Carta abierta al pueblo ítalo-argentino por el Día del Amigo

Por Eugenio Sangregorio. Desde Roma, el parlamentario italiano por América Meridional USEI resalta los lazos existentes entre ambos pueblos.

Quiero homenajear con un afectuoso y alentador saludo a todo el pueblo argentino en su tan preciado y celebrado Día del Amigo.

La amistad es uno de los valores que sostiene a todo ser humano y, por eso, nuestra Comisión de Amistad Italiana no quiso dejar pasar esta ocasión para reafirmar los lazos de unión que siempre han caracterizado a nuestras dos naciones, Argentina e Italia.

Sus pueblos han compartido desde inicios del siglo pasado valores y principios como el esfuerzo, la honradez, el trabajo, la familia y los amigos, cruzando océanos para buscar el pan en el otro continente y así juntos, mezclando nuestra raza, lograr poner de pie cada nación después una guerra, una revolución.

Así lo hizo mi nono Antonio, cuando venía a los campos argentinos a sembrar y llevar a Italia el dinero a su familia, como yo en 1957 crucé nuevamente con mi valija de cartón buscando reecontrarme con mi madre y hacer juntos la América.

Hoy, luego de esta pandemia que puso de rodillas al mundo entero, azotando nuevamente a mi querida Italia natal y complicando aún más la dura situación económica-social de mi tan amada argentina, queremos renacer unidos, pues los italianos no olvidamos aquellos valores con que fuimos educados y ya estamos trabajando para ponernos otra vez de pie.

Por eso, hoy nuestro abrazo amigo va a los hermanos argentinos, quienes deben levantarse para salir de la pobreza, ya que cuentan con todos los recursos necesarios: tienen un suelo rico en materia prima como pocos en el mundo.

Además, la Argentina posee una de las raíces italianas más grandes, tanto de descendientes con doble ciudadanía como italianos nativos, sostenida en una educación y formación de valores idénticos que han dejado la huella del trabajo y la unión, sumando la alegría latina para lograrlo.

Deseo que la dirigencia política no sea el impedimento para alcanzar estos objetivos que la población necesita, sino que arbitre de puente, de lazos; que los intereses particulares no primen sobre los generales. Aquí estamos los amigos italianos para sumar potencias a ello, para ofrecer juntos planificaciones estratégicas y medidas orientadas a fortalecer la producción, la reactivación económica de la pequeña y mediana empresa, capacitaciones en todas las áreas tecnológicas posibles.

Sobran argentinos talentosos e innovadores en busca de oportunidades y, por qué no también, fomentar un turismo regional basado, precisamente, en estos legados históricos ítalo-argentinos.

Vale recordar la frase del filósofo y escritor argentino José Narosky: “Al amigo no lo busques perfecto… buscalo amigo”.

Argentina, tierra de bendición que nutrió a cada uno de los italianos que sembró su suelo, desde Italia te enviamos nuestro cariño, respaldo y confianza de la Comisión de Amistad Ítalo-Argentino, augurando su pronto tu pronto renacer.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password