Por la pandemia, piden condonar las deudas de centros de jubilados y clubes de barrio

La iniciativa fue impulsada por los legisladores de la UCR-Evolución y prevé que el Gobierno nacional condone las deudas de los servicios públicos que estas instituciones hayan contraído durante el aislamiento obligatorio. La medida también alcanzaría a los centros culturales de la Ciudad.

FOTO: Ciudadanodiario.com.ar

A casi 90 días de haber iniciado el aislamiento social obligatorio, los diputados de la UCR-Evolución presentaron en la Legislatura porteña un proyecto de declaración a través del cual le solicitan al Poder Ejecutivo nacional que, a través de los organismos pertinentes, arbitre los medios necesarios para la condonación de las deudas por los servicios públicos desde el inicio de la cuarentena y exima del pago total o parcial -hasta la finalización de la misma- a distintas asociaciones civiles.

De esta manera, el texto prevé alcanzar a todas las instituciones inscriptas en el Registro Único de Instituciones Deportivas (RUID); a los centro jubilados y demás organizaciones registradas en el Registro de Organizaciones de Acción Comunitaria (ROAC); y a los Centros Culturales inscriptos en el Catálogo de Espacios Culturales Independientes (CECI)  de la Ciudad.

En los fundamentos del texto los legisladores recordaron que “la pandemia del Covid 19 ha suspendido la vida cotidiana, generado una fuerte contracción en el accionar de toda la ciudadanía” e insistieron que “esto ha implicado un descenso generalizado en distintos rubros de índole recreativo-social y deportivo en su conjunto. Desde empresas grandes, pasando por pymes, y finalmente las demás organizaciones de la sociedad civil han debido cesar en sus actividades y cumplir con el aislamiento”.

“En ese marco, teniendo en consideración que, ni los clubes de barrio, ni centros culturales, ni centros de jubilados pueden desarrollar sus actividades habituales, surge gran preocupación por parte de todo este sector que se encuentra desfavorecido por no poder llevar a cabo el normal funcionamiento de sus instalaciones y de todos modos deban afrontar los salarios de sus empleados y demás obligaciones habituales, entre ellas el pago de los servicios públicos de sus instalaciones”, añadieron.

Al mismo tiempo que precisaron que “a esta problemática debe sumarse el hecho de que las empresas concesionarias de servicios públicos en la Ciudad han sido instruidas por el ENRE para facturar consumos estimativos, ante la imposibilidad de medir los reales consumos” y subrayaron que “si bien se ha establecido la prohibición de cortes de suministro por parte de las empresas concesionarias ante la falta de pago, no existe ayuda directa a las organizaciones mencionadas en cuanto al pago efectivo de las facturas de los servicios públicos. La suspensión de cortes en los servicios, bienvenida, es simplemente una deuda que se posterga y acumula en el tiempo”.

Finalmente, los radicales concluyeron señalando que son “conscientes de que esta medida resulta necesaria pero no suficiente, creemos pertinente que nos acompañen en el presente proyecto dada la complejidad de la situación que atraviese este sector”.

La iniciativa lleva la firma de Marcelo Guouman, Ariel Álvarez Palma, Inés Gorbea, Leandro Halperín, Juan Francisco Nosiglia, Martín Ocampo, Manuela Thourte, Patricia Vischi y Diego Weck (UCR-Ev).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password