El oficialismo convocó a Diputados para debatir las jubilaciones de privilegio

En una semana corta como la que viene, el Frente de Todos llamó a una sesión especial para el próximo jueves para tratar el proyecto sobre jueces y diplomáticos. El miércoles, plenario de comisiones.

Este ha sido un verano infrecuente en el Congreso. No con tantas sesiones como había sugerido inicialmente el oficialismo, ni el tratamiento de tantos proyectos como deslizaron, pero sí con más reuniones que las que en definitiva se esperaban. Y sesionarán  hasta el último día, con la convocatoria ya oficializada en el Senado para el 28 de febrero, para tratar el proyecto de ley de góndolas. Pero un día antes ahora se ha convocado a sesionar también en la Cámara baja: para tratar el proyecto sobre jubilaciones de privilegio.

Toda una sorpresa, porque hay una regla no escrita que indica que en las semanas con feriados difícilmente se sesiona. Era poco probable entonces que en esta última semana de febrero, con los dos feriados de carnaval, y sobre todo con la obligación de los legisladores de asistir este 1° de marzo a la Asamblea Legislativa -los que vengan el miércoles deberán quedarse hasta el domingo-, se pudieran dar sendas sesiones en ambas cámaras. Pero así será, parece, según se ha convocado.

En el caso de la Cámara baja, se oficializó para el jueves 27 a las 12.15 la convocatoria a una sesión especial para debatir el proyecto sobre jubilaciones de privilegio del personal judicial y diplomático. Tres días antes del inicio del período ordinario.

Este fin de semana se formalizó también el giro del proyecto a las comisiones de Previsión y Seguridad Social, y Presupuesto y Hacienda. Esta última comisión, presidida por Carlos Heller; en el caso de Previsión y Seguridad Social, la comisión será constituida a las 13.30 y será presidida -según pudo saber parlamentario.com– por el entrerriano Marcelo Pablo Casaretto, del Frente de Todos. Se trata de  un contador de 52 años recibido en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Río, que se inició en la función pública durante la gestión del gobernador Jorge Busti y a fines de 2017 fue designado por Gustavo Bordet al frente del IAPV. No es un hombre ligado al kirchnerismo.

A las 14 arrancará el plenario que buscará emitir dictamen, y en ese ámbito Juntos por el Cambio expresará su rechazo al tratamiento exprés del proyecto. Por el contrario, pedirán formalmente sean citados al plenario los ministros Marcela Losardo (Justicia), Claudio Moroni (Trabajo); el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi; y representantes de la Asociación de Magistrados, de la Asociación de Fiscales y de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), el gremio que conduce Julio Piumato.

Además, el interbloque pedirá que en las comisiones se informe cuál es el diagnóstico actual, es decir, un detalle de la cantidad de jueces, fiscales y defensores oficiales que están en condiciones de jubilarse y de quedar alcanzados por la propuesta de ley, que entre otras cosas lleva a 65 años la edad jubilatoria; establece el 82% móvil sobre un promedio de los últimos diez años; y aumenta en un 7% los aportes adicionales.

En una postura similar se ha plantado el jefe de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, autor de un proyecto en tándem con Piumato para incorporar a los trabajadores judiciales al régimen especial de jueces, con el fin de ampliar la base de aportantes, llevando ese aporte al 15% para todas las categorías.

Está claro que el oficialismo  no atenderá los requerimientos de la oposición. Lo cierto es que Ramón no descartó ante parlamentario.com que su interbloque aporte al quórum si se convoca a sesionar el jueves. “Tenemos que hacer un análisis de la viabilidad del sistema. Nuestro bloque quiere saber cómo se ve afectado el derecho de los trabajadores del Poder Judicial, que son el 80% del sistema”, expresó ante la consulta de este medio.

Como sea, al oficialismo no le será fácil avanzar con el proyecto del Ejecutivo sin conceder cambios, y tampoco podrá sesionar el jueves sin la ayuda de la oposición. Si Juntos por el Cambio resuelve no dar quórum, el Frente de Todos -con 118 propios- debería recurrir a los interbloques de Ramón o Eduardo “Bali” Bucca para asegurar el número. Y, por supuesto, tener asistencia perfecta… en una semana atípica.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password