Sergio Massa fue consagrado presidente de la Cámara de Diputados

El líder del Frente Renovador fue designado este miércoles nuevo titular del Cuerpo. Al proponerlo, Máximo Kirchner recordó las circunstancias que los llevaron a caminos distintos y que “derivaron en la llegada de un plan económico que trajo a la Argentina mucha desesperanza y desilusión”. El recuerdo de Monzó.

A las 15.17 Sergio Tomás Massa se sentó finalmente en el sitial que hasta ahora ocupaba Emilio Monzó, al frente de la Cámara de Diputados de la Nación. Acababa de ser ungido nuevo presidente en una votación a mano alzada, que solo contó con la abstención tradicional de los diputados de izquierda Nicolás del Caño y Romina del Plá.

Como corresponde, lo propuso para el cargo el titular del bloque Frente de Todos, Máximo Kirchner, que en su primer discurso como nuevo jefe del oficialismo en Diputados recordó que conoce a Sergio Massa “desde hace 15 años”, y en ese sentido recordó su trayectoria, al frente de la ANSeS, como intendente de Tigre y como jefe de Gabinete de su madre.

“Es alguien al que conozco desde hace mucho tiempo; he compartido con él muchos momentos, momentos políticos y también momentos más íntimos que se daban por aquellos años”, evocó el titular del bloque FdT, que a continuación, se ocupó de pasarle sutilmente factura cuando citó que “las prácticas y disputas políticas nos hicieron recorrer diferentes caminos, que de una manera u otra derivaron en la llegada de un plan económico que trajo a la Argentina nada de lo que había sido prometido en campaña y sí mucha desesperanza y desilusión”.

Máximo Kirchner señaló luego que “nos volvimos a encontrar acá y volvimos a conversar”. Aclaró que en las sesiones tuvieron muchas veces “posiciones diferentes, pero nunca perdimos la capacidad de diálogo”.

El hijo de los Kirchner enumeró luego a todos los sectores que componen a su sector, movimientos sociales, movimiento obrero organizado, pymes, cooperativismo, y en nombre de cada uno de ellos y “una diversidad que podemos presentar como bloque que proviene de una arquitectura electoral trabajada, discutida, debatida, ardua muchas veces, hoy empieza a tomar cuerpo con la llegada a la presidencia de Sergio Tomás Massa la dimensión institucional y la responsabilidad que la hora requiere”.

Máximo puso como desafío por delante “representar los intereses y cumplir la palabra empeñada en campaña de no defraudar y ‘dejar a gamba’ a la gente, que es la que la está pasando mal”.

Luego fue el turno de Mario Negri, quien acompañó la nominación de Sergio Massa “no solamente por un criterio numérico, sino en el convencimiento de que este recinto es un ámbito plural de ideas, pero donde uno se cruza de un lugar al otro de la banca, no para ser opositor del otro, sino porque la soberanía popular hace un juego mágico de la representación”. El jefe del interbloque Juntos por el Cambio dijo no dudar de que Massa “va a continuar con la línea de trabajo que tuvo Emilio Monzó como presidente, siendo nosotros un bloque minoritario a cargo del oficialismo”.

A continuación, Negri prometió al futuro oficialismo que “van a tener en nosotros no a un enemigo, van a tener adversarios que nos hacemos cargo de la responsabilidad que nos tocan. Pero advertimos también que sólo si todos se hacen cargo del pedacito de pasado sobre el que se ha tenido responsabilidad se podrá construir un país para todos”.

“Creemos que hay que terminar con la grieta, la grieta quedará en el debate de las ideas, pero la mejor forma es que funcionen los poderes como lo marca la Constitución, respetando unos a otros”, agregó.

Luego fue el turno de Graciela Camaño, que recordó conocer a Sergio Massa desde los 17 años, y luego recordó a quien el tigrense sucede, Emilio Monzó. Recordó la emotiva despedida que le hicieron hace algunos días y valoró la tarea del diputado del Pro que “nos dejó una impronta que creo que deberíamos intentar todos sostener”.

Destacó la “transparente” eficiencia del extitular del cuerpo, y “el respeto con el que nosotros nos vimos tratados por Emilio”. Refiriéndose luego a Massa, dijo que él tiene un plus: “su capacidad de trabajo y de gestión. Si juntamos las dos cosas vamos a tener un Poder Legislativo en serio”.

Camaño concluyó planteando que “el desafío es que podamos producir legislación, no esperar a que el Poder Ejecutivo nos mande legislación para abrir las puertas del Congreso. En nombre de esa vieja amistad, espero que lo logre”. Y agregó: “Esperamos de todo corazón que al Gobierno le vaya muy bien, que todas esas promesas de campaña se cumplan”.

A su turno, José Luis Ramón, presidente de uno de los nuevos interbloques que se estrenaron en esta sesión, destacó que “tenemos una oportunidad de contar con un hombre que entiende la política”, y le anticipó una petición: “Que la Cámara esté abierta. Que abra el Congreso, habilite las comisiones, que los bloques minoritarios avancen”.

FOTOS: HCDN

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password