El Gobierno quiere que se trate en extraordinarias una reforma judicial

Trascendió este fin de semana que ese tema será agregado al temario y hay premura por generar una modificación que licúe el poder de Comodoro Py.

El Poder Ejecutivo mostró de entrada la intención de mantener al Congreso activo durante este verano, una imagen que sin dudas de concretarse puede contrastar drásticamente con la que mostró a lo largo de casi todo 2019, exceptuando el final vertiginoso, pero reducido prácticamente a una sola ley y circunscripto a una sola sesión por cámara.

Se habló bien al principio de realizar sendas sesiones en el mes de enero, los miércoles 8 y 22, para tratar una serie de proyectos imprecisos, pues por entonces no había sido difundida aún la convocatoria a extraordinarias. De hecho, solo se daba por descontado el debate del Presupuesto, antes de fin de año, pero ya se sabe que eso fue luego descartado y habrá una prórroga del Presupuesto actual hasta que en marzo o abril se arme uno hecho de puño y letra de esta gestión.

Lo cierto es que en la ampliación del temario de extraordinarias firmado por el presidente Alberto Fernández para el futuro quedó claro que hay proyectos que el Congreso deberá analizar este verano y ya el presidente de la Cámara de Diputados anticipó que el miércoles 22 de enero habría una sesión para debatir al menos lo que quedó pendiente del Senado para ser ley: el nuevo Consenso Fiscal. Hay también elementos pendientes, como los proyectos para modificar jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos, que el Ejecutivo adelantó que mandará en el verano. Se verá cuando.

Pero lo que adelantó este domingo el diario Clarín en su portada es una reforma judicial que el Poder Ejecutivo estaría dispuesto a tratar ya en extraordinarias -tanta es la prisa sobre el tema-, por lo que podría figurar en la agenda prevista para el 22 de enero.

Según la información, el presidente Alberto Fernández tiene premura por conseguir una reforma de la Justicia Federal, a través de la cual podrían fusionarse los doce jueces federales con los magistrados en lo penal económico y los de instrucción.

La posibilidad de hacerlo en extraordinarias le daría al tema un trámite expeditivo como tuvieron las leyes de emergencia fusionadas en una sola ley aprobada en el término de 48 horas por ambas cámaras.

En el tema están trabajando no ya los legisladores, sino el propio presidente Fernández, que toma la cuestión jurídica como algo personal, su ministra de Justicia, Marcela Losardo, Gustavo Beliz y su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La idea sobre la que trabajan es ampliar la cantidad de jueces, de modo tal de licuar el poder de los actuales de Comodoro Py.

El tema fue impulsado el pasado 10 de diciembre por el propio presidente Fernández en la Asamblea Legislativa, donde dijo que “sin justicia realmente independiente no hay democracia”, y resaltó que “sin una justicia independiente del poder político no hay república ni democracia, solo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo del poderoso y a castigar sin razón a quienes lo enfrentan”.

“Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años, hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por quienes gobiernan y silenciadas por ciertas complacencias mediáticas”, disparó y continuó: “Por eso hoy vengo frente a esta Asamblea y todo el pueblo argentino a manifestar un contundente nunca más. Nunca más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, nunca más a una justicia contaminada por operadores judiciales, por procedimientos oscuros y por linchamientos mediáticos”.

“Al mismo tiempo estaremos reorganizando y concentrando los esfuerzos de la justica de modo que se pueda enfatizar con eficacia y transparencia la investigación del crimen organizado, el crimen complejo, el narcotráfico y la droga, que son flagelos que debemos abordar con carácter sistémico”, agregó.

El presidente del interbloque oficialista de Diputados, Mario Negri, se manifestó a favor de una reforma judicial, al recordar que “nosotros impulsamos la reforma judicial 2020. Coincido en que hay muchos jueces que llevan su agenda judicial al compás de la agenda electoral, pero quiero ver qué llega, porque una vez nos mandaron un proyecto de democratización de la Justicia y fue muy negativo”.

En cambio la Coalición Cívica adelantó ya sus reparos: “Vamos a estar alertas a lo que surja de esta propuesta de reforma judicial, y atentos a cuidar una justicia independiente sin impunidad”, expresó el titular del bloque en Diputados, Maximiliano Ferraro, que agregó: “Fueron anuncios y lineamientos de gobierno generales; queremos ser prudentes y vamos a verlos con precisión y seriedad antes de emitir opiniones definitivas”, advirtió.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password