Las consecuencias de la pandemia en la recaudación tributaria

Un análisis de la Oficina del Congreso de la Nación que certifica en datos concretos los efectos económicos de las medidas de aislamiento social preventivo obligatorio.

No había que ser un especialista para prever que la recaudación tributaria se desplomaría en el mes de abril, marcado como estuvo, de punta a punta, por la cuarentena nacional obligatoria que paralizó casi toda la economía. Y los datos lo corroboraron: la misma se retrotrajo 23,7% año contra año durante ese mes, el primero atravesado de manera completa por el aislamiento.

Más allá de algunas medidas impositivas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) para asistir al sector productivo a sobrellevar el impacto económico del aislamiento social preventivo obligatorio (ASPO), la caída se explica por el freno en la actividad económica.

La recaudación ajustada por inflación cayó 23,7% medida año contra año por el impacto económico del Covid-19.

Un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación analiza el tema, precisando que los ingresos por impuestos nacionales fueron de $398.659 millones, lo que implicó un crecimiento de 11,6%, año contra año (a/a).

Los principales tributos tuvieron en abril una caída significativa en términos reales. La recaudación del Impuesto a las Ganancias se retrajo 30,9% a/a, la de IVA 25,9% a/a y los recursos de la Seguridad Social se contrajeron 24,7% a/a. Los recursos del comercio exterior, por su parte, retrocedieron 15,2% a/a.

Si bien la pandemia y la cuarentena fueron los principales determinantes del mal desempeño recaudatorio de abril, otros factores también contribuyeron en esa dirección. Desde el punto de vista normativo, las devoluciones de IVA para la compra de alimentos, la reducción de las Contribuciones Patronales para el sector salud, la postergación del componente SIPA de las Contribuciones Patronales por dos meses y el congelamiento de parte de los Impuestos sobre los Combustibles que estuvo vigente durante marzo contribuyeron al menor ingreso de recursos. Por el lado macroeconómico, el deterioro del mercado laboral y la contracción del comercio internacional contribuyeron a la pronunciada caída de la recaudación.

Se espera que la recaudación de mayo siga cayendo en términos reales. Si bien a lo largo de abril algunas actividades económicas fueron exceptuadas de la cuarentena, el impacto de ésta sobre el nivel de actividad se mantuvo. Por otro lado, medidas como la reducción o postergación de las Contribuciones Patronales, la reducción de la alícuota del Impuesto a los Débitos y Créditos en Cuentas Corrientes y la devolución de IVA para los lácteos tendrán su impacto en la recaudación de mayo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password