Que todas las políticas e instituciones tengan una mirada de género y de diversidad

Esa fue una de las definiciones que surgieron a lo largo de un debate virtual realizado por el oficialismo en el marco de los 10 años del Matrimonio Igualitario.

Al cumplirse el décimo aniversario de la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario, se llevó a cabo un encuentro virtual organizado por IgualAr, en el que participó Carmela Moreau, asesora de la Jefatura de Gabinete nacional y dirigente del partido, junto a referentes del colectivo LGTBI+. Durante la conversación se tocaron temas relativos a los derechos de las diversidades y disidencias.

Abrió el encuentro Carmela Moreau diciendo que “para nosotros es muy importante en todos los aspectos de la vida social terminar con la hipocresía, porque nos hace mucho daño. Es el caso del trabajo sexual y del aborto, es decir, de realidades que pretenden invisibilizarse. En cuanto no afectemos a nadie, tenemos que vivir con plena libertad y el Estado debe estar ahí para legislar. Por eso celebro y estoy muy contenta en este aniversario”.

En este sentido, propuso que “tenemos que apuntar a que todas las políticas e instituciones tengan una mirada de género y de diversidad: en las escuelas, en los clubes, en el estado mismo, para terminar con la discriminación y la desigualdad” y agregó: “La libertad primero tiene que ser libertad económica, sino no la hay del todo. A veces se cae en un feminismo de clase política, pero yo siempre digo que tenemos que hacer un feminismo popular, que tenga en cuenta la diferencia de clase y económica”.

Concluyó aclarando que “estamos construyendo un partido político nacional que tiene muy presente esta situación. Pueden contar con nuestro espacio para acompañarlos con las medidas que fueran necesarias para garantizar el respeto a la diversidad. Tenemos que ver, también, cómo implementar estos cambios en todo el territorio nacional para que tenga una lógica verdaderamente federal. Voy a promover una iniciativa para hacer del Congreso de la Nación un espacio que cumpla la Ley de Cupo Trans”.

Silvia Augsburger, coautora de la Ley de Matrimonio Igualitario, dijo: “Somos una sociedad mucho mejor de la que éramos hace 10 años. Cada uno de nosotros somos mejores personas. Esta ley nos dio la posibilidad de reflexionar sobre nuestras propias acciones. Las parejas homosexuales existían antes de la ley, eran una realidad que el Estado pasó a reconocer y a conceder derechos”.

A su vez, Leonardo Grosso, diputado nacional por el Frente de Todos, sostuvo que “hay que aprovechar estos 10 años de matrimonio para celebrar y poner en valor esa organización que permitió la sanción de la ley. Y recordar que siempre estos derechos se terminan conquistando con gobiernos populares”.

Carolina Padelacq, concejala del partido de General San Martín se preocupó por “poder complejizar un poco la agenda feminista y de diversidad. Hoy tenemos legislación, pero falta para hacer que estos derechos sean efectivos y palpables en toda la sociedad”.

Para concluir, Ximena Martínez, psicóloga feminista aportó: “Estas luchas por el reconocimiento y la igualdad las podemos llevar a cabo nosotros que no tenemos que pensar en la supervivencia inmediata. Hay gente que no puede pensar en esto, porque tienen que pensar en comer; y esto es profundamente desigual”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password