Dos legisladoras nacionales al podio del 2019

La senadora Anabel Fernández Sagasti y la diputada Graciela Camaño fueron las ganadoras del Premio Parlamentario en la Cámara de Senadores y Diputados, respectivamente. Ambas legisladoras detallaron al Parlamentario su visión y el balance que les ha merecido la actividad en el Congreso de la Nación, como también lo que ha sido un año tan especial como 2019 y el cambio de gobierno.

Por Agustín Alvarez Parisi

Como sucede generalmente en un año electoral como fue 2019, la actividad legislativa decayó notoriamente en el Congreso de la Nación. En esto coincidieron tanto la diputada Graciela Camaño, quien durante parte del año fue jefa del bloque Federal, y sostuvo que “fue un año de puertas cerradas el Congreso”, como la senadora Anabel Fernández Sagasti, que a partir del 10 de diciembre ocupa el cargo de vicepresidenta del bloque oficialista, Frente para Todos, y consideró que “el balance en general no ha sido positivo”.

Parlamentario dialogó con ambas legisladoras respecto del premio obtenido, de lo que fue la labor en el Congreso, como también sobre la Ley de Emergencia Social, Sanitaria y Económica que se aprobó en sesión extraordinaria al culminar el año 2019.

– Por primera vez obtiene el Premio Parlamentario como la “senadora del año”. ¿Qué significa este premio para usted?

ANABEL FERNÁNDEZ SAGASTI: Para mí es un honor, porque hay legisladores con mucha experiencia, más en esta Cámara alta, por lo tanto es un honor que haya sido votada como la más laboriosa. Todo lo que encaro en mi vida lo hago con mucha pasión y compromiso, pero siempre es lindo el reconocimiento de tus pares, de los periodistas parlamentarios y los asesores, que son los que están trabajando todo el día con nosotros.

– En su caso, ya lo ha ganado varias veces. ¿Qué significa recibir una vez más este Premio Parlamentario?

GRACIELA CAMAÑO: Primero, agradecer la iniciativa que tiene la revista cada año tratar de auscultar entre todos para ver quien resulta más mencionado, porque de eso se trata entre todos los colegas. Por supuesto que es un honor recibir el premio y por supuesto que gratifica enormemente, máxime cuando tuvimos un año tan movido, porque al ser un año electoral 2019, con los reacondicionamientos que tuvo la política, de participar en un bloque casi durante todo el año, luego ir a ser parte de un bloque de cuatro diputados que decidimos ir en la avenida del medio, fue muy difícil. Así que quiero agradecerles a todos aquellos que consideraron a mi persona la diputada más laboriosa. Siempre es un honor recibir este premio.

– ¿Cuál es el balance del año legislativo 2019?

AFS: La verdad que el balance en general no ha sido positivo, en un año electoral hemos tenido muy pocas sesiones en el Senado y la agenda legislativa en la mayoría de los casos no ha sido una agenda de la gente, que es lo que nosotros desde nuestro bloque veníamos proponiendo. De modo que nosotros, que representamos a las provincias, por esta baja intensidad del anterior oficialismo, hoy oposición, no pudimos plantear los temas que aquejaban a las provincias y a la gente de nuestras provincias.

GC: El año pasado fue un año de puertas cerradas del Congreso. En lo que a mí respecta, la participación en el Consejo de la Magistratura me tuvo muy presente en la Cámara y fundamentalmente en el propio Consejo, o sea que no fue de puertas cerradas a mi propia labor. Pero realmente hubo muy pocas sesiones y esperamos que podamos tener un Poder Legislativo que realmente tenga independencia del Poder Ejecutivo.

– ¿Cómo cree que se trabajará en el Congreso de la Nación en esta nueva etapa?

GC: Soy de las que cree que el Poder Legislativo tiene mucho para dar, que la producción de leyes es importante; uno lo ve en los asuntos entrados, cuando los diputados presentan sus proyectos, ahí hay una gran producción, lo que está faltando es la producción colectiva, las reuniones de comisiones y está faltando que los proyectos lleguen al recinto. Me parece que ahí nos tenemos que dar la oportunidad entre todos de que las comisiones tengan el quórum y que podamos tratar los temas, de que el recinto tenga el quórum. Exigir a las autoridades de la Cámara que se trabaje, como en algún momento fue esta cámara, que todos los días miércoles se abría para el debate… Espero que esto vaya a ocurrir, honestamente espero que ocurra.

AFS: Esperemos tener un diálogo serio, sensato y muy claro con la oposición, en donde podamos reconstruir entre todos y poner a la Argentina de pie, como dice el presidente. La realidad es que la gente la está pasando muy mal y nosotros tenemos una gran responsabilidad, que es darle las herramientas al Ejecutivo para poder, primero, frenar la caída de la economía, y segundo, empezar a legislar para mejorarle la calidad de vida a la gente, que es por lo que estamos acá y trabajamos todos los días.

– ¿Cómo observa la nueva composición de las cámaras?

AFS: Para mí, más allá de las mayorías, que por supuesto es importante porque eso no solamente tiene que ver con la posibilidad de darle herramientas al Ejecutivo, sino con un respaldo nacional que tienen que ver con la figura del Presidente. Más allá de eso, nosotros tenemos que trabajar para que las leyes salgan con el mayor consenso posible, porque queremos discutir políticas de Estado, y para eso entiendo hay que trabajar para tener un consenso amplio. Esa es la meta que tenemos con el presidente de nuestro bloque, José Mayans.

GC: Creo que hay personalidades muy fuertes en el Congreso en esta oportunidad, y me parece que eso también les genera un compromiso de trabajo, van a ser muy visibles sino hay producción Legislativa. Espero que podamos tratar muchas leyes que están esperando su tratamiento; yo antes de fin de año presenté un trabajo muy interesante que hicimos con la gente que colabora conmigo de modificación de la ley de obras públicas con parámetros muy interesantes que tomamos de la nueva visión que tenemos que tener en materia de obra pública, en materia de control, de fijación de precios, en materia de corrupción, etc. Reitero: la producción legislativa está, los diputados individualmente trabajamos, pero tenemos que poner el esfuerzo para trabajar como cuerpo colegiado.

– ¿Con la Ley de Emergencia Social, Sanitaria y Económica que se aprobó en extraordinarias, se podrá revertir la difícil situación que atraviesa el país en distintos órdenes?

AFS: Es empezar por lo urgente; el tema sanitario, por ejemplo, para la compra de vacunas es algo urgente y esencial. Nosotros venimos denunciando hace mucho tiempo la falta de vacunas en las provincias. De hecho, se han presentado cuestiones de privilegio de varios senadores y senadoras denunciando que a sus provincias no llegaban las vacunas de sarampión. También el tema de HIV, muchas cuestiones que son urgentes y que se corre la vida en esto, por eso es una ley de emergencia y así fue tratada. Son las primeras herramientas que necesita el Ejecutivo Nacional para atender lo urgente y de ahí parar la caída, ir hacia lo estructural. Tenemos una renegociación muy complicada con una deuda muy abultada que deja el Gobierno anterior, pero también creemos que tenemos que trabajar en temas estructurales que también están en emergencia, como cuestiones para las Pymes y la producción, y empezar de nuevo con la rueda productiva de la Argentina, que es básicamente lo que el presidente Alberto Fernández llama a ponernos de pie. Va a ser difícil, va a costar, nosotros siempre lo dijimos, pero por supuesto que estamos dispuestos a poner el hombro para que eso suceda, y ojalá que la oposición entienda que esto lo tenemos que hacer juntos.

GC: Esto no es un programa económico, claramente es el primer paso para afrontar el problema grave que tiene el país con el endeudamiento y con un default técnico que fue declarado por el Gobierno anterior. Vamos a esperar a ver qué pasa.

– En el marco de esta ley que se aprobó de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, a los jubilados se les suspende por 180 días la actualización de su haberes por inflación, más allá de que se les dan dos bonos por un total de diez mil pesos. ¿Cuál es su visión en torno a este tema?

GC: Nosotros hemos sido muy claros respecto a las modificaciones que pretendíamos. Algunas de las modificaciones están presentes, nosotros pretendemos un piso que no afecte a una jubilación de 30 mil Pesos.

AFS: Mi visión es que estamos tratando lo urgente y la verdad que quienes cobran la mínima están por debajo de la línea de pobreza. Está este tema, está el de los medicamentos, es un paquete de medidas integral, es por solo 180 días y por supuesto que nosotros estamos dispuestos a atender lo urgente, pero luego empezar a atender al conjunto. Cuando uno está en una situación como la que está la Argentina, que es mucho peor de la que muchos creen, es verdaderamente una tierra arrasada, tenemos que empezar, como dijo el presidente en su discurso del 10 de diciembre, cuando asumió, tenemos que empezar por los últimos, por la emergencia. Entonces este paquete de leyes tiene que ver con eso, y de ahí subir en la escala. Muchos, la mayoría de los argentinos, la están pasando mal, no solamente quienes están en indigencia o bajo la línea de pobreza. La clase media también, los empresarios la están pasando mal, y ni hablar de las Pymes, los productores, y sobre todo las economías regionales y también los trabajadores en general. La verdad que es todo, pero bueno, habrá que empezar por lo urgente y me parece una decisión muy acertada del presidente.

– ¿Está de acuerdo con la aplicación del nuevo protocolo para aborto legal?

GC: Creo que hemos hecho de algo que tiene que ser normal, que es tener reglas claras respecto a un tema controversial pero que está reconocido por el Código Civil y el Código Penal, y que además de eso tiene fallos interpretativos y lo hemos puesto en un lugar en el que no deberíamos ponerlo, porque una cosa es el tema de la legalización del aborto y otra cosa es que un país tenga reglas claras en torno a determinadas circunstancias que hacen a un embarazo no deseado. Son dos cosas distintas. Nuestro país en ese sentido tiene muchos años, tantos como la existencia del Código Penal y el Código Civil para definir en ese sentido cuales son los límites. Me parece que se hizo mucha bandera de algo que no se debió hacer.

AFS: Por supuesto, es algo que está en el Código Penal desde 1923, por lo tanto me parece que es lo que corresponde.

– ¿Este año se podrá avanzar en una ley para legalizar la interrupción legal del embarazo?

AFS: Esperemos que sí, particularmente voy a trabajar para que eso suceda, después las decisiones las tomarán el presidente y la vicepresidenta, pero yo voy a trabajar para que lo podamos tratar nuevamente en el Congreso.

GC: Soy contraria a eso, porque tengo el convencimiento de que existe una vida, y creo que nosotros tenemos que tutelar todas las vidas, no solamente la de aquel que salió del vientre materno, sino de aquel que está en el vientre materno.

– Usted presentó un proyecto sobre cupo femenino y que fue aprobado el último año.

AFS: Sí, presenté un proyecto que fue ley, y es el de cupo femenino en festivales de música. La verdad que cuando me lo trajo un colectivo de músicas y autoras de la Argentina, todas ellas de diferentes provincias, y cuando las empecé a escuchar qué es lo que sucedía cuando subían a un escenario o intentaban trabajar, me sentí muy empatizada con lo que ellas contaban. Luego empezamos a trabajar y en cada una de las provincias, se constituyeron colectivos de mujeres para contarle a los diferentes legisladores, incluso hacer legislaciones provinciales que tengan que ver con esto. La Argentina es rica en festivales, sobre todo en el verano, entonces se armó una red, un colectivo muy lindo que incluso pudimos comentarle a los senadores y a los productores en general de que se trataba, que no era contra nadie sino en favor del trabajo y también de quienes amamos la música, soy una amante de la música, tener la posibilidad de escuchar otros talentos que vienen de voces femeninas. Para mí, a partir de la sanción de esta ley la Argentina es un poquito más justa. Estoy muy contenta de poder haber sido el canal, que me haya elegido a mí este colectivo de música para poder presentar este proyecto y haberlo concretado en ley.

GC: Reitero, presenté un trabajo muy interesante que hicimos con la gente que colabora conmigo de modificación de la ley de obras públicas, con parámetros muy interesantes que tomamos de la nueva visión que tenemos que tener en materia de obra pública, en materia de control, de fijación de precios, en materia de corrupción, etc.

– ¿Qué proyectos le quedaron sin concretar?

GC: Tengo varios proyectos en carpeta, algunos vinculados al medio ambiente y otros a temas institucionales.

AFS: Varios, porque no tuvimos la posibilidad de ponerlos en agenda, pero tengo muchos proyectos que tienen que ver con lo productivo, con las cadenas de valor de las economías regionales, que es un tema estructural que hay que abordar. También tengo pendientes proyectos de recursos hídricos, de justicia, juicios por jurado que lo pude implementar en Mendoza. Yo fui quien le llevé ese proyecto al exgobernador y se implementó en la provincia. Bueno, este proyecto no lo pudimos tratar en la Nación, en definitiva quedan varios y esperemos poder aportar una diferente voz para que puedan ser discutidos.

– ¿Qué proyecto tiene para presentar especialmente para Mendoza?

AFS: El de las cadenas productivas es para mí el central; los productores primarios, sobre todo los pequeños y medianos productores hace mucho la están pasando muy mal, como muchos argentinos, pero esto se ha profundizado, y entiendo que ellos tienen mucho que aportar a la lucha contra el hambre que plantea el presidente, pero además entiendo que es una cuestión estructural que tenemos que abordar nacionalmente. Esto no es solamente una de las voces de Mendoza, sino que es una problemática de todas las economías regionales, cada una con sus cadenas productivas.

– ¿Cuáles son sus expectativas del nuevo gobierno de Alberto y Cristina?

GC: Son 8 años de falta de crecimiento o crecimiento negativo;la responsabilidad es de dirigentes de ambos gobiernos. Deseo que acierten, porque en el medio están millones de personas que esperan una oportunidad, pero soy cauta.

AFS: Mis expectativas son de esperanza, porque ponen prioridad en lo humano, en lo que realmente importa, estamos hablando de medicamentos, vacunas, de producción, de trabajo, de los jubilados, de los medicamentos de los jubilados. No nos vamos a conformar con eso, pero en una casa no poder pagar las tarifas es un tema de todos los días y alguien que no lo ha vivido no lo puede comprender. Tengo la tranquilidad que Alberto y Cristina lo comprenden, lo entienden y lo sienten, y por eso las primeras medidas han sido para tratar de resolver esa situación para luego ir por los temas estructurales.

– Usted habló de Alberto y Cristina. ¿Cómo cree que será la relación entre ellos?

AFS: La relación será como lo es hoy, son un equipo donde el presidente de la Nación es el titular del Ejecutivo y la vicepresidenta es quien preside el Senado de la Nación, y el Frente de Todos tiene esta característica de ser diverso, pero por eso yo lo veo mucho más enriquecedor, porque hay muchos puntos de vista y es menos probable que se nos escapen las situaciones que están pasando los argentinos cuando tenés más voces y diferentes puntos de vista. Un gran desafío, pero entiendo que es lo que necesita la Argentina hoy.

– ¿Considera que será un gobierno bipolar?

GC: No existen gobiernos bipolares. Este es un gobierno con una fórmula de carácter, deben ser prudentes, tienen una responsabilidad…

– ¿Cómo visualiza el futuro del país?

AFS: Siento que hay muchas esperanzas en los argentinos y nosotros lo entendimos desde el Senado de la Nación, por eso hicimos un superbloque con todos aquellos que participamos en el Frente de Todos, que teníamos que estar a la altura de la responsabilidad que nos da la historia y para eso vamos a trabajar todos los días. Estamos muy contentos de estar todos juntos.

GC: Veo el futuro difícil… No veo dirigentes políticos trazando el mediano y largo plazo. Todo es coyuntura y la coyuntura es “parche”.

Fernández Sagasti: “Mis sueños siguen intactos”

Nacida hace 35 años en Godoy Cruz, provincia de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti es abogada, martillera pública y corredora de comercio, egresada de la Universidad Nacional de Cuyo. Es senadora nacional por la provincia de Mendoza del Frente de Todos, y el año pasado fue candidata a gobernadora en su provincia. Joven dirigente de La Cámpora, es una de las legisladoras más cercanas y de mayor confianza de Cristina Kirchner, quien la designó en el Senado como vicepresidenta del bloque Frente de Todos, y será titular de la estratégica Comisión de Acuerdos de la Cámara alta.

– ¿Qué significa para usted que Cristina la haya elegido vicepresidenta del bloque del Frente para Todos?

– Para mí es una responsabilidad muy grande y estoy muy agradecida con los compañeros de banca que me han dado esta confianza para hacer un gran equipo con un gran senador como es José Mayans. Estamos trabajando mucho, los dos somos de trabajar mucho y tratamos de cumplir con las expectativas de todos los senadores y tener los resultados que necesitamos para dar los instrumentos al Ejecutivo y para poder traer la voz de las provincias al Senado, que eso es el Senado, la representación en igualdad de cada una de las provincias. En este Gobierno federal que ha propuesto Alberto creo que los senadores vamos a tener mucho que aportar, también esto va ser un gran desafío.

– ¿Cristina es una perseguida política?

– Por supuesto, estoy convencida de eso.

– ¿Por qué?

– Si uno ve esa defensa magistral que ella hizo, uno puede ver todos los pormenores que tienen cada una de las causas en la que ha sido llamada por la justicia, sin embargo pienso que hay que hacer lo que ella hizo, estar a derecho y comprobar la malicia con todo este lawfare fue armado por el anterior gobierno, por algunos medios de comunicación e incluso por intereses dirigidos desde afuera, es algo continental, no es algo que sea exclusivo de la Argentina. Me alegra mucho que el presidente haya declarado el 10 de diciembre que nunca más queremos eso en la Argentina, sea del partido político que sea, nunca más por pensar distinto, por alzar la voz para defender a los argentinos alguien tenga que sufrir y lo que sufre hoy la expresidenta y sus hijos.

– ¿Le molesta que sean estigmatizados ustedes los dirigentes y militantes por ser de La Cámpora?

– A mí no es que me moleste, no es una cuestión de molestia, entiendo que la juventud en general siempre ha sido un punto de inflexión en la historia. Nosotros estamos acá para intentar hacer las cosas mejor, aprender y sobre todo aportar una Argentina diferente. Hay algunos que no les interesa que cambien algunas cosas en la Argentina y ese es el conflicto de intereses que se da. Por lo tanto entiende de quien viene y porque viene y si sucede eso es porque nosotros estamos en el buen camino.

– Más allá del resultado ¿qué significó en su carrera política ser candidata a gobernadora de Mendoza?

– Fue un sueño que lo estuvimos construyendo hace muchos años. La verdad que el Frente de Todos y mi partido, pertenezco al Partido Justicialista me ha dado el honor de competir en un espacio y luego los compañeros haberme votado para que sea la candidata a gobernadora, es un orgullo inigualable y una experiencia inolvidable, porque si bien yo recorro todo el tiempo la provincia, pude recorrerla con más profundidad. La realidad es que hay muchas cosas por hacer en Mendoza, muchos sueños que todavía quiero cumplir. Esta caminata sigue y sigue desde el aporte de una mendocina que elige a Mendoza como su lugar en el mundo y ve a los mendocinos como su familia, entonces voy a seguir peleando y representando los intereses de Mendoza como siempre.

– ¿Se volvería a presentar como candidata a gobernadora?

– Los sueños siguen intactos, dentro de cuatro años se verá, pero personalmente mis sueños siguen intactos de poder ser la primera gobernadora mujer de Mendoza.

Camaño: “Nosotros no somos acompañadores automáticos”

Nacida en Presidencia Roque Sáenz Peña, provincia del Chaco, hace 66 años, Graciela Camaño es desde muy joven militante del justicialismo. Su trayectoria indica que primeramente se recibió de maestra y trabajó como docente. Ingresó como diputada nacional en 1989 y actualmente está realizando su 8ª período legislativo en el Congreso de la Nación. En 2002 renunció a su banca para ocupar el cargo de ministra de Trabajo del gobierno de Eduardo Duhalde.

Siendo diputada cursó la carrera de abogacía en la Universidad de Morón donde se graduó e n el año 2011, para luego en esa misma casa de altos estudios obtener el doctorado en Ciencias Jurídicas. Integra actualmente el Consejo de la Magistratura. Tiene cuatro hijos y 9 nietos.

Es la legisladora nacional que más veces (6) obtuvo el Premio Parlamentario como la diputada más laboriosa.

En 2013, cuando se conformó el Frente Renovador encabezado por Sergio Massa, se incorporó a esta alianza como una figura femenina fuerte del peronismo. En 2015 ingresa nuevamente como diputada y ocupa le presidencia del bloque Federal Unidos por una Nueva Alternativa. En 2017, luego de la salida de Massa de la Cámara baja, queda a cargo del bloque y del interbloque Renovador-UNA, convirtiéndose así en la principal voz del massismo en la Cámara de Diputados. En junio del año pasado, Camaño se distanció de Massa cuando el dirigente de Tigre se acercó al kirchnerismo. Camaño adhirió a Consenso Federal liderado por Roberto Lavagna.

¿El bloque de Consenso Federal que usted integra va a trabajar en forma alineada o en consonancia con el oficialismo?

– Nosotros somos un bloque totalmente separado de lo que es el bloque del oficialismo, no vamos a trabajar en consonancia con nadie, vamos a llevar nuestros propios proyectos y vamos a trabajar de acuerdo con lo que decidamos los once diputados que integramos este bloque, donde tenemos diputados de Santa Fe, de la provincia de Buenos Aires y diputados de Córdoba.

– ¿Es decir no van acompañar iniciativas que vengan de la Casa Rosada?

– Si las iniciativas que vienen de la Casa Rosada son para resolver el problema de los argentinos por supuesto que las vamos analizar y las vamos acompañar, pero nosotros no somos acompañadores automáticos.

– ¿Cristina es una perseguida política?

– No, perseguida política no. Cristina Fernández de Kirchner es una política mujer y muchos tienen actitudes machistas por ese motivo. Pero son dos cosas muy distintas.

– ¿Confía que la Justicia dejará en claro todas las causas penales que pesan sobre Cristina?

– Hay una deuda muy grande en el Poder Judicial argentino, se juzgan y condenan muy mal los delitos del poder.

FOTOS: Oscar Barraza/Prensa Fernández Sagasti

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password