A pedido de la oposición, Cristina modificó el decreto de sesiones remotas

La vicepresidenta aceptó que el sistema tenga una vigencia de 60 días prorrogables y que las sesiones puedan durar hasta ocho horas. Rechazó que los debates se acoten a la pandemia y que pueda haber más senadores presentes en el recinto.

cristina kirchner recinto senado sesion virtual 21 de mayo
Foto: Comunicación Senado

Horas después de haber firmado el decreto que extendió las sesiones remotas en el Senado, la vicepresidenta Cristina Kirchner aceptó tres modificaciones propuestas por la oposición, aunque rechazó que los debates se acoten a la pandemia y que pueda haber más senadores presentes en el recinto.

En un nuevo decreto, que lleva el número 12/20, se estableció que el formato virtual tendrá una vigencia de 60 días -que podrán ser prorrogables-, ya que el texto original no establecía una limitación temporal, sino que extendía esta modalidad “en tanto persista la situación de emergencia sanitaria”.

El interbloque Juntos por el Cambio, presidido por Luis Naidenoff, solicitó este cambio “a los fines de poder monitorear” el funcionamiento del sistema “de modo periódico”.

Por otra parte, Cristina concedió que las sesiones puedan durar, como máximo, ocho horas, y que los bloques cuenten con más tiempo para hacer uso de la palabra, siempre que sea “técnicamente viable”.

“Los bloques acordarán el tiempo de intervención de cada uno de los senadores, debiendo reservar media hora para las cuestiones propias de la sesión, tales como asuntos entrados, votaciones y notificación de sus resultados”, indica el nuevo decreto.

Por último, el texto especifica que se convocará, cuando el reglamento lo requiera, a reuniones de Labor Parlamentaria.

La vicepresidenta rechazó, por otra parte, que las sesiones virtuales se acoten a temas relacionados a la pandemia del Covid-19, como pretendía la oposición.

Asimismo, ratificó que en el recinto solo podrán estar presentes “las autoridades y el personal afectado al desarrollo de la sesión y expresamente autorizado”.

“Ha sido decisión de esta Presidencia constituir a los senadores en Cámara mediante videoconferencia, representando lo contrario un grave riesgo a la integridad de los senadores y los trabajadores que cumpliesen funciones presenciales. Es por ello que todo aumento en la cantidad de representantes en la sala de sesiones significaría un aumento en el personal afectado a la asistencia física, siendo esto un alto riesgo para la salud y la vida”, justificó Cristina.

DP-0012-2020

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password