Para Santoro los desafíos del Gobierno son “bajar la inflación y reactivar la economía”

El legislador porteño del FdT se refirió a la ley de emergencia pública que el Congreso buscará aprobar este jueves y a las últimas medidas económicas anunciadas por el Ejecutivo. Además insistió en que van a “utilizar todos los instrumentos disponibles para defender el interés nacional y ayudar a los más postergados”.

En la previa del debate en el Congreso nacional por la ley de emergencia pública, el diputado porteño del FdT Leandro Santoro se refirió a esa normativa y las últimas medidas económicas anunciadas por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, e insistió en que el Gobierno de Alberto Fernández tendrá como principales desafíos “bajar la inflación y reactivar la economía”.

En ese sentido, el legislador señaló que “la economía argentina tiene restricciones históricas, pero el tipo de deuda que tomo Mauricio Macri (disparatada en plazos y montos) las vuelve aún más severas” y remarcó que “para estabilizar y reactivar se necesita resolver el frente externo (dólares que entran y salen) y esto obliga a ordenar la macro”.

“Los ortodoxos históricamente lo hicieron con ajustes de ingresos (salarios y jubilaciones), aumento de tarifas, apertura importadora, baja de impuestos, toma de deuda y apreciación cambiaria. Al tiempo aparecía la restricción social (desocupación) y el ciclo terminaba en crisis”, añadió.

Además explicó que “por el lado de la heterodoxia el instrumental clásico presta servicios para salir de la recesión temporalmente, pero debido a la estructura productiva desequilibrada de nuestro país, el modelo cruje x el lado de la escasez de divisas y comienza a aflorar la inflación” e indicó que “con inflación, recesión, déficit fiscal y un brutal endeudamiento externo no hay margen para aplicar modelos puros de intervención económica. Motivo por el cual el desafío del Gobierno actual consiste en armonizar/secuenciar las demandas insatisfechas en el marco de un pacto social y ecualizar (en prioridades, intensidades y plazos) las políticas públicas en el marco de un plan general de Gobierno”.

Sobre esa misma línea, manifestó que ese plan “debe atender en primer lugar lo social inyectando recursos en la base de la pirámide, a los efectos de compensar asimetrías distributivas recientes y evitar tensiones mayores” y aseveró que “en segundo lugar lo financiero, a los efectos de patear compromisos externos para más adelante, capturar renta extraordinaria para generar condiciones de repago, acumular reservas q eviten corridas y sentar las bases para una política anti inflacionaria”.

“Por último, y una vez encausado el sector externo (principal desequilibrio), el gran desafío es bajar la tasa y aumentar la inversión tanto privada como pública, en el marco de un verdadero plan estratégico para el desarrollo”, aseguró y consideró que “todo esto requiere, además de consensos elementales un relato consistente que explicite visiones, objetivos, metas, métodos y plazos”.

A su vez, Santoro argumentó -en su cuenta de Twitter- que “el ministro Guzmán ya comenzó con ello al explicar anoche que el complejo desafío de bajar la inflación y reactivar la económica (simultáneamente) se vuelve más difícil aún en un país que carece de acceso a los mercados de capitales y que no tiene margen político para el ajuste”.

También manifestó que “queda por proponer un discurso que organice las ideas propositivas de mediano y largo plazo, para evitar operaciones mediáticas de desgaste, tan proclives durante los gobiernos peronistas en el marco de las típicas operaciones de pinzas entre la ultra izquierda troskista y la (cada vez más reaccionaria) derecha local”.

“Cómo dijo el presidente Alberto Fernández: ‘vamos a utilizar todos los instrumentos disponibles para defender el interés nacional y ayudar a los más postergados’”, precisó e insistió en que “la sociedad tiene que saber que tiene un Gobierno que la defiende; el Ejecutivo tiene que saber que hoy en América latina el poder se diluye rápido, el poder real tiene que saber que luego de la experiencia de Chile todos estamos obligados a ceder privilegios”.

Al mismo tiempo que sentenció que “la política tiene que saber qué no hay margen para errores y debe dar el ejemplo. La solidaridad es más poderosa que el egoísmo y en eso confiamos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password