Por el coronavirus, el Gobierno porteño se endeudará por 150 millones de dólares

Los diputados de la Ciudad autorizaron con 53 votos positivos y 4 abstenciones al Ejecutivo a contraer empréstitos para atender la emergencia sanitaria decretada por el presidente Alberto Fernández.

Durante la sesión especial de este martes que se realizó en el Salón Dorado, la Legislatura porteña autorizó con 53 votos a favor y 4 abstenciones un pedido del Gobierno de la Ciudad para tomar una deuda millonaria para atender a las necesidades que surjan a raíz de la pandemia por el Covid 19.

La medida impulsada por el Ejecutivo contó con el acompañamiento de VJ, FdT, UCR-Ev, GEN, CF, PS y la abstención de PO, PTS, FIT y AyL.

Con esta ley a la que el Parlamento le dio su visto bueno, el Gobierno de la Ciudad podrá contraer empréstitos con Organismos Multilaterales de Crédito, Bancos de Desarrollo e Instituciones Financieras por un monto máximo de hasta 150 millones de dólares o su equivalente en pesos; con un plazo de amortización de un año.

En los fundamentos de la medida, el Gobierno de la Ciudad explicó que “a raíz de esta situación de emergencia y a fin de mitigar su impacto en la población, resulta procedente la adopción de medidas tendientes a la protección de salud como consecuencia del brote del Covid 19, garantizando la atención sanitaria y el acceso a las prestaciones médicas de la población”  y concluyó señalando que “a tales efectos, se prevé el acceso a líneas de financiamiento provenientes de fuentes internacionales y/o a emisión de títulos de deuda en el mercado local o internacional”.

Por otro lado, la Casa también aprobó con 53votos positivos y 4 abstenciones otro pedido del Gobierno porteño para ampliar el bono a proveedores, el cual ya había sido colocado en el mercado por nueve mil millones de pesos; pero a raíz de esta medida, ese bono se incrementará a 18 mil millones.

El debate en el recinto

Al respecto de estas medidas, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero (VJ), indicó que “el objetivo, es como viene siendo en los últimos años, colocar la mayor parte de esta deuda en pesos, pero dadas las condiciones del mercado financiero local, es muy importante dotar al  Poder Ejecutivo de la flexibilidad suficiente para que pueda obtener los recursos en la moneda que están disponibles”.

La diputada de AyL Marta Martínez aseguró que está convencida de que “tendrían al menos que habérselos consultado (a los ciudadanos) respecto a qué medidas tomar frente a esta emergencia. Nadie mejor que ellos y ellas para diseñar las mejores políticas para enfrentar esta pandemia. Sin embargo, como ocurre siempre, estos proyectos se elaboran a espaldas de los trabajadores y del pueblo en general”.

Asimismo, Sergio Abrevaya (GEN) explicó que “en este intento por resolver las cosas se dictó esta cuarentena, esto nos obliga a prestarle una mayor atención a la recesión porque venimos de ocho años en recesión y ahora le sumamos esto” y resaltó que “los Gobiernos tienen que resolver esta situación, por lo que ambos pedidos de préstamos me parecen lógicos, pero nosotros tenemos que exigir el destino de esos fondos”.

“Los más afectados han sido los que menos tienen, pero enseguida le siguen los cuentapropistas y las PyMEs quebraron o están al borde de la quiebra, por eso hay que ayudarlos”, manifestó.

En tanto el trotskista Gabriel Solano (PO) consideró que “tenemos que ser muy críticos, estamos frente a una oportunidad perdida” y advirtió que “si le preguntáramos a un vecino seguramente nos preguntará que hicimos por los médicos, los enfermeros, cuantas camas nuevas abrimos o que vamos a hacer para paliar la situación económica actual y como afecta a los trabajadores; nosotros vamos a tener que responderles que no aprobamos nada de eso, que en esta sesión no se atendió a la situación sanitaria ni que se discutió nada sobre los trabajadores de la salud, y no es porque no hubiese proyectos presentados en ese sentido”.

Mientras que la presidenta de la Comisión de Salud y legisladora de la UCR-Evolución, María Patricia Vischi, manifestó que “las circunstancias que estamos atravesando son difíciles, queda claro que más allá de los aplausos y las donaciones, todo es poco” e indicó que “es una situación que nos está llevando más allá de nuestros límites y son los médicos y enfermeros los que están arriesgándolo todo para luchar día a día contra el Covid 19”. Asimismo pidió que una vez que la pandemia pase, el Parlamento de lugar a la discusión por la ley de profesionales de la salud, para que los enfermeros puedan ser incluidos dentro de la misma.

Por su parte, la vicepresidenta segunda de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños (FdT), explicó que “el proyecto de toma de deuda está flojo, no explicita con qué fin se está tomando esta deuda” y remarcó que “esta pandemia nos pone en una encrucijada, en donde debemos aumentar el gasto y a la vez poner a la población en un aislamiento que produce recesión”.

“Habría que reasignar gastos en el presupuesto para aquellas cosas que no sean esenciales, como por ejemplo la publicidad. Tenemos que conocer la inversión pública sobre la salud y la educación, ya que hay denuncias al respecto de la calidad de los alimentos que se reparten en barrios y colegios”, afirmó en relación a los gastos establecidos en el Presupuesto 2020 e hizo especial hincapié en la emergencia sanitaria que comenzó por el dengue.

A la vez que el socialista Roy Cortina (PS) argumentó que “nuestra Ciudad es la zona más afectada, básicamente porque el virus se expandió a través de los aviones, y la ciudad es quien más recibe a los turistas, los aviones y una mayor densidad de población”  y aseveró que “estamos estamos tratando iniciativas que surgen de una situación inédita, no son caprichosas, y estamos haciendo un trabajo conjunto con el Gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y todos los otros gobernadores. Son medidas que se han evaluado en conjunto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password