Avanza en Diputados el debate sobre la sostenibilidad de la deuda

El Frente de Todos se encamina a aprobar el proyecto del Poder Ejecutivo que le da un respaldo institucional al ministro Guzmán para iniciar las negociaciones.

Por Carolina Ramos

El Frente de Todos se encamina a aprobar en la Cámara de Diputados, con apoyo de casi todo el arco opositor, el proyecto del Poder Ejecutivo que declara “prioritaria para el interés de la República Argentina” la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa.

La iniciativa, que busca darle un respaldo institucional a las negociaciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, será votada en horas de la noche, y hasta ahora solo el Frente de Izquierda manifestó su rechazo.

El proyecto abarca la deuda regida por ley extranjera, puntualmente los bonos emitidos en los canjes de 2005 y 2010, y también los títulos públicos emitidos a partir de 2016, principalmente bajo ley de Nueva York. El texto incluye la renuncia a invocar la inmunidad soberana contra el embargo y ejecución de determinados bienes.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, señaló que, si bien esta ley no es necesaria para llevar adelante la negociación, servirá para “la fuerza negociadora” de Guzmán frente a los acreedores.

En ese sentido, cuando el debate llevaba más de una hora, Elisa Carrió pidió la palabra y pidió acelerar la votación. “Hay momentos de un país donde todos los argentinos debemos estar unidos. Debemos darle respaldo a nuestros negociadores que están en Estados Unidos”, enfatizó.

En el que podría ser su último discurso como diputada -su renuncia se hará efectiva en marzo-, “Lilita” advirtió que “los bonistas anotan cada palabra que se dice y eso después sale en la sentencia en contra de la Argentina”.

La titular de la Comisión de Finanzas, Fernanda Vallejos, cargó las tintas contra la gestión de Cambiemos: “Entre 2015 y 2019, un problema estructural de nuestra economía, la restricción externa, fue llevado al límite. Se restauró un modelo que privilegió la valorización financiera del capital en detrimento de la producción, el trabajo y la economía real”.

“Los años 2018 y 2019 van a quedar en los anales de la historia argentina por haber sido récord de fugas de capitales. En ese bienio salieron 55.000 millones de dólares, es decir, 10.000 millones más que el total de los desembolsos que se realizaron a partir del acuerdo que la anterior administración firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, alertó.

El radical Gustavo Menna recogió el guante y recordó que los títulos involucrados en esta negociación fueron emitidos en 2005 y 2010. “No es cierto que estemos tratando deuda externa contraída en el gobierno de Cambiemos”, dijo, y agregó: “No se trata de una competencia de atribución de responsabilidades, sino de hablar de este tema en serio”.

De todos modos, se preguntó: “Si no era con endeudamiento, de qué otra manera hubiese sido posible sostener los compromisos del Estado nacional a partir de 2015?”.

El salteño Andrés Zottos, del Interbloque Federal, se refirió al tema de la deuda de las provincias – y pidió incorporarlo al texto de la ley. “La deuda es una sola, acá hay una sola Argentina, y la deuda que tienen las provincias forma parte de la deuda del país”, indicó.

En la misma sintonía, el mendocino José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo), exigió que en la mesa de trabajo donde se tratará la cuestión de las deudas provinciales participen representantes de los otros espacios de la oposición -no solo Juntos por el Cambio- y también enviados de las provincias.

“Sé que hoy estamos discutiendo la deuda externa y que hay que darle esta herramienta al Poder Ejecutivo, pero también es necesario que las provincias podamos participar de la mesa de diálogo para ver de qué manera se reestructura la deuda interna”, dijo.

Sin embargo, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio mantienen el acuerdo al que llegaron a última hora de la noche, por el cual la discusión se dará entre representantes del Poder Ejecutivo y legisladores de ambas fuerzas. Ese compromiso fue plasmado en un proyecto que presentó el radical Mario Negri horas antes de la sesión.

Por el Frente de Izquierda, Romina Del Plá (Partido Obrero) denunció que “el pago de la deuda, su renegociación, nos lleva inexorablemente a una nueva quiebra nacional”, y añadió que “en el camino se van a intentar todo tipo de ajustes, y ese sacrificio nacional no nos va a evitar el quebranto, porque la deuda es impagable”.

El proyecto autoriza al Ministerio de Economía a emitir nuevos títulos públicos para modificar el perfil de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital; determinar las épocas, plazos, métodos y procedimientos de emisión de nuevos títulos públicos; y designar instituciones o asesores financieros para que actúen como coordinadores en el proceso de estructuración, entre otras facultades.

Todas las operaciones que se realicen quedarán exentas de todos los impuestos, incluido el IVA, tasas y contribuciones nacionales existentes y a aplicarse en el futuro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password