Suspendieron el Consenso Fiscal y las rebajas en IIBB en la Ciudad

La Legislatura porteña aprobó con 33 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones una serie de modificaciones a la Ley Tarifaria, mediante las cuales dejaron sin efecto el acuerdo suscripto en 2017 y 2018 entre el Gobierno nacional, el de la Ciudad y las provincias.

En la primera sesión ordinaria del año y con el dictamen favorable de la Comisión de Presupuesto, la Legislatura porteña sancionó con 33 votos positivos, cinco negativos y dos abstenciones un proyecto de ley que había sido remitido a esa Casa por el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, a través del cual suspendió el Consenso Fiscal de 2017 y 2018 y adhirió a un nuevo acuerdo con el Gobierno nacional.

La medida contó con el acompañamiento de GEN, UCR-Ev, PS y VJ;  el rechazo de PTS, FIT, PO, CF y AyL;  y la abstención de UC y los diputados de la CC ARI, y puso a la Ciudad de Buenos Aires en consonancia con la administración del presidente Alberto Fernández , quien ya los había cancelado temporalmente con anterioridad.

Asimismo, el distrito capitalino adhirió al nuevo Pacto Fiscal firmado por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el alcalde local en el que se “acordó suspender hasta el 31 de diciembre del año 2020” lo relativo “a la rebaja del Impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB), del Impuesto Inmobiliario y del Impuesto a los Sellos entre otros”. En tanto el Estado nacional prevé un alivio fiscal de 60 mil millones de pesos para las 23 provincias y para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con esta medida.

Para poder congelar esos gravámenes, la Legislatura porteña también aprobó con 50 votos a favor, nueve en contra y una abstención una serie de modificaciones a la Ley Tarifaria, las cuales ya se encontraban previstas en el artículo dos de esa normativa, la cual había sido votada en 2019 por los legisladores de esa misma Casa.

El debate en el recinto

Al respecto de la medida, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero (VJ), indicó que “lo que estamos haciendo es suspender el Consenso Fiscal Federal, que es un acta acuerdo que firmó el presidente de la Nación con los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno, que deja sin efecto la reducción que venía aparejando en la gestión de Mauricio Macri en 2017 y 2018; entonces nos retrotrae a que en este año volvamos a la base del impuesto que fueron en 2019”.

Al mismo tiempo que insistió en que “no se trata de ningún aumento de impuestos sino que lo que hacemos es mantener en 2020 los mismos impuestos que en 2019” y precisó que “en este caso se van a ver beneficiados dos o tres sectores, uno de ellos es la industria del conocimiento, que al haberse suspendido la ley nacional a todos aquellos que tengan registro, la Ciudad de Buenos Aires los va a incluir dentro de lo que es industria. Por lo cual, hasta los que facturen 130 millones de pesos por año, van a pagar cero pesos de Ingresos Brutos”.

En tanto la vicepresidenta segunda de la Legislatura, María Rosa Muiños (FdT), explicó que “este acuerdo fue acompañado por todas las provincias del país, a diferencia de lo que ocurrió con los Consensos Fiscales de 2017 y 2018” y remarcó que desde ese espacio entienden que “es parte del pensamiento liberal pensar que bajar los impuestos, significa que no aumenten los precios, pero eso no fue lo que ocurrió el año pasado”.

Además el trotkista Gabriel Solano (PO) manifestó que las sesiones ordinarias “debutan con un pacto entre el Gobierno de la Ciudad y el Nacional, el cual fue elaborado no por Alberto Fernández o por Horacio Rodríguez Larreta, sino que fue diseñado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).  Tenemos al FMI en casa, aplicando una política de ajuste” e insistió en que “este ajuste no es solamente para los jubilados, los docentes, los empleados estatales, sino que es para todas las provincias y para la Ciudad. Lo que se está aprobando acá es una suma de impuestos que va a terminar pagando la población, lo que va a significar una reducción de su capacidad adquisitiva”.

A su turno, Martín Ocampo (UCR-Ev) precisó que “acá estamos votando algo que tiene que ver con una consecuencia de una decisión que se ha tomado a nivel nacional” y detalló que el radicalismo acompaña la medida “porque entendemos que es un valor la posibilidad de arribar a acuerdos, necesitamos de más pactos y de políticas consensuadas”.

“El sistema tributario de la Ciudad es el sistema de ingresos públicos de la Ciudad y esto es lo que permite realizar políticas públicas, creemos que el Estado tiene tener esos ingresos  para poder desarrollando estas políticas. Cuando votamos por estos impuestos votamos por la educación, la salud, la seguridad”, añadió.

Por otro lado, el diputado de Consenso Federal, Eugenio Casielles, remarcó que “este Consenso Fiscal tenía más un tinte electoralista, ya en ese momento nos dimos cuenta que había cosas que no se podían cumplir y eso se terminó viendo mucho más adelante” y detalló que celebra “el diálogo entre el presidente y el jefe de Gobierno, pero queremos dejar claro que no está bien que cada vez que asume un nuevo Gobierno haya que cambiar Leyes Tarifarias”.

Asimismo, el legislador del GEN Sergio Abrevaya destacó que “la Argentina se tiene que decidir por los impuestos progresivos e ir hacia ellos, esto es lo que no hizo el Consenso Fiscal anterior y que puede hacerse hoy” y recordó que “el anterior continuaba con un régimen de coparticipación que no resolvía el problema que había, dado que la Nación consumía demasiado; ese acuerdo no resolvía esa cuestión de fondo y este tampoco lo hace”. No obstante, aclaró que “hoy tengo que acompañar este nuevo Consenso Fiscal porque si no se afectaría más a la Ciudad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password