El bar de una ministra violó la cuarentena

Se trata de un local de Havanna en la capital de la provincia de Tucumán.

Gran polémica se generó en la capital tucumana porque en un local de la conocida cadena Havanna rompió la cuarentena para atender al público que se sentó en sus mesas a consumir sus productos, a prácticamente un mes de la imposibilidad formal de hacerlo, aislamiento general obligatorio mediante.

El dato saliente es que la franquicia pertenece nada menos que a la ministra de Gobierno de la provincia y su esposo. En efecto, Carolina Vargas Aignasse y su esposo Martín Salas le compraron oportunamente la franquicia en la provincia a la extenista tucumana Mercedes Paz.

El hecho fue difundido en las redes sociales con foto, y la empresa se defendió asegurando que la gente que se veía en las mesas del local de la calle 24 de Septiembre al 700, en el microcentro de San Miguel de Tucumán, estaba esperando su pedido, pero en realidad el mismo estaba siendo consumido allí.

Así lo interpretaron las autoridades municipales que procedieron a labrar una multa y clausurar el local

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password