Buenos Aires”, subrayó el funcionario y sentenció que “seremos el distrito que mayor esfuerzo fiscal habrá realizado para cumplir con este acuerdo, cuyo objetivo principal consiste en aliviar la presión tributaria sobre el sector productivo; además de ir modificando y eliminando progresivamente este impuesto distorsivo”.

Cabe señalar que este es el primer Presupuesto en la historia de la Ciudad que incorpora la “perspectiva de género”, los cual implica una estrategia de visibilización y análisis de las acciones presupuestarias destinadas a mujeres, y a promover la igualdad entre los géneros y el respeto a la diversidad sexual.

En la reunión estuvieron presentes funcionarios del Gobierno porteño y los legisladores Villalba, José Luis Acevedo, Maximiliano Ferraro, Gonzalo Straface, Lía Rueda, Claudio Cingolani, Claudio Romero, Paola Michielotto, María Luisa González Estevarena, Eduardo Santamarina, Christian Bauab, Fernando Yuan, Agustín Forchieri, Victoria Roldán Méndez, Guillermo Suarez, Daniel Presti, Cristina García, Carolina Estebarena, Natalia Fidel (VJ), Laura Marrone (FIT), María Rosa Muiños (BP), Marcelo Depierro (MC), Juan Francisco Nosiglia (Ev), Sergio Abrevaya (GEN), Mariano Recalde y Javier Andrade (UC).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password