Ante el Senado, Cafiero negó una intención de expropiar empresas y defendió la gestión de la pandemia

El jefe de Gabinete brindó su informe por primera vez desde la asunción del Gobierno. Habló 44 minutos y respondió preguntas de los senadores. Apuntó a la herencia macrista, aunque hizo un llamado a la unidad. No hubo definiciones concretas a futuro.

Foto: @SantiCafiero

Por Melisa Jofré y Carolina Ramos

Ante una oposición encendida y muy crítica, Santiago Cafiero brindó este jueves su primer informe de gestión en el Senado. El jefe de Gabinete apuntó a la herencia macrista, destacó las medidas tomadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia e hizo un llamado a la unidad, aunque no ofreció ninguna definición concreta sobre la salida de la crisis.

Cafiero intentó mostrar un ánimo conciliador en los 44 minutos que duró su exposición inicial y en las respuestas a los planteos de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal. Ubicado a espaldas de la vicepresidenta Cristina Kirchner y acompañado de un puñado de funcionarios, el ministro coordinador defendió el rumbo tomado por el presidente Alberto Fernández.

Algo nervioso al principio, ganó seguridad con el avance de la sesión virtual, donde entre otras cosas negó que haya una intención oficial de expropiar empresas, elogió los resultados de la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y aclaró que los denominados “superpoderes” sirven en este contexto para “asignar los recursos necesarios para que la gente no muera”.

Además, resaltó el alcance del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y enfatizó que los aumentos de la jubilación mínima en lo que va del año superaron a la inflación, aunque no respondió sobre el DNU que prorrogó la suspensión de la movilidad jubilatoria.

Más allá de todo, llamó a “buscar coincidencias” y consideró que “tenemos que anteponer la responsabilidad política sobre nuestras diferencias”. “Entre todos vamos a poner a la Argentina de pie”, proclamó.

Cafiero habló de cara al video wall montado en el recinto. Solo dos senadoras estuvieron presentes: la presidenta provisional, Claudia Ledesma Abdala -quien condujo buena parte de la sesión- y Laura Rodríguez Machado (Pro). Martín Lousteau, vicepresidente de la Cámara, sesionó de forma remota a modo preventivo, tras haberse realizado un hisopado que dio negativo.

El jefe de Gabinete estuvo acompañado por su segunda, Cecilia Todesca; la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; y el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro.

La “pesada herencia”

Habían pasado unos 15 minutos desde el inicio del discurso cuando Cafiero abrió la grieta. “Habíamos prometido en la campaña no hablar de pesadas herencias, pero es importante reconocer el punto de partida”, sostuvo Cafiero, y tras hacer un repaso de los cuatro años de la gestión anterior, subrayó: “Nuestro país claramente ya estaba en pandemia”.

Advirtió en ese sentido que “la inflación llegó al 53,8%, y la deuda pública representaba el 90% del PBI”, y señaló que “la escalada de sobreendeudamiento en cuatro años es parte de los problemas que hoy aquejan a los argentinos”.

También mencionó que entre 2015 y 2019 “la desocupación alcanzó el 9,8%” y “se perdieron 230.000 puestos de trabajo privados”, como así también “25.000 pymes cerraron, y la pobreza -que había sido parte de una promesa de campaña- aumentó al 35% y también alcanzó al 52% de los jóvenes, niños y niñas”.

Asimismo, Cafiero puntualizó que “el 60% de las obras públicas estaban paralizadas” y que “el aumento de las tarifas de servicios públicos se padeció también en los comercios y en pymes”, sumado a que “5.000.000 de argentinos estaban endeudados con la ANSES”.

La pandemia y el rol del Estado

Defensor de cada una de las medidas que tomó el Gobierno nacional desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio -el pasado 20 de marzo-, Cafiero resaltó que “la pandemia, y no la cuarentena, es la que provocó una crisis de ingresos en las familias argentinas”.

“La pandemia demuestra que el rol del Estado es imprescindible, que el Estado es el que te cuida, que el mercado jamás, jamás, podría haber hecho alguna de estas políticas”, sostuvo.

Cafiero señaló que desde el inicio de la cuarentena “aprovechamos para fortalecer nuestro sistema de salud” con la construcción “en tiempo récord” de “12 hospitales modulares”, además del fortalecimiento de la infraestructura de los establecimientos de salud.

También ponderó la creación de una unidad especializada en Covid-19, en el ámbito del Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde “nuestros científicos, tantas veces denostados, desarrollaron algo que no tiene comparación” como lo fueron “tres kits de testeos rápidos”.

Foto: Comunicación Senado

Entre otras medidas, mencionó el bono especial para jubilados y beneficiarios de la AUH (Asignación Universal por Hijo), los precios máximos, la suspensión de cortes de servicios públicos, el congelamiento de tarifas y alquileres y la suspensión de desalojos.

Además calificó como “una política que no tiene antecedentes” al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que cobraron en abril 8.600.000 personas, alcanzado actualmente a 9.000.000. “Esta ayuda económica nos dejó un aprendizaje: hay una Argentina oculta, que estaba invisibilizada”, agregó.

Por otra parte, el funcionario dijo que la Cancillería “actuó con mucha velocidad en repatriar a los argentinos que estaban varados” y, respecto a la educación, valoró la creación de una plataforma educativa y la distribución de “millones de cuadernillos para que nuestros pibes y pibas puedan seguir estudiando y nuestros docentes educando”.

Vicentin y la supuesta “ola expropiadora”

Lógicamente, la oposición fue a la carga con el tema de Vicentin. Los senadores del Pro Alfredo De Angeli y Laura Rodríguez Machado, entre otros, cuestionaron tanto la intervención como la posible expropiación de la agroexportadora, aunque Cafiero negó que exista una intención de apropiarse de empresas.

“Pueden quedarse tranquilos. No está en nuestra política pública avanzar con expropiaciones”, respondió el funcionario, y aclaró que lo que se hizo fue “rescatar una empresa que estaba quebrada, que había dejado a miles de familias de productores sin pagarles. Una empresa que no estaba operando, no estaba trabajando y no tenía perspectiva de trabajar”.

“También tengamos en cuenta, cuando hablamos de Vicentin, hablar del rescate económico que se quiso hacer durante el gobierno anterior desde el Banco Nación. Yo sé que a algunos le molesta esto, pero eso fue hace ocho meses nomás”, apuntó el jefe de Gabinete.

En ese sentido, señaló que el “crédito extraordinario” de 18.500 millones de pesos que recibió la compañía, se otorgó “sorteando todos los mecanismos regulatorios del Banco y es un crédito que se está judicializando y que está en investigación”.

Jubilaciones y ATP

Cafiero no le respondió al senador radical Julio Martínez sobre el DNU publicado este jueves en el Boletín Oficial que suspendió hasta el 31 de diciembre la movilidad jubilatoria, permitiendo así que el Poder Ejecutivo continúe con los aumentos por decreto hasta la elaboración de una nueva fórmula.

El jefe de Gabinete se limitó a decir que “con la formula anterior, los jubilados perdieron un 20% del poder adquisitivo entre 2017 y 2019”, mientras que “la jubilación mínima en el primer trimestre de 2020 creció un 19% y la inflación fue del 14%”.

Además, resaltó que “en diciembre y enero se otorgaron dos bonos a jubilados de la mínima, de 5.000 pesos cada uno, y en marzo otro de 3.000 pesos”. “Prácticamente el 90% de los jubilados de la mínima tuvieron un aumento de un haber más”, resumió.

En otro orden, informó que 250.000 empresas accedieron a la primera entrega del ATP, y otras 200.000 lo hicieron al segundo mes de su vigencia, lo que hace a un promedio de entre 2.000.000 y 2.500.000 trabajadores que recibieron el beneficio.

Cafiero detalló que la segunda entrega del ATP se terminó de abonar la semana pasada y, ante una pregunta del senador Julio Cobos (UCR), anunció: “Vamos a continuar trabajando con los sectores críticos en las mismas condiciones de hoy”.

“Superpoderes” y la intervención de la AFI

“Estamos asignando los recursos necesarios para que nuestra gente no muera”, afirmó en otro tramo de la sesión al referirse a la facultad que se le otorgó en el DNU 457/20 para reasignar partidas presupuestarias a discreción en el marco de la pandemia del Covid-19.

Además, precisó cuál fue el destino de esos fondos: “La asignación de recursos fue en 9.000 millones de pesos para los medicamentos del PAMI; para la creación del FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo) y subsidiar los créditos a tasa cero en 800 millones de pesos; y para financiar los proyectos de investigación del CONICET que dieron como resultado los tres tests rápidos de detección”.

También explicó que se reasignaron recursos que estaban destinados a gastos reservados de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia). “A veces esto suena a arbitrariedades, pero tengamos en cuenta cuáles son los resultados y adónde fueron a parar esos recursos”, aseveró Cafiero.

Luego, ante un discurso de Oscar Parrilli (Frente de Todos), ratificó que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para “normalizar” ese organismo, ya que “hace falta una reforma de la normativa vigente”.

“Hasta acá la intervención ha sido exitosa porque ha podido transparentar recursos, blanquear estructuras, y la AFI se ha puesto a funcionar dentro de un marco democrático y normativo”, destacó.

Sobre el espionaje ilegal denunciado por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, Cafiero le respondió a Parrilli: “El presidente (Alberto Fernández) lo llama ‘sótanos de la democracia’, usted lo llama ‘cloaca de la democracia’, y yo no tengo más que coincidir con ambos”.

“Tenemos que ser el gobierno que diga ‘nunca más’ a este tipo de prácticas donde se inventan causas mediáticas y se persigue a opositores propios y ajenos”, afirmó el jefe de Gabinete.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password