Heller admitió que el sistema virtual “no se banca” hoy un debate como el de las grandes fortunas

Reconoció que todavía se hace muy engorroso el proceso para semejante discutir semejante proyecto en una sesión. Qué dijo del proyecto de Fernanda Vallejos.

Carlos Heller recordó que el impuesto a las grandes fortunas está limitado a 12 mil personas.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja, Carlos Heller, relativizó este jueves la posibilidad de llevar al recinto de manera cercana un proyecto como el que impone un aporte especial para las grandes fortunas del país, al admitir que el sistema virtual que está utilizando ahora el Congreso para sesionar “no se banca un debate controvertido como puede ser un proyecto de esta naturaleza”.

Reconoció que el sistema necesita ser aceitado y aclaró que el tema no pasa solo por cuestiones técnicas sino por los propios legisladores, pues a algunos se les hace más sencillo que a otros operar en el sistema.

Un día después de haberse vuelto a reunir junto al diputado Máximo Kirchner con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, para hablar sobre ese proyecto, Heller puntualizó que fue “una reunión de tipo informativa. El presidente nos invitó a charlar y que le contáramos cómo va ese tema”, remarcando que eso no significa una injerencia puntual del mandatario en la cuestión. “Nos cuesta asumir que el presidente tiene una actitud respetuosa de la división de poderes”, observó en diálogo con radio Mitre.

En el diálogo con el periodista Jorge Lanata, Heller reconoció que se trata de una medida polémica, pero aclaró una vez más que “está muy acotada a un núcleo de 12 mil personas”. En efecto, precisó que la elección de esas grandes fortunas tiene que ver con la declaración de bienes personales de los alcanzados por la norma, en función de sus inmuebles tomados a valor fiscal. Deben ser superiores a 200 millones de pesos (3 millones de dólares). “De ahí para arriba, en un escalonamiento que arranca en el 2% y llega al 3,5 cuando se superan los 3.000 millones de pesos”.

Y recordó que es “por única vez, como lo dice expresamente en el título” del proyecto.

Consultado respecto de la propuesta de la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos para que el Estado se quede con parte de las empresas que sean subsidiadas en esta emergencia, el diputado del Frente de Todos recordó que esa ayuda estaba en principio destinada a las PyMEs y luego se extendió a todo el sector privado, a pedido por ejemplo de la UIA. “La ayuda es a las empresas y no a las personas”, precisó cuando se le cuestionó que la asistencia para los sueldos incluyeran salarios elevadísimos. Y recordó que la asistencia no puede superar los dos salarios mínimos.

El Estado está haciendo un esfuerzo fenomenal, y va a haber un déficit monumental, un enorme gasto público necesario y que ha salvado vidas, por lo tanto es altamente positivo. Ese gasto tiene que estar administrado de la mejor manera posible -apuntó Heller-, y parece razonable que esté limitado el acceso a esos recursos a quienes no cumplen con una serie de requisitos básicos”.

El presidente de Presupuesto y Hacienda recordó en ese sentido que existe “una serie de limitaciones de lo que no se puede hacer si tenés el beneficio”. Agregó que “pasa una cosa parecida con el agro: para acceder a créditos a tasa subsidiada, (el beneficiado) no tiene que tener un acopio mayor al 5% de la cosecha”.

Heller señaló que hay “una caída de las exportaciones fenomenal, que no es producto de que se cosechó menos. Se habla de una cosecha récord, incluso. Supongamos que vos tenés derecho a que no querés vender y lo querés guardar, pero me pedís crédito a tasas subsidiadas… Ahí tenemos un conflicto de intereses”, puntualizó, dando el derecho entonces al Estado a que le reclame: “Vendé la cosecha e ingresá las divisas”.

Con relación a que las reglas de juego fueran cambiadas “en medio del partido”, Heller señaló que la AFIP sacó una resolución complementaria para que las empresas pudieran cancelar el crédito si desean cancelar el beneficio.

Aclaró no obstante, ante la polémica con relación a la iniciativa de Fernanda Vallejos que “ni siquiera yo he visto un proyecto. La diputada Vallejos, en su ejercicio de legisladora, puede presentarlo, pero después el proyecto debe reunir mayorías. Las únicas iniciativas que prosperan son las que reúnen mayoría, acá y en la China”.

“Vallejos tiene derecho, como los 257 integrantes de la Cámara, a presentar la iniciativa que crea conveniente. Primero debería contar con el consenso en el bloque; sino, no pasa de ser una discusión, no es algo que se haya discutido”, señaló, aunque aclaró luego que “merece ser debatida, pero muchas de esa empresas tienen participación estatal hoy”, dijo, recordando la presencia estatal que tienen producto de la estatización de las AFJP. Y se preguntó: “¿Es tan loco pensar que esas grandes empresas que tienen una incidencia tan grande en la vida de los argentinos podría ameritar que el Estado pueda tener una presencia para participar en las medidas que se toman?”.

Con todo, enfatizó que “a las grandes corporaciones no les gusta que las controlen, y los que asumimos representación pública tenemos la obligación de pensar mecanismos que defiendan los intereses de la gente frente a las corporaciones”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password