Avanza en Diputados un proyecto consensuado sobre receta electrónica y teleasistencia en salud

Representantes de distintos bloques lograron unificar una iniciativa que resulta clave en el contexto de la pandemia, y que podría tratarse en la próxima sesión. Los detalles.

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados dictaminó este lunes, de manera unánime, un proyecto consensuado sobre receta electrónica y teleasistencia en salud. A partir de siete iniciativas que presentaron legisladores de distintos bloques, se avanzó en un texto unificado que podría tratarse esta misma semana en sesión virtual.

El proyecto habilita, por un lado, la prescripción de medicamentos y estudios de salud mediante receta digital, y a su vez autoriza la teleasistencia sanitaria, una práctica clave en el marco de la pandemia del Covid-19 y el aislamiento social.

El presidente de la comisión, el tucumano Pablo Yedlin (Frente de Todos), aclaró que la propuesta de receta electrónica “surgió el año pasado mucho antes de la pandemia de Covid-19”. En tanto, sobre la telemedicina señaló que existe actualmente un “vacío legal” y es necesario darle “un marco normativo”.

Por su parte, la macrista Carmen Polledo consideró que con esta norma “estamos dándole a los médicos una herramienta tecnológica, rápida y accesible”. “Esta ley no es exclusivamente para la pandemia porque, si Dios quiere, un día esto va a pasar y debemos legislar para el futuro”, añadió la vicepresidenta de la comisión.

Desde la Coalición Cívica, Rubén Manzi enfatizó que es “fundamental” que desde el Estado se activen “políticas de capacitación” sobre el nuevo sistema y, además, afirmó que debe existir “una plataforma uniforme” porque “se corre el riesgo que cada institución vaya encontrando su cauce y resolución”.

“La receta digital es el camino, no solo por la agilidad sino también por la seguridad que va a dar para poder hacer estudios sobre cómo se utilizan los medicamentos en Argentina”, expresó la mendocina Claudia Najul (UCR), autora de una de las iniciativas.

Otro radical, Diego Mestre, señaló que “ya en 2017 la Organización Mundial de la Salud instaba a los países del mundo a reducir daños causados sobre todo por errores a la hora de la prescripción. Y esos errores ponen una presión muy grande sobre los presupuestos de salud de los países. Prevenir esos errores salva vidas y ahorra dineros: 42.000 millones de dólares es el costo estimado en todo el mundo a causa de esos errores”.

Para el jefe del Interbloque Federal, Eduardo “Bali” Bucca, la receta digital “es una herramienta muy interesante, importante y oportuna” que “va a tener un impacto directo sobre algo que, en lo personal, me preocupa mucho y es otra curva de la que no estamos hablando“.

En ese sentido, el bonaerense se refirió a “la supresión de muchas prácticas médicas” que produce una “demanda acumulada de enfermedades que hay que atender”, por ejemplo, “las enfermedades crónicas que necesitan de la prescripción permanente”.

A su turno, la legisladora Beatriz Ávila (Unidad Federal para el Desarrollo) se preguntó sobre qué pasará con aquellas farmacias que no se adapten a este sistema y cómo se aclarará el tema de la vigencia de la receta en papel, junto a la electrónica.

Yedlin respondió que “casi todas las farmacias de Argentina están digitalizadas” y lo que habrá que hacer es “adaptar el sistema”, pero seguramente en la reglamentación de la norma se dispongan los plazos para esa readecuación.

Detalles del proyecto

La iniciativa que obtuvo dictamen favorable modifica las leyes de Ejercicio de la Medicina, Odontología y Actividades de Colaboración (17.132); de Ejercicio Profesional de la Psicología (23.277); de Farmacias (17.565); de Estupefacientes (17.818); y de Drogas (19.303). Todas esas normas serán adaptadas al uso de la tecnología.

La iniciativa establece, en primer lugar, que “la prescripción y dispensación de medicamentos y toda otra prescripción pueden ser redactadas y firmadas a través de recetas electrónicas o digitales, en todo el territorio nacional”. Y agrega que “pueden utilizarse plataformas de teleasistencia en salud”.

De esta manera, la receta digital podrá utilizarse para todo tipo de medicamentos, y las farmacias de todo el país quedarán obligadas a vender los remedios prescriptos bajo esta modalidad.

Los plazos para alcanzar la digitalización total en prescripción y dispensación de medicamentos, así como el uso regular de la telemedicina, serán definidos por las autoridades nacionales y provinciales en la reglamentación.

Por otra parte, “todos los procedimientos relativos a la regulación de la prescripción, dispensa y circuitos para la provisión de estupefacientes y psicotrópicos (importación, exportación, formularios y recetarios oficiales, libros, registros o archivos obligatorios, vales y cualquier otra documentación inherente a los mismos) deben, a partir de la presente ley, ser digitalizados según los plazos y criterios fijados por la autoridad competente”.

Asimismo, se debe contemplar “la emisión de constancia de teleasistencia, prescripción y dispensación para los pacientes, por vía informatizada o impresión de dicha constancia y la posibilidad de bloqueo por el farmacéutico cuando exista error manifiesto en la prescripción, para que el prescriptor pueda revisar, anular o reactivar según el caso”.

Durante la reunión virtual expuso Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina, quien resaltó que “la firma que reemplaza a la firma manuscrita es la firma digital -no la electrónica-, que da identificación y autenticidad de que el que está suscribiendo es un médico o profesional habilitado para tal fin”.

También resaltó la importancia de que la receta cuente con “la firma digital del farmacéutico”, y señaló que es necesario que “el contacto entre farmacéutico y paciente en la dispensa no se debe perder”.
“Hay que tener las garantías que la firma digital sea de un médico habilitado y que tenga matrícula vigente”, agregó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password