Tras el dictamen de Casal, Cristina Kirchner presiona a la Corte

Un día después de que el procurador general de la Nación se pronunciara en contra de su pedido, la vicepresidenta emitió una serie de tuits en los que sostuvo que cuando el Tribunal Superior quiere tratar algo, “lo hace”.

Un nuevo round entre la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y la Corte Suprema de Justicia, a la que días pasados presentó un pedido de certeza para que estableciera si las leyes surgidas de una sesión virtual de la Cámara alta tendrán respaldo legal. Luego de que el procurador general de la Nación, Eduardo Casal, se pronunciara en contra del pedido -aunque su dictamen no es vinculante-, la titular del Senado emitió una serie de tuits para ponerle presión al Tribunal Supremo.

Lo hizo adjuntando lo que definió como un “imperdible hilo de tuits” de la directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort -quien fue la que hizo la semana pasada la presentación en cuestión-, en el que “explica que cuando la Corte suprema de Justicia de la Nación quiere tratar y resolver un asunto, lo hace… independientemente de cualquier legislación y jurisprudencia…”.

En su serie de tuits, Peñafort sostiene que “las leyes son lo que los jueces dicen que son”, porque “son los jueces los que tienen la última palabra respecto a si una ley o una decisión es constitucional. Y si no lo es entonces esa ley o esa decisión no será válida”.

Tras poner una serie de ejemplos los cuales la Corte Suprema de otros tiempos no hizo caso a los procuradores. “Casal, con un nivel de actualización jurisprudencial nada envidiable, te cita -y mal, encima- casos de 1865. Como dice mi amigo @domingorondina, esos son los que hacen autopsias del derecho”, precisa Peñafort, que agrega: “Pero por muy forenses que sean, no pueden parar la evolución del derecho. Como no pudieron parar la acción de amparo que tanto usamos hoy. Dice Casal que no hay caso. Me acuerdo otro caso en el que no  había caso. También es bastante conocido. Porque es el caso Fayt”.

Recuerda en ese sentido que en 1994, cuando se modificó la Constitución, Carlos Fayt tenía entonces 76 años y la nueva Carta Magna establecía que los jueces podían serlo hasta los 75. “¿Alguien le pidió la renuncia a Fayt? -se pregunta la directora de Asuntos Jurídicos del Senado-. Nadie. Pero Fayt pidió una declaración de certeza y el Poder Judicial vio caso”.

“Tanto vio caso el Poder Judicial, que terminaron declarando inconstitucional la Constitución!”, afirma, y vuelve al procurador general actual, señalando que “quiere decirnos que no hay caso. Como si la pandemia no existiera y como si sesionar no fuese un riesgo cierto para un montón de personas”.

Para Peñafort, “caso hay”, pero Casal está “intentando proteger las 12 mil fortunas que deberán pagar el impuesto a las riquezas. Poniendo obstáculos”, señala en referencia al proyecto de ley que impulsa Máximo Kirchner en Diputados y por el cual está claro que Cristina Kirchner quiere que el Congreso sesione. Irónica, Peñafort señala que Casal ya protegió al fiscal Carlos Stornelli, e ironiza: “Picarón, ya te conocemos las mañas!”.

Tras hablar de un “ring imaginario del debate jurídico están Casal, tomando el te con Macri, Stornelli y los 12 mil millonarios. En la otra esquina están los millones de argentinos que necesitan que el Estado los asista”.

La funcionaria del Senado concluye diciendo que “es la Corte Suprema quien tiene que escribir la historia con sangre o con razones. Porque la vamos a escribir igual. Como cantan los Redondos: ‘Fijate de qué lado de la mecha te encontrás’”.

Concluido el hilo de Peñafort, Cristina pone como ejemplo los casos Fayt y Bussi, para concluir: “Cuando la Corte Suprema tiene la voluntad de ‘proteger y garantizar derechos’… hay caso. Claro que siempre es bueno analizar qué derechos son los que quieren proteger y garantizar”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password