Con veladas críticas a la anterior administración, Fernández descartó reducir sueldos de funcionarios

Sin nombrar a nadie en particular, pero con claras referencias a los integrantes del Gobierno de Cambiemos, tildó los reclamos de ajustar los haberes de la política como “un acto muy demagógico”.

“Sé que estos funcionarios no están robando la plata”, remarcó el presidente.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, salió al cruce de la propuesta de la oposición -que contó con la anuencia de numerosos oficialistas- de recortar los sueldos de funcionarios y legisladores para contribuir con ese gesto al sistema de salud en esta emergencia. Y lo hizo con críticas y descartando la posibilidad de avanzar en ese sentido.

Por el contrario, para el mandatario actuar en ese sentido sería “un acto muy demagógico”.

Sobre el tema fue consultado por radio Mitre, a propósito de la decisión de la Corte Suprema de destinar el 25% de los sueldos de sus integrantes para destinarlos Hospital Muñiz. Fernández consideró que “cada uno tiene derecho a donar su sueldo si es gente que está en condiciones de hacerlo”, y respecto de los integrantes de su administración, dijo tener “un gobierno de ministros y de funcionarios que no tienen fortunas, no tienen cuentas en el exterior, no tienen bienes, no tienen empresas, que realmente viven de sus sueldos”.

“Son funcionarios a los que llamo a las 7 de la mañana y atienden, y los vuelvo a llamar a las 12 de la noche y me siguen atendiendo. Y a las 10 de la mañana de un día como hoy los cito a Olivos y están todos viniendo para acá. Sé que estos funcionarios no están robando la plata”, expresó.

Fiel a su estilo, el presidente fue más allá de responder sobre un tema del que descree. La emprendió elípticamente contra quienes impulsaron la movida y a los que atribuye la autoría intelectual de los cacerolazos en ese sentido: los miembros del Gobierno anterior. “No somos un gobierno de CEOs”, le faltó decir, aunque lo dijo en otras palabras. Para ellos fue la respuesta, más allá de que inmediatamente después de que desde Juntos por el Cambio se elevara un pedido para reducir los gastos de la política, el presidente de la Cámara de Diputados redoblara la apuesta, y luego varios legisladores del oficialismo expresaran su disposición para donar parte de sus haberes.

“Hay un presidente que desde las 7 de la mañana hasta las 2 o 3 de la mañana está atendiendo lo que está pasando en cada lugar del país”, insistió, agregando que él atiende hasta “cuestiones personales”. Así las cosas, remató, en referencia a la rebaja de sueldos, volviendo a emprenderla contra el macrismo, sin citarlos: “La verdad es que eso me parece un  acto muy demagógico. No tienen los argentinos un presidente que trabaja una semana y se toma dos de vacaciones. Me parece un acto muy demagógico, porque además los sueldos del Estado no son sueldos importantes hoy, y estoy hablando de la administración pública”.

Agregó que en su administración no hay “nadie que esté robando plata, nadie ñoqui, nadie que esté recibiendo un sobre por izquierda” y recordó que su Gobierno terminó con “los fondos secretos de la Agencia Federal de Inteligencia, que hoy están destinados al coronavirus, no a enriquecer a los funcionaros. Entonces, como actuamos así, no me vengan con esas cosas porque después nos llaman populistas a nosotros”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password