Se aprobó en Diputados la “Ley Silvio” de protección a médicos en la pandemia

El proyecto, avalado por unanimidad en la sesión virtual, lleva el nombre de Silvio Cufré, enfermero fallecido por Covid-19 en provincia de Buenos Aires. Qué medidas se implementarán.

El proyecto de "Ley Silvio" fue el segundo el aprobarse de forma virtual

Por Carolina Ramos

Quiero proponer que esta ley lleve el nombre de Silvio. En nombre de él, y reconociendo a los nueve trabajadores de la salud que han perdido la vida, y en honor a esos 900 trabajadores de la salud que ya han sido contagiados, les pido a os diputados que acompañen esta ley”. Las palabras fueron del diputado Eduardo “Bali” Bucca, autor del proyecto aprobado al final de la sesión virtual de la Cámara baja.

Bucca se refería a Silvio Cufré, el enfermero que falleció en la provincia de Buenos Aires a poco de cumplir 48 años, sin saber que se había contagiado de coronavirus. Esta trágica historia motivó la iniciativa que este miércoles obtuvo media sanción por unanimidad -251 votos-, y que crea un “Programa de Protección al Personal de la Salud” en el marco de la emergencia sanitaria.

El titular del Interbloque Federal informó, al inicio de su exposición, que en la última jornada se registraron 316 casos positivos de Covid-19 en todo el país, de los cuales 178 son de Capital Federal y 96 de la provincia de Buenos Aires.

Con esas cifras sobre la mesa, el legislador reafirmó su posición de continuar con el aislamiento y cuestionó a quienes piden ponerle un punto final: “Tengamos mucho cuidado con la responsabilidad, con la cordura, al momento de manifestarnos públicamente. No hemos salido de ningún lugar. Aquí no ha terminado nada. No hay nada para festejar. Tenemos días y meses complicados por delante”.

Bucca remarcó que lo que busca el proyecto es “evitar que las camas de los hospitales y las clínicas sean ocupadas por el personal de salud”. “Pongámonos por un momento del lado del personal de salud y pensemos lo que significa salir a trabajar cada día y enfrentar una situación tan difícil sin inmunidad. Estamos a tiempo de tomar las decisiones pertinentes para blindar la salud de los protagonistas”, consideró.

“Bali” Bucca remarcó la importancia del aislamiento social (Foto: HCDN)

En tanto, el presidente de la Comisión de Salud, Pablo Yedlin, destacó que la iniciativa “valida la importancia de contar con un Ministerio de Salud nacional que permita los protocolos, la bioseguridad, y que la compra de equipamiento se distribuya a lo largo y ancho de la Argentina, tanto en el sector privado como en el público”.

Desde el Pro, Carmen Polledo elogió el trabajo del Gobierno porteño para enfrentar la pandemia y sostuvo: “La peste que estamos enfrentado expone a los mezquinos, exhibe las mentiras de los relatos y desnuda las miseria, pero también pone de relieve a quienes dejan de lado la política menor y se ponen los problemas al hombro. En este momento, pretender sacar ventaja política es un error”.

Romina Del Plá, del Frente de Izquierda, apoyó el proyecto pero lamentó que “llega tarde, cuando tenemos los mayores índices de mortalidad del personal de salud en el mundo, porque no se han tomado las medidas preventivas”.

Hacia el final del debate, Mario Negri, jefe del interbloque Juntos por el Cambio, precisó que “somos el país número 16 en elegir este sistema mixto de sesión” y destacó la introducción de tecnología, aunque pidió que cuando el contexto lo permita, se retomen los debates presenciales.

Negri remarcó que en este estado de excepción “hay que hacer funcionar a las instituciones” y recordó que el funcionamiento del Congreso también implica la actividad de las comisiones, el control de la gestión a través de la AGN y la validación de los DNU, los informes del jefe de Gabinete y también herramientas como el juicio político.

“Hay que hacer funcionar las instituciones, para que sean contrapeso de la crisis. Debe haber servicio de Justicia. Debe haber un Congreso funcionando en plenitud. ¿Por qué? Porque ya estamos en un estado de excepción en el cual cedimos libertades por el bien común”, enfatizó.

Máximo Kirchner tuvo a su cargo el cierre del debate y cuestionó a quienes hablan de “pandemia económica” al recordar que “Argentina voló por los aires en diciembre de 2001 sin que hubiera siquiera un pequeño virus”.

El presidente del bloque oficialista también le respondió a quienes afirman que “el presidente se ha enamorado de la cuarentena”. “Es una medida correcta y se tomó a tiempo. Si el presidente capitaliza una medida política que toma, ¡está bien! ¡Está bien!”, exclamó.

Por último, destacó el trabajo conjunto de Alberto Fernández con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. “Es por ahí”, dijo, y finalizó: “Si hay mucha presión, si el presidente o el jefe de Gobierno sienten presión de los sectores económicos, sepan que cuentan con nosotros para preservar la salud de la gente”.

Detalles del proyecto aprobado

La iniciativa, que consta de 11 artículos, declara “prioritaria para el interés nacional la protección de la vida y la salud del personal del sistema de salud argentino y de los trabajadores y voluntarios que cumplen con actividades y servicios esenciales” en el marco de la pandemia.

El principal objetivo del programa será la prevención del contagio del coronavirus y alcanza a “todo el personal médico, de enfermería, de dirección y administración, logístico, de limpieza y demás, que presten servicios en establecimientos de salud donde se efectúen prácticas destinadas a la atención de casos sospechosos, realización de muestras y tests, y/o atención y tratamiento de Covid-19, cualquiera sea el responsable y la forma jurídica del establecimiento”.

“También será de aplicación obligatoria para aquellos trabajadores y voluntarios que presten actividades y servicios esenciales durante la vigencia de la emergencia sanitaria”, agrega el proyecto de Bucca.

Una de las medidas concretas del programa será que los establecimientos de salud se organicen de modo que “sean los trabajadores de menor edad quienes estén a cargo, de forma prioritaria, de la atención de casos sospechosos, toma de muestras, atención y tratamiento de pacientes de Covid-19”.

Asimismo, quienes estén a cargo de estas tareas deberán utilizar un distintivo que permita “su fácil identificación”.

Las clínicas y hospitales deberán “garantizar medidas de bioseguridad en las áreas de los establecimientos dedicadas específicamente a la atención y toma de muestras de casos sospechosos o confirmados de Covid-19, como así también en aquellas áreas en que haya un mayor riesgo de contagio”.

Otro artículo del proyecto ordena establecer protocolos de protección y capacitaciones destinados a la prevención del contagio de “aquellas personas que cumplan con actividades y servicios esenciales que impliquen exposición al contagio”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password