El INYM invirtió más de $14 millones para el cuidado de los trabajadores del sector

Cumpliendo los protocolos de higiene y seguridad, el Instituto Nacional de la Yerba Mate lleva adelante una gran campaña de comunicación orientada a informar sobre los cuidados que debe tener el consumidor a la hora de tomarlo.

En el marco de la situación de emergencia sanitaria y cumpliendo los protocolos de higiene y seguridad emitidos por el Ministerio de Salud de la Nación y provinciales, el Instituto Nacional de la Yerba Mate realizó una inversión de más 14 millones de pesos en el cuidado de los recursos humanos involucrados en la cadena de producción de yerba mate y en una gran campaña de comunicación orientada a informar sobre los cuidados que debe tener el consumidor a la hora de tomarlo.

El Instituto trabajó sobre dos ejes:

  • Hacia el consumidor: se lanzó la campaña “Tomá mate, tomá precauciones”, en donde, a través de un cuadernillo con una serie de recomendaciones, hace especial hincapié en tomarlo de manera individual y en tener en cuenta ciertas pautas para la higiene correcta de los utensilios.
  • Hacia el interior de la cadena productiva: el INYM reforzó la aplicación del protocolo de seguridad e higiene emitido por el Ministerio de Salud de la Nación y provinciales y entregará a los productores y prestadores de servicios, kits sanitarios para que sus trabajadores puedan desempeñar sus tareas con su debida distancia social sin correr ningún riesgo. A su vez, se adquirieron dos ambulancias con el objetivo de colaborar con el gobierno de las provincias de Misiones y Corrientes.

Campaña “Tomá mate, tomá precauciones”

Desde el INYM es fundamental el cuidado del consumidor. Por eso elaboró un cuadernillo con una serie de recomendaciones para tener en cuenta antes de consumir mate. Algunas de ellas son:

  • Tomar mate de manera individual.
  • Limpiar el mate después de cada uso. En el caso de que sea de calabaza o madera se debe higienizar con agua caliente y secar con un papel de cocina o repasador para evitar el crecimiento de hongos. En el caso de que el material sea vidrio, cerámica, metal o silicona, se lava con abundante agua potable.
  • La bombilla debe higienizarse luego de uso y al menos una vez al mes se debe realizar una limpieza más profunda sumergiéndola en agua hirviendo y dos cucharadas de bicarbonato de sodio durante 25 minutos. Se retira, se deja secar y en caso de haber quedado restos sólidos, fregar con un cepillo.
  • Los termos forrados en materiales porosos dificultan la limpieza y desinfección, o pueden deteriorarse en estos procesos. Los cepillos limpia vasos son muy útiles para eliminar restos sólidos dentro del termo.

Para más información consultá la guía de recomendaciones para el consumidor: https://www.yerbamateargentina.org.ar/tomamate/

“Tomá mate, tomá precauciones. Nosotros también las tomamos”

El segundo eje apunta hacia el interior de la cadena productiva. Desde el INYM se adquirieron kits de protección personal que se entregarán a los productores y prestadores de servicios para que brinden a su personal todas las medidas necesarias para desempeñar su trabajo. Además, la institución recopiló información sobre las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación y provinciales y las adaptó al sector yerbatero generando pautas para cada una de las etapas de producción que fueron comunicadas a través de campañas de comunicación interna.

Otra acción llevada adelante desde el INYM fue la compra de dos ambulancias para la zona productora que abarca Misiones y Corrientes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password