Califican al de Lospennato sobre el aborto como uno de los mejores discursos feministas de la década

El encendido alegato de la diputada del Pro sobre el final de la maratónica sesión de la Cámara baja en 2018, trascendió claramente nuestras fronteras. Cómo fue la génesis del mismo.

“Me toca cerrar uno de los debates más largos, responsables y plurales que hemos llevado adelante en el Congreso en los últimos años”. Así arrancó el discurso de Silvia Lospennato sobre el final del histórico debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se dio en el recinto de la Cámara baja entre el 13 y el 14 de junio de 2018. Fue un discurso conmovedor, que como veremos trascendió las fronteras argentinas.

Prueba de ello es que fue considerado entre los mejores discursos feministas de la última década. Así acaba de reflejarlo la plataforma digital Brut, que pone al de Lospennato en una lista integrada por apenas siete discursos, no más. Entre ellos figuran el de la escritora Alyssa Royse, en el marco de la denominada “Marcha de las putas”, en 2011, pronunciado en Seattle, Estados Unidos, bajo la consigna “no es no”, que defendía el derecho de las mujeres a vestir como quieran sin ser acosadas.

El de la activista neoyorquina Lourdes Hunter es también citado en este listado, y en el mismo defendió la elección de las personas trans a vestirse según desean identificarse.

Se cita también el de la activista pakistaní Malala Yousafzai, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2017. Pronunciado en 2013 en la sede de la ONU, el de Malala Yousafzai fue un mensaje en defensa de los derechos de los niños y las mujeres. También en ese ámbito la actriz Emma Watson pronunció otro de los discursos que para la plataforma Brut quedaron en la historia. “Decidí que era feminista, y eso me pareció poco complicado. Pero mis investigaciones recientes me han mostrado que el feminismo se ha vuelto una palabra poco popular”, expresó la actriz que personificó a Hermione Granger en la saga Harry Potter, para agregar luego: “Creo que socialmente se me debe tratar con el mismo respeto que a los hombres. Por desgracia, puedo afirmar que no hay ningún país del mundo en el que todas las mujeres puedan esperar que se les reconozcan estos derechos”.

Otra actriz, Natalia Portman habló sobre el acoso que sufrió de parte de los propios medios de comunicación y de cuando el primer correo electrónico que recibió de un fan al cumplir 18 años era para decirle que quería violarla.

La lista continúa con el discurso de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi en 2015 en el Wellesley College de Massachusetts… y el citado de Silvia Lospennato en el recinto de la Cámara de Diputados de la Nación.

La diputada del Pro contó para el libro “Gobernar en Minoría. El karma de la gestión Cambiemos”, de José Angel Di Mauro, los detalles de ese discurso que no era el que originalmente iba a pronunciar. Aquí transcribimos algunos pasajes del libro publicado por Ediciones Corregidor a fines del año pasado en el que Silvia Lospennato cuenta la génesis de ese mensaje:

El discurso de Lospennato fue uno de los más conmovedores de esa histórica sesión. Ella lo había preparado el día anterior, cuando fue elegida por sus compañeros para hacer el cierre. Lo expuso ante sus colaboradoras y algunas compañeras de su bloque. Pero durante la noche, cuando pensó que perdían, cuando no aparecían los votos para ganar la ley, se dijo a sí misma: “Si no nos llevamos la ley, nos vamos a llevar el discurso. Yo no voy a dejar que todas estas miles de mujeres se vayan derrotadas a sus casas, porque la demanda es real, lo que sienten es real…”.

“Y entonces, rompí el otro discurso, que no tenía nada que ver, que era más autorreferencial, sobre mi proceso para entender por qué había que legalizar… Y dije. Voy a hablarles a todas estas mujeres que se movilizaron”, recuerda la secretaria parlamentaria de Cambiemos.

Así fue que a eso de las 4.30, 5 de la mañana, se puso a escribir un nuevo discurso. Escribía y tachaba, escribía y le iba pasando las hojas a Aldana Cardozo, su jefa de prensa, para que lo copiara en la computadora. La diputada conserva esos originales, escritos a mano alzada con varios bolígrafos, de un discurso que conmovió y que pronunció alrededor de las 9 de la mañana. Se emociona al recordar y lee el final de su encendido mensaje: “Este es el siglo de los derechos de las mujeres. Más tarde o más temprano, las jóvenes que portan en sus mochilas los pañuelos verdes van a conquistar los derechos que reclaman. En sus dedos está el poder de votar por nuestros derechos, que no les tiemble el pulso para hacerlo. Saquemos al aborto de la clandestinidad, legislemos por la salud y por la autonomía de las mujeres”.

Lospennato concluyó nombrando a “las mujeres que con su lucha nos condujeron hasta aquí: Marta Rosenberg, Marta Alanis, Nelly Minyerski, Diana Maffía, Mabel Bianco, Silvina Ramos, Virginia Franganillo, Silvia Oiserovich, Mariana Romero, Analía Messina, Silvia Juliá, Susana Chiarotti, Marcela Rodríguez, María Luisa Storani, Marcela Durrieu, Silvia Ausburger, Sandra Vázquez, Ruth Zubrigen, Giselle Carino, Natalia Gherardi, Mariela Belski, Raquel Asensio, Soledad Deza, Sabrina Cartabia, Agustina Ramón Michel, Edurne Cárdenas, Paola Bergallo. Por la memoria de Carmen Argibay, de Dora Koledesky, de Lohana Berkins y de Verónica Marzano. Por las Sororas, esta multipartidaria de mujeres que llegó para quedarse en la política argentina unidas en las diferencias, siempre a favor de las mujeres. Por las mujeres en sus casas, nuestras madres y nuestras hijas, que el aborto sea legal, seguro y gratuito. Que sea ley”.

Fue una decisión arriesgada, porque ya no dio un discurso estudiado, sino otro escrito a mano, que su asistente pasó a la computadora, que leyó una vez, le cambió tres cosas, se corrigieron las modificaciones, lo imprimieron y bajó para el tramo final de la sesión junto a Paola Bergallo -“mi maestra en estos temas, de quien yo aprendí todo”-, una jurista especialista en temas sexuales y reproductivos, una abogada feminista de la primera ola, que la formó y estuvo toda esa noche acompañándola.

Toda la tensión acumulada se le notaba en el rostro, y mientras bajaba alguien le dijo “arreglate algo la cara”. Fue al baño y al salir recién recibió la noticia: “Los pampeanos se dieron vuelta”.

Malena Galmarini y Brenda Austin le contaron la novedad, que le habían transmitido por mensajes de Whatsapp que no había leído. Concentrada en su discurso, no miraba el celular, y su secretaria no le pasaba los llamados. “¡Y no me podían decir que ya habían conseguido los votos!…”.

– Sil, se dieron vuelta los pampeanos, ¡ganamos la ley! –celebraron las mujeres.

Lospennato se quedó dura, se volvió hacia Paola Bergallo y Aldana Cardozo y les dijo: “¿Y qué hago con el discurso ahora?”. Porque ella había escrito ese discurso convencida de que perdían. “Decilo igual”, insistió la doctora Bergallo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password