Lousteau pronosticó que la negociación de la deuda será “difícil” y resaltó el apoyo opositor

El senador abogó por que “el Gobierno tenga la capacidad, el apoyo, los conocimientos técnicos y el temple necesarios para encarar una negociación que va a ser difícil”.

El senador nacional Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) pronosticó en la sesión de este miércoles que la negociación por la deuda externa será “difícil” y en ese sentido destacó el acompañamiento de la oposición al proyecto del Poder Ejecutivo.

Lousteau explicó en primer lugar que “desde el punto de vista de los instrumentos jurídicos, muchas de las cosas incluidas ya están incluidas en leyes existentes”.

En ese sentido, mencionó que la Ley de Emergencia Pública sancionada en diciembre “contiene muchas de las cosas que hoy estamos debatiendo”, y agregó que el artículo 65 de la Ley de Administración Financiera “permite al Ejecutivo hacer operaciones de crédito público”.

Por eso, consideró que la ley en debate es en realidad “una manifestación de nuestro respaldo a una negociación que va a ser difícil”.

“Cuando uno habla de incapacidad de endeudarse por el costo de ese endeudamiento, está hablando de insustentabilidad, o como mínimo, de problemas de liquidez”, precisó el economista.

Detalló que el monto de los vencimientos de este año se calcula en “65.000 millones de dólares”, lo que equivale a “18 puntos del PBI”, lo que “manifiesta que hay una situación de fragilidad, donde todos tenemos que trabajar mancomunadamente para ver cómo salimos de este embrollo”.

Por otra parte, Lousteau indicó que el proyecto solo se refiere a la deuda bajo legislación extranjera, que representa “el 45% de la deuda” y “nada más que el 15% de los vencimientos que tenemos en 2020”. “Esta ley solamente va a permitir un instrumento para una parte del enorme monto de deuda que tiene la Argentina”, resumió.

También advirtió que “hemos pasado alrededor del 40% de nuestra vida en democracia en default”.

El senador observó que “recién en 2016 terminamos con los holdouts y cuatro años después estamos hablando otra vez de la renegociación de la deuda”.

“Si queremos tener una reestructuración que en cuatro o cinco años no vuelva a ser abierta, tenemos que ver dónde están nuestros problemas administrativos y dónde se genera la deuda”, opinó.

Sostuvo en ese marco que “la fuente principal” de la deuda “es cuando hay déficit”, pero señaló que hay muchos otros motivos.

Por eso, consideró que “es muy complejo señalar con el dedo”. “Lo único que estamos diciendo es que la culpa es del otro”, se quejó, al indicar que “en todos los casos ha habido mala praxis con el desendeudamiento”.

Por último, destacó que “la ley es necesaria para dar respaldo a aquellos que van a negociar, pero también debemos encarar esas negociaciones con otro tipo de confianza entre nosotros, pensando que la construcción de una Argentina colectiva es posible”.

Finalmente, abogó por que “el Gobierno nacional tenga la capacidad, el apoyo, los conocimientos técnicos y el temple necesarios para encarar una negociación que va a ser difícil”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password