Monzó llama a “tejer la unidad nacional” y “cultivar la artesanía del diálogo”

El presidente saliente de la Cámara de Diputados volvió a reivindicar la herramienta de la política y afirmó que “la grieta no es el camino”.

El presidente saliente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, aseguró que “la grieta no es el camino” y “dividir a los argentinos, exacerbar diferencias, caer en reduccionismos de blanco o negro y apostar a los antagonismos no conduce a una Argentina previsible y constructiva, sino todo lo contrario: nos empuja hacia un mayor estancamiento”.

En una columna de opinión publicada este jueves en el diario La Nación, el bonaerense sostuvo que “la delicada situación que atraviesa hoy la Argentina nos impone más que nunca el desafío de encontrar puntos de acuerdo”.

Además de llamar a los dirigentes a “hacernos cargo”, pidió por una “profunda reflexión que ponga en revisión nuestras acciones, creencias y actitudes” porque “acá no está en juego la suerte de un sector político, mucho menos de sus dirigentes. Está en juego la Argentina”.

“Debemos reivindicar el diálogo y defender la política como una noble herramienta para la construcción de consensos, de puentes y de entendimientos que nos conduzcan a un futuro mejor”, reflexionó Monzó.

Además, el titular de la Cámara baja -pronto a dejar su cargo- llamó a “cultivar la artesanía del diálogo, de los vínculos, del entendimiento con el otro, de la cercanía genuina con el ciudadano es una de nuestras obligaciones”.

“La apertura y la amplitud son valores esenciales para tejer la unidad nacional. Entre otros desafíos, esos valores obligan a combatir un virus que mucho daño ha hecho a diferentes gobiernos: el de la obsecuencia. Es un virus que infecta a la política y que lleva a muchos dirigentes a trabajar ‘por el jefe’ en lugar de hacerlo por la gente”, apuntó.

Para el hombre de Carlos Tejedor, “la unidad nacional exige un profundo pluralismo. Exige ensamblar verdaderos equipos transversales y exige, fundamentalmente, proyectar el futuro a través de políticas de Estado”.

“El país se merece que alguna vez aprendamos de nuestros propios errores. Y que seamos capaces de concebir un gran pacto por el futuro, quizás inspirado en aquel modelo histórico de la Moncloa”, agregó y completó: “Cada recambio institucional abre otra oportunidad. Ojalá entendamos que está en juego el destino no de unos o de otros, sino del conjunto de los que habitamos esta nación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password