El Senado de Mendoza aprobó el desafuero del legislador opositor Marcelo Romano

El pedido de desafuero fue presentado luego de que a Romano se lo imputara por haber “atentado contra la autoridad”, tras un altercado que protagonizado con la policía.

La Cámara de Senadores de Mendoza aprobó el desafuero del legislador opositor Marcelo Romano con 22 votos a favor y 16 en contra.

El pedido de desafuero había sido solicitado por la fiscal Gabriela García Cobos, quien imputó a Romano por presunto “atentado contra la autoridad”, luego de un altercado protagonizado con la policía en un caso que involucró también a su hija, el 11 de agosto de 2019.

“Afortunadamente para nosotros, las falsedades ideológicas y las nulidades del proceso van a terminar con que esta contravención está teñida de nulidad”, había pronosticado días atrás Romano, de Protectora Fuerza Política.

El oficialismo impuso su mayoría en la Legislatura (a los votos del radicalismo y del PRO se sumaron los del Partido Socialista, Libres del Sur y Masfe) y aprobó el desafuero, en lo que constituyó la primera medida de este tipo en los últimos 13 años.

Romano había dicho días atrás que el proceso constituía “una persecución política sin precedentes”, y responsabilizó al diputado nacional radical Alfredo Cornejo de haber “orquestado absolutamente todo esto”.

Es que el legislador ahora desaforado presentó denuncias penales contra el exgobernador y actual titular de la bancada radical en la Cámara de Diputados nacional.

El artículo 167 de la Constitución provincial indica que, cuando se produce una acusación por delitos comunes contra un miembro de la Legislatura, “existiendo mérito bastante en las constancias del proceso para decretar la prisión preventiva”, deberá procederse al desafuero o a la suspensión del acusado.

Romano había advertido que la acusación en su contra está apoyada en una “contravención”, delitos que no implican una prisión preventiva, una mirada que quedó reflejada en los 16 votos contra el desafuero de los senadores del Frente de Todos, Frente de Izquierda, Partido Intransigente y Protectora.

El senador Pablo Priore (Pro) explicó que, con el tratamiento de este desafuero, no se está “evaluando ni juzgando al senador Romano, quien podrá seguir cumpliendo sus funciones” y afirmó: “Lo único que hacemos es demostrar que somos iguales ante la ley”.

El representante del Frente de Izquierda, el senador Lautaro Jiménez, en cambio, juzgó que se trató de “un debate estrictamente político” y aseguró que la causa que se le imputa a Romano “no pasa ninguna convalidación de prueba” y constituye “una embestida contra él, a partir de hechos increíbles”.

Por su parte, el senador Alejandro Abraham (FpV) les pidió a los legisladores del oficialismo “que no echen por tierra ese juramento, que honren la palabra porque si avanzan con este pedido estarán violando flagrantemente la Constitución de la Provincia, están generando un hecho de gravedad institucional y un precedente de consecuencias insospechadas”.

“Esto no sólo viola la constitución. Es una vergüenza que estemos discutiendo esto porque están pasando cosas graves en el país, en Mendoza, en el mundo”, opinó por su parte el senador Lucas Ilardo, quien se preguntó: “Una semana después de que Romano denuncia irregularidades en Portezuelo del Viento, se reactiva el pedido, ¿no es raro que cada vez que quiso poner en evidencia una situación en la que no estaba de acuerdo vuelve a avanzar?”.

Romano presentó varias denuncias contra Cornejo, a quien involucró en actividades de “fracking con sustancias químicas” en la cuenca del Río Atuel, con “manejos poco claros con la publicidad oficial”, y con la licitación de Portezuelo del Viento.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password