La Legislatura debatirá la regulación de las apps de delivery

Lo hará en el marco de la sesión ordinaria convocada para este jueves a las 11.30, la iniciativa establece las responsabilidades de las empresas de reparto y de los propios repartidores. También avanzará con un alivio fiscal para comercios no esenciales.

Tras dos semanas sin sesiones, la Legislatura de la Ciudad se reunirá este jueves a las 11.30 en el Salón Dorado para llevar a cabo una sesión ordinaria en la que debatirán un proyecto de ley que busca regular las actividades desarrolladas por las aplicaciones de delivery, como por ejemplo Glovo, Rappi, Pedidos Ya y Uber Eats.

La iniciativa plantea la posibilidad de incorporar en el mencionado Código de Tránsito la figura de “operador de plataforma digital de oferta y demanda por terceros del servicio de mensajería urbana y/o reparto a domicilio de sustancias alimenticias”; por lo que establece que se trataría de una “persona humana o jurídica que opera y/o administra una plataforma digital a través de la cual terceros ofertan y demandan el servicio de mensajería urbana y/o reparto a domicilio de sustancias alimenticias”.

Además establece que las apps deberán contar con la habilitación correspondiente para poder operar y deberán inscribirse en el “Registro Único de Transporte de Mensajería Urbana y/o Reparto a Domicilio de Sustancias Alimenticias (RUTRAMUR)”, aunque el texto aclara que aquellos establecimientos gastronómicos u otros locales comerciales que no desarrollen como actividad principal la mensajería urbana o reparto a domicilio quedarán eximidos de la obligación de inscribirse en este registro.

Asimismo sostiene que los repartidores deberán aprobar cursos de capacitación obligatorios, los cuales incluirán nociones de seguridad vial y de normativa vinculada con los servicios que presten, según corresponda. A su vez, para poder prestar el servicio, deberán contar con casco homologado e indumentaria con bandas reflectivas; entre otros puntos.

Por otro lado, la Casa también buscará avanzar con un proyecto de ley que impulsó el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, mediante el cual prevé eximir del pago del ABL, por los meses de junio y julio, a los comercios no esenciales que vieron afectada su actividad.

De esta manera, la iniciativa alcanza a las inmobiliarias, locales gastronómicos -tales como restaurantes, bares, cafeterías, pizzerías, casas de comida, heladerías, fast food, etc-, hotelería, alojamiento, pensiones, geriátricos, albergues transitorios y/ o moteles, entre otros comercios. No obstante excluye a los locales comerciales de las entidades financieras y las de cobro de pago de servicios y tributos.

Asimismo, también durante los mismos meses se condonará el impuesto al uso del espacio público para las actividades comerciales en la vía pública y también se avanzará con la prórroga de la suspensión de embargos, la cual se extiende hasta el 31 de agosto. Al mismo tiempo que el Banco Ciudad lanzará una serie de créditos con tasa fija del 12% y seis meses de gracia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password