Quieren que puedan volver a practicarse ceremonias religiosas

Un proyecto del diputado de la Ciudad Claudio Cingolani busca una excepción del para las personas que ejerzan actividades religiosas, asistencia pastoral y servicios de culto en las iglesias y templos.

Con un máximo de 15 personas en el lugar donde se realicen las ceremonias religiosas; con horarios acotados y visita de una vez por semana por persona y manteniendo todas las normas de higiene y distanciamiento social. Así lo propone el legislador porteño de la CC-ARI Claudio Cingolani, quien promueve el regreso de los fieles a sus lugares de culto, ya sean iglesias, templos, mezquitas o instalaciones donde se profesen las religiones inscriptas en el Registro Nacional de Cultos.

El diputado presentó un proyecto de declaración en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires solicitando al Poder Ejecutivo de la Ciudad las gestiones necesarias antes el jefe de Ministros de la Nación. “El derecho a la libertad de religión o creencia es un derecho fundamental de cada ser humano, y es por ello que la finalidad de esta iniciativa es poner en conocimiento la necesidad planteada por las iglesias de poder reactivar, con todas las medidas de seguridad, normas de higiene y distanciamiento social, las actividades en sus templos e instalaciones eclesiásticas”, aseguró Claudio Cingolani.

“Es trascendental que las iglesias puedan ser incorporadas a las excepciones del cumplimiento del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Estamos hablando de instituciones que acompañan la fe de millones de personas y que pueden canalizar, mediante sus credos, la angustia social en tiempos difíciles y críticos”, agregó.

El 15 de mayo pasado, mediante la Decisión Administrativa Nº 210/2020 del jefe Gabinete de Ministros del Poder Ejecutivo Nacional, se había ampliado el listado de actividades y servicios exceptuados, autorizándose las actividades religiosas individuales en iglesias, templos y lugares de culto de cercanía, correspondientes a la Iglesia Católica Apostólica Romana y entidades religiosas inscriptas en el Registro Nacional de Cultos. Es decir, se autorizaba la actividad individual de los ministros, pastores y sacerdotes, pero no el poder reunirse para celebrar, por lo menos en el AMBA.

“En ningún caso estamos hablando de ceremonias que impliquen reunión de personas. Por eso es importante mantener las medidas de prevención y no superar el número de 15 personas con horarios acotados”, afirmó el diputado de la CC-ARI quien considera el proyecto como algo “posible, siempre y cuando tomemos conciencia de los cuidados necesarios, tomando todas las medidas y respetando los protocolos pautados”.

“Esperamos que las autoridades puedan comprender la necesidad de muchas personas que encuentran en su religión un camino para seguir adelante”, agregó Cingolani.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password