Thourte pidió flexibilizar la cuarentena para los chicos de la Ciudad

La legisladora de la UCR-Evolución diálogo con parlamentario.com para analizar el impacto que el aislamiento social obligatorio tiene en los niños y adolescentes, y advirtió que están expuestos a mayores situaciones de violencia, dado que el 70% de los abusos sexuales se dan dentro del ámbito familiar.

Debido a que la Argentina lleva más de un mes de aislamiento social obligatorio a causa de la pandemia del coronavirus, la diputada de la UCR-Evolución y ex especialista de Protección de Derechos en Unicef, Manuela Thourte, dialogó con parlamentario.com acerca de la necesidad de flexibilizar las condiciones de la cuarentena para todos los menores de 18 años.

Es que si bien el Gobierno nacional decidió avanzar en ese sentido, el Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires rechazó esa posibilidad dado a que con una población de más de tres millones de personas sería muy difícil poder controlar que se cumpla con la restricción.

Por su parte, Thourte advirtió sobre el impacto negativo en los aspectos sociales y emocionales de los niños, la extensión de la cuarentena. “Es que hay muchos chicos que viven en situación de hacinamiento crítico en todo el país; no tienen acceso a internet ni una computadora a su disponibilidad para mantener el contacto con sus amigos y seguir las clases de manera virtual”, indicó.

-¿Cómo evalúa las medidas que se están implementando desde el Gobierno nacional y el de la Ciudad para prevenir el avance del coronavirus?

-Me parece que son medidas muy acertadas, sobre todo teniendo en cuenta la experiencia de los países europeos, se reaccionó bastante rápido. Veo con buenos ojos que estén empezando los testeos masivos porque es algo clave para intentar aislar a las personas que estén contagiadas, y poder empezar a abrir el aislamiento social obligatorio al resto de las personas.

-Usted presentó en los últimos días un proyecto para flexibilizar la salida de los niños a la vía pública con fines de esparcimiento. ¿Podría explicar brevemente en que consiste la iniciativa?

-Nosotros presentamos junto con el bloque UCR-Evolución un proyecto para instar al Gobierno de la Ciudad para que considere aliviar las condiciones de aislamiento de los niños. En este momento, las personas menores de 18 años son las únicas que no pueden salir a la calle; pueden salir los adultos responsables que conviven con ellos, pueden salir las personas de riesgo de más de 70 años pero los niños siguen siendo los que , después de un mes de aislamiento, no pueden salir a la calle.

Presentamos esta propuesta que tiene que ver con la experiencia internacional y que se está haciendo en la mayoría de los países europeos, incluidos España e Italia, que es permitirle a los niños salir a la calle una hora por día. Saldrían de acuerdo al último número de DNI del niño, en un radio de 500 metros de su casa para que puedan andar en bici, triciclo, cochecito o lo que sea; deben salir con un adulto responsable. La idea es que puedan ver la luz del sol y pasear un rato.

De esta manera, los lunes, miércoles y viernes saldrían los chicos cuyo último número de documento sea 1, 2, 3,4 y 5; mientras que los martes, jueves y sábado los que terminen en 6, 7, 8, 9 y 0. Cuando haya más de un niño en la familia, la idea es que se rijan por el número de documento del hermano de mayor edad para poder salir.  

-¿Qué tipo de efectos en el aspecto emocional o social puede producir este aislamiento en los niños?

-Esta cuarentena impacta negativamente en los chicos, pero no en todos por igual. Es que hay muchos chicos que viven en situación de hacinamiento crítico en todo el país; no tienen acceso a internet ni una computadora a su disponibilidad para mantener el contacto con sus amigos y seguir las clases de manera virtual.

Hasta ahora no hay en la Argentina un estudio que hable sobre el impacto emocional y psicológico, pero si los hay en el mundo, como por ejemplo, en Estados Unidos y otros países. Para presentar el proyecto nosotros fuimos recabando información a través de las redes y de la experiencia de muchísimos padres, que se acercaron para explicarnos que los chicos están muy angustiados por lo prolongado de la medida. Los chicos quieren salir a la plaza, ver a sus amigos…

Es muy desesperante vivir en un departamento chico o en una casilla, sea cual sea la situación, y no tener el alivio de poder ver la luz del sol o salir a caminar un poco. La salud es un concepto integral que tiene que ver con los físico, lo mental y emocional; esos dos últimos aspectos no se están teniendo en cuenta prolongando por tanto tiempo esta medida sobre todo en los más chicos.

-Más allá de esta realidad a la que usted hace mención, también hay muchos chicos que son víctimas de abuso sexual intrafamiliar…

-Ese es el otro tema que es muy complejo, porque el 70% de los casos de abuso sexual contra niños es intrafamiliar, es decir, que ocurre dentro de los hogares y siempre que están las familias mucho tiempo encerradas y juntas, los casos de abuso sexual aumentan.

Tenemos que pensar que en este momento hay muchos chicos que están pasando las 24 horas del día junto a sus agresores y con muchísimas menos posibilidades de poder llamar la atención sobre este tema. En general son los docentes en las escuelas quienes perciben que algo raro está sucediendo con un niño o son los propios chicos quienes se animan a contarlo; el segundo canal de detección de estos casos son los profesionales de la salud, quienes lo hacen cuando los niños van a una consulta.

Estas dos cosas no están sucediendo, entonces es mucho más difícil que los chicos puedan decirle a alguien lo que les está pasando. El Gobierno nacional y el de la Ciudad están haciendo un esfuerzo para que las líneas de teléfono a la que los chicos puedan llamar para denunciar sean ahora por Whatsapp; la realidad, es que ahora las denuncias no están llegando.

Si bien las denuncias por violencia de género aumentaron durante la cuarentena, las de abuso contra niños no. La explicación es que los niños no pueden denunciar, están aún más imposibilitados que las mujeres. Todo esto no es una buena noticia.

-Si bien el Gobierno nacional autorizó que se flexibilicen las condiciones de aislamiento de los niños, el Gobierno de la Ciudad decidió no avanzar en ese sentido. ¿Qué opinión le merece está situación?

-Celebro la decisión del Gobierno nacional, sobre todo por ponerlo en agenda y decir que se puede hacer una salida diaria, pero también señaló diferencias con respecto al aislamiento en ciudades con más de 500 mil habitantes. Este es un caso puntual, en el que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene una ciudad con más de tres millones de habitantes, tiene que pensar un esquema de salidas.

El proyecto que nosotros proponíamos podía ser una opción, porque con la medida que proponía el Gobierno nacional podían salir todos los chicos juntos y ahí podría producirse mucha presencia de gente en la calle, algo que estamos queriendo evitar.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password