Alberto Fernández y legisladores de Juntos por el Cambio buscaron aflojar la tensión política

El presidente y representantes de la UCR y el Pro limaron asperezas en una videoconferencia. Fernández llamó a un “diálogo serio” y pidió “no querer sacar ventaja”.

Juntos por el Cambio tuvo la reclamada reunión “a solas” con Alberto Fernández. Diputados y senadores del Pro y la UCR –faltó representación de la Coalición Cívica– mantuvieron una reunión virtual con el presidente y ambas partes buscaron limar asperezas tras días de fuerte tensión política en el contexto de la pandemia.

Desde la residencia de Olivos, Fernández escuchó los planteos de la principal fuerza de la oposición. Lo acompañaron el titular de la Cámara baja, Sergio Massa; el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner; la vicejefa de la bancada de senadores oficialistas, Anabel Fernández Sagasti, y la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala.

Por la oposición, hicieron sus descargos los titulares del interbloque Juntos por el Cambio en ambas cámaras, Luis Naidenoff y Mario Negri; el jefe del bloque de diputados del Pro,  Cristian Ritondo; el senador Martín Lousteau (UCR-Evolución) y el diputado y titular del radicalismo, Alfredo Cornejo.

“Hay que dejar la tensión permanente para evitar el default político”, graficó Negri, el último orador de Juntos por el Cambio, y llamó a “dejar los agravios de lado”, tras los ataques recibidos por periodistas en la marcha anti-cuarentena del último fin de semana, la polémica por el comunicado sobre la muerte de Fabián Gutiérrez y cruces recientes en las redes sociales.

Negri llamó a respetar la división de poderes, al sostener que “eso va a dar más robustez a la democracia”. “Cada uno debe hacerse cargo del pasado que tiene, esa es la única forma de dejar la tensión permanente y evitar el default político”, insistió.

“No venimos a buscar la uniformidad a esta reunión, ni tampoco hay que sobreactuar. Las fotos son para luego de los acuerdos, no para antes. El consenso hay que construirlo, por ello hay que dejar los agravios de lado. Tenemos que enfrentar los desafíos que tiene el país, que son muy grandes y urgentes”, sostuvo el radical.

Por su parte, Ritondo se refirió a la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien ya visitó el Senado el pasado 18 de junio pero aun no se presentó ante la Cámara de Diputados. “Somos conscientes de la complejidad del momento, por eso se hace mucho más necesario la presencia del jefe de gabinete en el Congreso y sus respuestas”, enfatizó.

El diputado del Pro también llamó a la unidad. “Nosotros no andamos con la pala al hombro para agrandar la grieta. Nadie puede dudar de nuestra predisposición a colaborar para salir adelante de esta situación que nos ocupa y nos compromete a unirnos en serio”, manifestó, y añadió: “Cuando se logran consensos y se trabaja en equipo, desinteresadamente, la grieta pierde profundidad”.

En tanto, Lousteau aludió a los efectos económicos de la pandemia, y en ese sentido pronosticó que “el PBI va a caer en dos dígitos” y “la pobreza va a alcanzar a casi uno de cada dos argentinos”. “Recuperar lo que se pierda puede llevar más que su mandato”, le advirtió al presidente.

El senador sostuvo que “el Estado por sí solo no va a resolver los problemas”, y por eso no solo debe “atender a los que lo necesitan” sino también “potenciar a los que pueden traccionar la economía”.

“Queremos que sepa que cuenta con nosotros desde nuestra visión y nuestros aportes para participar en todas las instancias”, expresó, y por último brindó respaldo a la renegociación de la deuda, al señalar que “el objetivo debe ser doble: la sustentabilidad pero también la generación de herramientas y crédito para el día siguiente”.

En la videoconferencia también hubo un reclamo, por parte de Negri, de mayor equidad en el reparto de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), al denunciar que “las provincias no oficialistas vienen siendo discriminadas”, como en el caso de Mendoza.

Fernández y un llamado al “diálogo en serio”

“Les propongo que dialoguemos en serio para levantar a la Argentina, no para sacarnos ventaja”, propuso Fernández a los legisladores de la oposición, y afirmó que “para tener un diálogo fructífero es necesario que haya respeto, porque no es verdad que en política todo valga”.

Según un comunicado de Presidencia de la Nación, Fernández le pidió a Juntos por el Cambio “que el debate político no los convierta en gente que dice que la libertad está en peligro o que hay abusos del Poder Ejecutivo porque nada de eso es cierto y todos lo sabemos”.

“Quiero pensar en el mañana, porque en el mañana todos estamos involucrados. Quiero que de una vez y para siempre podamos trabajar juntos en la construcción de un destino común. Debemos hacerlo y podemos hacerlo, depende de cada uno de nosotros”, consideró el presidente.

Como ejemplo del diálogo, Fernández destacó el modo en que el Gobierno nacional asiste a las provincias en el marco de la pandemia: “Hemos sido absolutamente ecuánimes en la distribución de los recursos. Creo en el país federal y quiero que nuestro país se desarrolle de modo equilibrado. No estamos repartiendo el dinero a nuestro antojo. No hemos dejado solas a las provincias y a los municipios. Nunca le hemos preguntado a un gobernante de qué partido viene o qué ideología tiene”.

Asimismo, el jefe de Estado expresó: “No debemos dudar del destino común que tenemos. Ese tiene que ser el punto de arranque de este diálogo. Hemos hablado más o menos una vez cada dos meses y voy a hablar todas las veces que sea necesario para que la Argentina funcione”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password