Aprobaron licencia de De Mendiguren para obturar el ingreso de un opositor

La Cámara baja aprobó licenciar sin goce de sueldo al diputado massista para hacerse cargo de la presidencia del BICE. El Frente de Todos pierde un voto.

Mascullando bronca se debe haber quedado este miércoles el dirigente del GEN Marcelo “Oso” Díaz, al ver que se evaporaban definitivamente sus posibilidades de asumir como diputado nacional. Pasa que el exdiputado provincial esperaba que una eventual renuncia de José Ignacio de Mendiguren para sumir como presidente del Banco de Inversión y Comercio (BICE) le permitiera sentarse en una banca de diputado nacional, pero finalmente eso no sucederá, pues se optó por darle licencia a De Mendiguren.

La misma fue aprobada al principio de la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados. Lo anunció el jefe político del extitular de la Unión Industrial, Sergio Massa, quien con una amplia sonrisa cumplió el trámite de hacer votar la licencia de De Mendiguren por este período y el próximo, sin goce de sueldo, tras lo cual dijo: “Lo invito a retirarse del recinto”. Y ahí se fue De Mendiguren, para dirigirse al BICE a hacerse cargo de esa entidad.

El problema que siempre se planteó para el oficialismo era que la salida de De Mendiguren le hacía perder una banca y los números están demasiado ajustados como para correr esos riesgos. Es que en su lugar asumiría Marcelo “Oso” Díaz, un histórico diputado provincial del GEN de Margarita Stolbizer, cuya asunción fue trabada primero por una cautelar presentada por la massista Liliana Schwindt, quien figuraba quinta en la lista original (Jorge Sarghini estaba sexto y asumió en lugar de Felipe Solá, y Díaz era séptimo). Schwindt -que se ha comprometido a sumarse al Frente de Todos si vuelve al Congreso- argumenta para asumir que a ella le corresponde por la ley de cupo por la que integró la lista en 2017. La Cámara Nacional Electoral tendrá que definir esta situación.

En caso de que la Cámara acepte el planteo de Schwindt, y sean mujeres las que reemplacen a varones, deberá hacer un planteo también Mónica Litza (Frente Renovador), que había sido designada inicialmente secretaria general de la Presidencia de la Cámara baja, cargo al que renunció para ser secretaria de Empleo de la Nación, pero finalmente terminó siendo vicepresidenta del Correo Argentino. Parecería un poco desprolijo hacerla renunciar para completar el mandato de otro diputado, pero no les quedaría otra.

Para hacer de “tapón” mientras tanto, se le aprobó una licencia a De Mendiguren, quien si la CNE favorece a las mujeres terminará renunciando, pero mientras tanto el Frente de Todos perderá un voto. Aunque de ser necesario alguna vez en estos dos años, se puede apelar a que de Mendiguren deje de lado la licencia y vuelva a su banca. Se verá.

Por lo visto, lo que se ha logrado sortear es el impedimento que planteaba la Carta Orgánica del BICE para que ocupen cargos en ese organismo quienes “formen parte de los cuerpos legislativos y judiciales, ya sea nacionales, provinciales o municipales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password