Juntos por el Cambio reclamó el retiro del DNU que otorga más facultades al jefe de Gabinete

En una conferencia de prensa brindada en el Salón de Pasos Perdidos, con barbijos y distancia social entre la decena de diputados que participaron en la misma, cuestionaron duramente el decreto 457, expresaron sus reparos por la aplicación CuidAR y hablaron de la polémica desatada por los test chinos.

Los jefes del interbloque Juntos por el Cambio criticaron duramente al Gobierno. (Fotos: Juntos por el Cambio)

En el marco de una conferencia de prensa brindada por un grupo de integrantes del interbloque Juntos por el Cambio de la Cámara baja, los jefes de las bancadas que la integran reclamaron el urgente retiro del Decreto de Necesidad y Urgencia que otorgó mayores facultades para la distribución de partidas presupuestarias al jefe de Gabinete, denunciando que con ello el Poder Ejecutivo está “debilitando definitivamente la democracia”, al dejar “vacío” al Parlamento argentino.

El jefe del interbloque, Mario Negri, expresó de entrada su sorpresa por el DNU 457/20, aplicado “sin ningún tipo de necesidad”, dijo, y con el cual el Gobierno regresa a lo que regía entre 2006 y 2016, y que a su juicio representó “un enorme retraso democrático de las facultades del Congreso”.

En aquella oportunidad, recordó, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner modificó la Ley de Administración Financiera en su artículo 37, dándole al jefe de Gabinete “el poder omnímodo de poder distribuir las partidas discrecionalmente por el cien por ciento del monto del presupuesto”.

“Las consecuencias las vimos con los años, con falta de control y corrupción”, sostuvo, remarcando que en 2016 el Gobierno de Cambiemos decidió autolimitarse, modificando nuevamente la Ley de Administración Financiera, autorizando que solamente el 7,5% de los montos de las partidas pudiesen ser modificados por el jefe de Gabinete, sin pasar el 15% del monto total de esa afectación en cada una de las partidas. “Y nos autolimitamos para 2018 a reducir el gasto y dar más control al Congreso: el 5%”, señaló.

Negri recordó que el año pasado el Gobierno hizo sancionar una ley ómnibus que incluía 9 emergencias, y volvió a modificar la Ley de Administración Financiera, pidiendo nuevamente una prerrogativa para disponer del 7,5% del gasto. Se quejó entonces que luego de la colaboración brindada por la oposición en el marco de la pandemia, “nos encontramos con el DNU 450 que borra ilegal e inconstitucionalmente -porque esa facultad delegada aún no ha vencido-, y vuelve a darle facultad al jefe de Gabinete para que discrecionalmente disponga del 100% de fondos del Congreso”.

“No entendemos cuál es la razón de esa enorme tentación por volver a un pasado absolutamente negativo”, señaló el presidente del interbloque.

Negri recordó la disposición exteriorizada por Juntos por el Cambio para apoyar los DNU firmados por el Poder Ejecutivo en el marco de esta pandemia, al punto tal que “íbamos a acompañar” este miércoles su aprobación este miércoles en el Senado. “No entendemos cuál es la razón de esa enorme tentación por volver a un pasado absolutamente negativo, que restringe la democracia, la división de poderes y que concentra de nuevo el poder en el Ejecutivo”, cuestionó, pidiendo entonces la derogación de los artículos que componen el DNU en cuestión. “Vamos a votar el rechazo, pero quisiéramos que el Gobierno recapacite, que dé marcha atrás”, demandó.

En cuanto a los dichos del jefe de Gabinete, que este miércoles señaló que “necesitan un Estado inteligente y rápido en la pandemia”, Negri dijo que “nos parece absurda esa explicación: un Estado inteligente no presupone anular las instituciones, y menos aún los controles, menos el Congreso y el servicio de Justicia”.

“Podrían tranquilamente venir al Congreso a pedir las ampliaciones que necesitan”, aclaró Negri, que reclamó a continuación por la falta de Presupuesto. “Estamos a ciegas -se quejó-. Es decir que con el cuento de que faltaba saber qué pasaba con la deuda, el Gobierno no mandó ningún presupuesto. No sabemos lo que entra, cómo se gasta, adónde van los subsidios… No le estamos pidiendo un presupuesto certero, que no pueda ser modificado, pero un cálculo mínimo de recursos y gastos”.

“Queremos llamar la atención, porque es cierto que estamos en un estado de excepción, y que la sociedad ha resignado libertades ambulatorias, pero de ninguna manera la emergencia sanitaria justifica la emergencia institucional, menos aún la concentración de poderes”, sostuvo el presidente de JxC, para advertir luego: “Máxime cuando los antecedentes que conocemos de esto son negativos, frustrantes, y recuerden lo que fue durante diez años. Cuando vienen en nombre del estado de necesidad a buscar emergencias que convierten en permanentes, lo que estamos haciendo es debilitar definitivamente la democracia y el libre juego de las instituciones”.

En ese marco, dijo, “le reclamamos al Gobierno que retire ese DNU en forma urgente, que recupere el diálogo institucional, que estamos predispuestos, si la necesidad así lo demanda, a acompañar, previa justificación, y que el jefe de Gabinete venga al Congreso a cumplir con el mandato constitucional a hacer su informe. Máxime con lo que acaba de firmar para tomarse estas atribuciones en nombre del Parlamento argentino, al cual dejan vacío”.

La aplicación CuidAR

A continuación, el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo, le apuntó a la aplicación CuidAR, señalando que ese tema y el DNU cuestionado representan “avances contra el sistema democrático que la pandemia no justifica”.

“Nosotros entendemos que utilizar el tapa boca es para que no nos contagiemos, pero no para callarnos”, aclaró.

Luego señaló que “no entendemos por qué una aplicación de estas características, que tiene en su composición muchos elementos que cuando yo era ministro, para solicitarlas en un secuestro extorsivo los tenía que pedir a un fiscal… Y hoy esa aplicación no solamente tiene geolocalización, sino también una cantidad de datos personales que no sabemos quién va a controlar, quién la va a tener, para qué la van a utilizar, qué van a hacer con todos esos datos terminada la pandemia…”.

“Utilizar el tapa boca es para que no nos contagiemos, pero no para callarnos”, aclaró Ritondo.

Recordó cuando desde el kirchnerismo cuestionaban lo que el Gobierno de Cambiemos podría llegar a hacer con la base del ANSeS, que es pública, y ahora esta APP plantea respecto de quiénes pueden utilizar esa base, “otros organismos del Estado”. “¿Quién, para qué, qué van a hacer?”, se preguntó, solicitando “un control por parte de auditores externos al Gobierno que permita quedarnos tranquilos que estos datos van a ser utilizados para la pandemia y ningún tema más, y que una vez terminada la pandemia se van a destruir”.

“En este Parlamento, desde el interbloque Juntos por el Cambio, vamos a estar alertas con todos estos temas, porque la pandemia no es menos democracia, menos instituciones”, aclaró.

Luego fue el turno de Maximiliano Ferraro, quien resaltó la actitud “prudente y responsable” expresada por Juntos por el Cambio, y expresó su preocupación por lo que definió como “un DNU peligroso, que avasalla al Poder Legislativo de nuestro país y que de alguna manera es la suma del poder público para el jefe de Gabinete”.

“Los argentinos ya hemos vivido y aprendido de lo que sucedió en nuestro país cuando se otorgaron plenos poderes”, sostuvo.

Fue el turno luego de la titular del partido Confianza Pública, Graciela Ocaña, quien puso la lupa sobre el tema de los materiales comprados a China, a partir de la información que da cuenta de la ineficacia de los test rápidos adquiridos. Recordó que muchos países han encontrado dificultades con los mismos, y por eso reclamó información sobre la fiabilidad de ese material donado por una empresa privada. “Esto no es en contra de nadie”, aclaró, señalando que “es información que creemos que debe ser pública, porque hablamos de la salud de todos los argentinos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password