A una semana de su sanción, la Ciudad derogó el nuevo régimen de residentes y concurrentes

La medida fue ampliamente rechazada por ese sector de los profesionales de la salud, quienes aseguraban que la misma profundizaba “la precarización” de la actividad. El texto sancionado el pasado jueves derogaba ordenanzas anteriores y establecía un nuevo marco regulatorio.

Tras el masivo reclamo de los residentes y concurrentes de todos los hospitales públicos de la Ciudad, la Legislatura porteña derogó por unanimidad -en la última sesión ordinaria del año- el nuevo “Régimen de Residencias y Concurrencias en equipos de salud” que había aprobado el pasado jueves, con el que establecía un nuevo marco regulatorio con el que se debían desempeñar estos profesionales.

De esta forma, a una semana de su sanción original, la Casa dio marcha atrás y la iniciativa volverá a ser tratada en la Comisión de Salud. Por ello se eliminó la derogación de las Ordenanzas número 40.997/85, 41.793/87, 45.146/91 y sus sucesivas y posteriores modificatorias a las cuales consideraba “desactualizadas y poco integradas con la dinámica actual de la formación profesional de posgrado en el sistema público estatal de la Ciudad”.

El texto -que había sido aprobado únicamente con los votos de Vamos Juntos- sostenía que dicho régimen “constituye una política estratégica, integral y de calidad para el desarrollo del capital humano, cuyo propósito es coordinar y complementar la formación de profesionales de los equipos de salud y de apoyo a los equipos de salud” y planteaba que las residencias implicaban una carga horaria mínima de 40 horas semanales y una máxima de 64, las cuales incluían la distribución de actividades formativas supervisadas durante días hábiles y no hábiles, y actividades de formación intensiva continua -también conocidas como “guardias”, si el Programa de Formación así lo contemplaba.

También sostenía que las guardias serán supervisadas y no podían superar las 24 horas corridas, luego de las mismas se debía garantizar a cada residente un descanso mínimo de 12 horas de cumplimiento efectivo fuera de la sede. Al mismo tiempo que contemplaba distintos tipos de licencias para los residentes (tales como las de maternidad, enfermedad, vacaciones, matrimonio, etc), incorporaba la perspectiva de género, establecía la remuneración mínima que estos profesionales deberían percibir, entre otras cuestiones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password