Piden que los paseadores de perros sean un servicio “esencial”

La Legislatura porteña aprobó -este jueves- un proyecto de declaración mediante el cual le solicitan al Gobierno local que gestione las acciones necesarias para que estos trabajadores sean exceptuados de la prohibición de circular y puedan volver a ejercer sus actividades.

A raíz de la crisis económica que atraviesa el sector dado que no está autorizado a desarrollar sus actividades, la Legislatura porteña aprobó -durante la sesión ordinaria de este jueves- un proyecto de declaración impulsada por el Frente de Todos (FdT) y el GEN para que los paseadores de perros puedan retomar sus tareas.

De esta manera, los diputados le solicitaron al Gobierno porteño que gestione las medidas pertinentes para que le traslade al Ejecutivo nacional la necesidad de que se exceptúe del cumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular, en el ámbito de la Ciudad, a los paseadores caninos.

Según advirtieron los legisladores la necesidad de que sean habilitados para trabajar es urgente, dado que “su única fuente de ingresos proviene de la tarea que realizan diariamente” y advirtió que “estos trabajadores del sector informal se han quedado, de manera repentina, sin la totalidad de sus haberes”.

“La labor que realizan requiere conocimiento, experiencia y responsabilidad en el trato y  manejo de los animales, por lo tanto consideramos que personas carentes de los conocimientos específicos y pertinentes, no deberían realizar este tipo de tareas, tal como los voluntarios del Programa Mayores Cuidados, implementado recientemente por el Gobierno de la Ciudad, porque  aunque  la finalidad sea altruista,  implicaría un  riesgo innecesario para ellos mismos, terceras personas y/o los mismos animales”, aseguraron.

Al mismo tiempo que indicaron que “se calcula que aproximadamente son cinco mil personas que viven de ese trabajo y que desde que se implementó la cuarentena están tratando de subsistir como pueden, ayudándose solidariamente unos con otros” y concluyeron señalando que “si se reconociera su actividad como esencial, esto permitiría que muchas personas no se vean obligadas a sacar a sus perros para hacer sus necesidades. En promedio cada uno de ellos tiene 15 clientes o abonados al servicio, por lo tanto se podría inferir que si 15 personas por cada paseador no salen de sus casas para pasear a sus animales, serían aproximadamente 75 mil las personas que se evita que circulen”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password