Cristina llamó a colgar un pañuelo blanco en las casas este 24 de marzo

A través de un video posteado en sus redes sociales, la vicepresidenta de la Nación recordó el aniversario de lo que definió como el golpe que “instauró en nuestro país el primer ciclo neoliberal”.

La vicepresidenta de la Nación recordó en las redes sociales el Día de la Memoria.

Desde el aislamiento al que se sometió tras regresar de Cuba junto a su hija Florencia -en cuyo departamento de San Telmo se alojó a partir del domingo por la noche-, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recordó en las redes sociales un nuevo aniversario del golpe perpetrado el 24 de marzo de 1976.

“Hoy se conmemora en la Argentina el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia”, arranca la exmandataria a través de un video de un minuto y 41 segundos. Y agrega, como referencia netamente política hacia ese pasado lejano y el pasado reciente: “44 años han transcurrido desde el último golpe cívico militar. Aquel golpe que mediante un régimen de terror instauró en nuestro país el primer ciclo neoliberal”.

Cristina agrega allí que “a lo largo de los años la sociedad argentina supo convertir esta jornada en un día de celebración de la vida y la esperanza. Quizás por la irrupción de jóvenes que tomaron la posta y el legado de aquellas mujeres que con pañuelos blancos en la cabeza buscaron hijos e hijas. Y aun hoy siguen buscando nietos y nietas”.

En una referencia hacia este presente en tiempos de pandemia,  puntualiza la exmandataria que “este aniversario será distinto: por primera vez en muchos años los argentinos y las argentinas no marcharán por las calles de la patria para acompañar a las madres a las abuelas y a los hijos”. Y agrega: “Por primera vez, esa larga bandera con los rostros de los desaparecidos y desaparecidas no será empuñada por miles de manos”.

“Este año tenemos que quedarnos en casa -enfatiza-. Para cuidarnos y para cuidar también a los demás”. Tras ello, en el video que muestra imágenes de las marchas alegóricas al 24 de marzo, de una joven Estela de Carlotto marchando alrededor de la Pirámide de Mayo, y de la propia exmandataria junto a figuras de las entidades de derechos humanos, como la titular de Abuelas y Hebe de Bonafini, concluye diciendo que “la memoria no puede ni debe detenerse. Colgar un pañuelo blanco en nuestras ventanas, en nuestras puertas, nuestros balcones, será seguir construyendo memoria entre todos y todas. Memoria verdad y justicia para que estemos más unidos, organizados y solidarios que nunca”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password