JxC denunció la presencia irregular de Scioli aportando al quórum y se retiró del recinto

Un gran escándalo desató la presencia del designado embajador en Brasil sentado en su banca. El oficialismo argumentó que la renuncia no había sido aprobada.

La presencia en el recinto del embajador designado en Brasil por este Gobierno, Daniel Scioli, para aportar al quórum, generó una airada reacción de parte del bloque Juntos por el Cambio, que consideró inválida esa situación y terminó retirándose del recinto prometiendo llevar el tema a la Justicia.

Fue el corolario de un largo debate que siguió a la dificultosa obtención del quórum y concluyó con un Mario Negri denunciando una “anomalía y anormalidad” en el Congreso.

Todo comenzó cuando en el arranque de la sesión, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, planteó una cuestión de privilegio al cuerpo al afirmar que se había alcanzado el quórum con un miembro que ya no pertenecía al cuerpo, “el exdiputado Scioli”. El cordobés recordó que por orden del día 540, Scioli había sido designado embajador en Brasil. Obviando ese detalle, Negri dijo que con el exgobernador bonaerense se alcanzó el quórum “con una persona, con un colega que había sido diputado, que dejó el cargo, tuvo acuerdo en la comisión del Senado y fue votado en el Senado”. Así las cosas, calificó el caso como “una situación de anormalidad en la que no hubiese querido estar”.

Mario Negri denunció la “anomalía” que interpretaba por la presencia de Scioli dando quórum.

“No es un hecho que pueda pasar por alto, que se resuelva ni peleándonos, ni a los gritos… Es de absoluta anormalidad y torna inválido el quórum con el que se dio inicio a la sesión”, sostuvo Negri.

Le respondió Massa, asegurando que “hasta que haya aceptación de la renuncia por parte del cuerpo” Scioli seguía siendo diputado. “Y este cuerpo no ha tratado la renuncia del diputado Scioli”.

Intervino el propio Scioli, quien señaló entre gritos del diputado radical Ricardo Buryaile que recién el 3 de marzo se hará formalmente cargo de la embajada, y como el caso no ha sido publicado en el Boletín Oficial, consideraba que seguía siendo diputado.

Daniel Scioli dijo que recién será embajador a partir del 3 de marzo.

Sergio Massa quiso dar por concluido el tema y le dio la palabra al diputado Marcelo Casaretto, miembro informante por el oficialismo, pero Facundo Suárez Lastra  pidió la palabra para plantear otra cuestión de privilegio, al considerar “vulneradas las prerrogativas que la Constitución y el reglamento otorgan”, y denunció al oficialismo por hacer un “rigor absoluto del uso de las mayorías”.

Se quejó luego por tener que tratar un proyecto que había ingresado al Congreso el 14 de mayo y que hubieran pasado dos semanas “sin siquiera convocar a las comisiones para tratar el tema”, y luego se le diera “un día para tratar en comisión y al día siguiente tratarlo en el recinto”. A su juicio, “deberían suspender en forma inmediata” la sesión, teniendo en cuenta que en 48 horas hábiles se iniciaba el período de sesiones ordinarias.

“Estamos para derogar los privilegios, no para que se atropelle al Congreso de la Nación”, enfatizó, y concluyó dirigiéndose al presidente de la Cámara, al que dijo haber visto en su momento En una cancha de fútbol llena diciendo que iba a “limpiar de corruptos la Argentina”, ante lo cual le pidió: “Ayúdenos a que este Congreso pueda hacerlo”.

Sergio Massa dijo que haber hecho una alusión personal iba a contestarle después personalmente, y reiteró que Scioli sería embajador en el momento en que se publicara su designación en el boletín oficial.

Arrancó finalmente y entre gritos Casaretto con su discurso, pero  minutos después le fue concedida la palabra a Mario Negri, quien señaló: “Nos anima el mismo interés respecto a que no haya privilegios” y aseguró que siempre habían sostenido que debían trabajar para derogarlos. “Llegamos a esta sesión con dictamen de  minoría; estuvimos 30 minutos y 15 más, cosa que no fuimos beneficiarios nosotros durante mucho tiempo… Pero quiero decir que no es un problema de horas ni de minutos. Se ha producido una absoluta anormalidad, disfrácenlo como quieran, acá no se le dio (a Scioli) licencia para ser embajador un rato”.

Recordó entonces que el excandidato presidencial ya había estado en Brasil, se había reunido hasta con el presidente del país vecino y que “de la noche a la mañana, porque les falta uno, lo sientan en la banca… Es una vergüenza en la que han metido al Congreso nuevamente. Trae a recuerdo a lo peor de los 90, que todos creíamos superado”.

A continuación negó que estuvieran eludiendo debatir el tema de las jubilaciones de privilegio. “De ninguna manera, y lamentamos que además sean cómplices de esta anomalía y anormalidad que se ha producido en el Congreso”, agregó, y dirigiéndose a Massa, le dijo: “Si usted no levanta la sesión, nos vamos a levantar y vamos a judicializar esta cuestión. ¡No lo queríamos, ustedes lo buscaron!”.

Dicho lo cual, todos los diputados de Juntos por el Cambio se levantaron y abandonaron el recinto.

“Avasallar al Congreso”

Al retirarse del recinto, Negri, escoltado por Cristian Ritondo (Pro) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI), enfatizó ante la prensa que Daniel Scioli “no es más legislador, es embajador”. “¿Tenían la necesidad de rebuscarse de esa manera, o era mejor buscar un acuerdo con la oposición?”, cargó contra el oficialismo.

Muy irritado, el radical expresó su “preocupación” de que “se quiera volver a avasallar el Congreso” y “se quiera volver a lo peor de la década de los ’90”. Pero además, le pidió al presidente Alberto Fernández que “se pronuncie por esta anormalidad” que “ha sido un atropello”.

Antes de ingresar al Salón Delia Parodi, donde ya se habían refugiado algunos diputados de JxC, Negri se descargó contra el presidente de la Cámara baja: “Pensé que (Sergio) Massa iba a preservar lo él tiene que cuidar en esta Casa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password