Aprobaron el Presupuesto 2020 y el ABL aumentará al ritmo de la inflación

La “Ley de Leyes” fue sancionada con 40 votos positivos, 15 negativos y dos abstenciones. La misma plantea un proyecto con déficit cero y estimado en más de 480 mil millones de pesos, de los cuales el 50,4% estará destinado a salud, educación, desarrollo social, vivienda y cultura.

Tras dos meses de atraso en su presentación y con un tratamiento exprés, la Legislatura aprobó con 40 votos a favor, 15 en contra y 2 abstenciones el Presupuesto de la Ciudad para el 2020, el cual plantea por tercer año consecutivo una norma “financieramente equilibrada y con déficit cero”, estimada en 480.833 millones de pesos y un tipo de cambio de 67,10.

La norma fue votada positivamente por los bloques Vamos Juntos y sus aliados de Evolución y el socialismo, obtuvo el rechazo de Unidad Ciudadana y la izquierda y la abstención de los monobloques del GEN y Mejor Ciudad.

Es así que el gasto primario totaliza 442.789 millones, lo que significa un 26% más de lo que se previó para el 2019. Mientras que los gastos corrientes ascienden a 399.378 millones y su concepto de mayor incidencia es el correspondiente a las remuneraciones del personal, cuya previsión es de 218.291 millones -es decir, un incremento del 34,4% con respecto a este año-.

De esta manera, la normativa sostiene que el 50,4% del presupuesto total se invertirá en áreas sociales, tales como: salud, educación, desarrollo social, vivienda y cultura. Asimismo, remarca que las partidas presupuestarias destinadas a las mismas “crecen en términos reales por encima de la inflación proyectada para el año 2020, la cual se prevé del 34%”.

Es así que el Ministerio de Educación recibirá 83.467 millones, lo que representa un crecimiento del 42,5% con respecto al 2019; el Ministerio de Salud presenta un crédito de 70.110 millones y un aumento del 40,2%; el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano tendrá una asignación crediticia de 21.278 millones, lo que implica un crecimiento del 37,1%; y el Ministerio de Cultura presenta una partida por 8.694 millones, es decir un 37,2% más con respecto a lo presupuestado para el corriente año.

Debido a que la seguridad es uno de los temas que más preocupan a los porteños, para el 2020 la Ciudad destinará 75.820 millones de pesos para el Ministerio de Seguridad, esto representa un crecimiento del 45%, lo que equivale a 23.511 millones de pesos más. Esta finalidad representa el 15,8% del presupuesto total y tiene como objetivo seguir dotando a las fuerzas de seguridad del equipamiento, la indumentaria y la tecnología necesaria.

En lo que respecta a la inversión en obras relacionadas a esta finalidad, se destaca la construcción de nuevas comisarías por 3.421 millones; el mantenimiento integral de los edificios de la Policía de la Ciudad por 1.032 millones; equipamiento para la Policía por 4.929 millones y el Plan de Seguridad Digital por 2.072 millones, entre otros.

La normativa promovida por el Ministerio de Economía continúa con la implementación del Consenso Fiscal acordado entre Nación y Provincias en lo que respecta a la baja gradual del Impuesto a los Ingresos Brutos. Asimismo, comienza a implementarse también la reducción del Impuesto a los Sellos.

Es así que el cumplimiento de ese acuerdo representará para la Ciudad un esfuerzo de 20 mil millones de pesos, siendo ese el estado provincial que mayor esfuerzo fiscal realizará. De ese total, aproximadamente 17.000 millones corresponden al tercer año consecutivo de baja de Ingresos Brutos, en tanto que la reducción de Sellos representará 3.700 millones.

Mientras que en lo que respecta al impuesto inmobiliario, el Gobierno porteño modificará la metodología que utiliza para calcularlo; en lugar de hacerlo con la inflación pasada (que fue del 52% interanual), para el 2020 la actualización de este impuesto estará en línea con la inflación del año próximo.

Lo que si se mantiene es que los vecinos que paguen el impuesto anual por adelantado tendrán un ajuste de sólo el 15%, pago que conllevará un efecto cancelatorio total. Mientras que aquellos contribuyentes que sean buenos cumplidores pagarán en enero 2020 un 6,6% menos que en diciembre de este año.

Cabe señalar que este es el primer Presupuesto en la historia de la Ciudad que incorpora la “perspectiva de género”, los cual implica una estrategia de visibilización y análisis de las acciones presupuestarias destinadas a mujeres, y a promover la igualdad entre los géneros y el respeto a la diversidad sexual.

El debate en el recinto

La primera en tomar la palabra fue la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villalba (VJ), quien además de brindar precisiones sobre la medida, señaló que el mismo “es la herramienta clave de todo Gobierno para promover el desarrollo económico y social, mejorar la distribución del ingreso, garantizar la integración de los más vulnerables con igualdad de oportunidad y desarrollo de las capacidades productivas de todos y todas” y remarcó que la “honra despedirme votando un presupuesto que incorpora con la perspectiva de género, somos la primera ciudad del país que lo incorpora. Colocamos a la Ciudad a la vanguardia”.

En contraposición el diputado de Autodeterminación y Libertad Fernando Vilardo manifestó que “este presupuesto claramente va a afectar las condiciones de vida de miles de millones de personas, esto lo deciden legisladores y legisladoras que cobran mucho más que el común de la población y por eso no lo van a sentir de la misma forma”.

Sobre esa misma línea Myriam Bregman (PTS) se preguntó “¿Cómo escondemos un Prespuesto que es una vergüenza? ¿Cómo escondemos el remate de tierras públicas? Buenos, se hace con una mega sesión” y manifestó que “le preocupa el presupuesto para salud y la cantidad que se destina para políticas de seguridad, eso no es ningún logro; que un presupuesto se tenga que destinar cada vez más al control social, da cuenta del fracaso de las políticas sociales”.

Mientras que la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, manifestó que “el proyecto del Presupuesto expresa un equilibrio fiscal y de gastos públicos por tercer año consecutivo, el tercero de los 13 años que la misma fuerza Gobierna en la Ciudad de Buenos Aires” y advirtió que “aunque suene llamativo, quienes durante años hablaron de bajar el gasto para equilibrar las cuentas públicas, en la Ciudad solo se dedicaron a profundizar un déficit fiscal que obligó a contraer más deuda”.

A su turno el legislador del GEN Sergio Abrevaya indicó que “el “Presupuesto conserva algunas costumbres, una es que en una proyección presupuestaria por debajo de lo que es obvio que va a ser, o le tienen más fe a Alberto Fernández que a su propio presidente o hay alguna cosa mágica que creen que va a ocurrir” y advirtió que “son leyes que están dibujadas, no las vamos a acompañar”.

Asimismo, el jefe del bloque Unidad Ciudadana, Mariano Recalde, denunció que “una vez más vemos que el Gobierno presenta un Presupuesto que es un dibujo, que aumenta y va incrementando el nivel de discrecionalidad, que vuelve a aplicar un ajuste en las partidas presupuestarias y no contemplan las cuestiones que para nosotros son prioritarias” y concluyó señalando que esta medida “contempla la baja en los impuestos para unos pocos, aquellos que más tienen”.

La sanción se dio durante la última sesión ordinaria en la Legislatura en la que también se dio curso a junto a otras normas de índole económico, como la ley Tarifaria -que incluyó la reformulación en el cálculo de la tasa del ABL- y el Código Fiscal vigente.

Además, los diputados dieron aval legislativo a la emisión en el mercado local de un título de deuda, por $9.000 millones, destinado a la cancelación de obligaciones con proveedores y de certificados de obra contraídos hasta el 31 de diciembre de este año.

“Es un presupuesto financieramente equilibrado, con superávit económico y primario, formulado con las mismas variables macroeconómicas proyectadas por el Gobierno nacional: una variación de la actividad económica de 1%, un tipo de cambio promedio de $ 67,1 y un nivel de inflación de 34%?, indicaron desde el Ejecutivo en el expediente presentado ante la Legislatura y que recibió sanción.

El cálculo de gastos que tendrá Horacio Rodríguez Larreta en el primer año de su segundo mandato alcanza los $480.833 millones y “continuará priorizando la inversión en las áreas sociales: Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura representan el 50,4% del presupuesto total?, agregaron desde el oficialismo local.

En tanto, en el proyecto, el Ejecutivo señaló que ?la Ciudad renovará los vencimientos de deuda que vencen el año próximo y que alcanzan los $29.980,3 millones? y prevé ?continuar con los desembolsos de los financiamientos para obras de infraestructura provenientes de los organismos multilaterales de crédito, que alcanzarán los US$ 350,8 millones?.

Por último, detalla las inversiones que hará, por ejemplo, en materia de Seguridad, área a la cual destinarán $75.820 millones, ?para seguir dotando a las fuerzas de seguridad del equipamiento, la indumentaria y la tecnología necesaria?.

La inversión en infraestructura en la Ciudad para el 2020 asciende a $81.167 millones, que serán dirigidos a obras en la red de subterráneos, intervenciones en las villas 20-Papa Francisco y Rodrigo Bueno y la finalización del segundo emisario del Arroyo Vega.

La legisladora de Vamos Juntos y presidenta de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, Paula Villalba, consideró que lo aprobado se constituye en “una herramienta clave para todo Gobierno para promover un desarrollo económico y social”.

Y destacó que “este Presupuesto es el primero que incorpora la perspectiva de género, que coloca la Ciudad a la vanguardia en una estrategia de visibilización y análisis de las acciones presupuestarias para promover la igualdad entre los género”.

Por su parte, la presidenta del bloque Peronista, María Rosa Muiños, aseguró que “el Presupuesto público de la Ciudad es una mentira” dado que no tiene en cuenta la modificación de la estructura de los ministerios que tendrá la gestión porteña desde el 10 de diciembre para el período 2019-2023, por lo cual pidió que “los nuevos ministros concurran en febrero a la Legislatura a explicar su plan”.

El legislador de Unidad Ciudadana, por su parte, dijo que el Presupuesto “es un dibujo que no contempla lo que para nosotros son prioridades”; al tiempo que el diputado del Frente de Izquierda dijo que el proyecto es “de ajuste”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password