Dos diputadas bonaerenses no pudieron jurar y define la CNE

Se trata de Liliana Schwindt y Adriana Cáceres, que pujan con varones por bancas que dejaron Daniel Arroyo y Guillermo Montenegro, respectivamente.

La jura de diputados registrada este jueves en la sesión que sirvió para completar buena parte de la Cámara baja tuvo al menos dos excepciones, a raíz de la controversia que se ha generado a partir de la aplicación de la ley de Paridad de Género y las objeciones que ello ha generado en quienes consideran que esa norma no debe tener retroactividad.

Dos legisladoras que se preparaban para asumir deberán esperar a que haya una resolución de la Cámara Nacional Electoral. Hablamos de la massista Liliana Schwindt y la secretaria general del Pro en Pilar Adriana Cáceres. La primera pugna con Marcelo “Oso” Díaz por la banca que deja Daniel Arroyo, y Cáceres lo hace con Marcelo Osmar del Sol por la que dejó Guillermo Montenegro.

En el caso de Cáceres, cuenta con una sentencia en primera instancia que la favorece. El juez federal con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, Adolfo Ziulu, determinó que debe ser ella quien reemplace al flamante intendente de Mar del Plata, aplicando un criterio por el cual la vacante deberá cubrirse según el orden sucesivo de la lista de 2017, previa a la sanción de la Ley de Paridad de Género.

En el caso de Schwindt, no hay ningún fallo, pero sí una cautelar de parte del dirigente del GEN Marcelo “Oso” Díaz y su partido que -expresó la exlegisladora massista- “impidieron mi jura como diputada nacional en el día de hoy”.

En Twitter, Schwindt habla de “injusticia” y de “la impotencia que estoy viviendo por estas horas”. Según cuenta, “llegó una notificación de la Justicia por una apelación presentada por Marcelo ‘Oso’ Díaz, y el GEN, que exige mi lugar usando la ‘paridad’ a su favor y pasando por alto la ley de cupo por la que fui en la lista del 2017. Y hasta que la Cámara Nacional Electoral no falle al respecto, no asumo, al igual que Adriana Cáceres del Pro”.

Liliana Schwindt explica que le corresponde “por ley” esa banca en reemplazo del ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, “porque ocupé el lugar consecutivo en la lista de candidatos a diputados nacionales de 2017 del espacio 1País, conformada con Ley de Cupo (que establecía un mínimo de 30% de candidatas mujeres en las listas)”. Pero sostiene que “el problema es que tanto Díaz, como otros inescrupulosos, quieren hacer valer la Ley de Paridad, reglamentada en marzo de este año para una lista que fue conformada en 2017 bajo la Ley de Cupo. Y solo para darles las bancas a hombres”.

“Me duele porque usan la Paridad en contra de las mujeres. El machismo sigue queriendo limitarnos”, concluye Schwindt.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password