Gil Domínguez cuestionó la actitud de la oposición: “No dar el debate es profundizar la grieta”

El abogado constitucionalista será uno de los miembros del Consejo Asesor que analizará cambios en el sistema judicial y aclaró que no tienen injerencia en la reforma que se presenta este miércoles.

Uno de los pocos miembros del Consejo Consultivo que asesorará al presidente Alberto Fernández en las modificaciones a implementar en el sistema judicial no vinculado al peronismo gobernante, Andrés Gil Domínguez, se manifestó esta semana a favor de una Corte Suprema de 9 miembros. Pero este miércoles, día elegido para la presentación formal de ese grupo de juristas que él integra, cuestionó puntualmente la postura de la oposición de restar apoyo a estas reformas del sistema judicial.

Para Gil Domínguez, “resolver la cuestión de los Tribunales de Comodoro Py” y la relación puntual de esos jueces y los servicios de inteligencia representa hoy “una deuda de la democracia”. Por eso, en declaraciones radiales sobre la actitud de la oposición, sugirió que la misma podría abonar el deseo de “seguir con Comodoro Py como está o que quiera seguir con la relación entre Comodoro Py y el sector de inteligencia”.

Gil Domínguez sostuvo que “la oposición lo que decide hacer es oponerse antes de conocer”.

El constitucionalista dijo que le parece “muy bien” que “la oposición diga lo que quiera decir y haga las lecturas que quiera hacer. Entiendo una descalificación política a priori, pero no dar el debate es de alguna manera inhibir lo que es el diálogo y es seguir profundizando la grieta”.

Por otra parte, aseguró que “en el proyecto de ley la comisión no tiene ningún tipo de injerencia; su función es consultiva, no tiene facultades para definir absolutamente nada”.

“Hay que distinguir entre la reforma judicial que el Presidente elevará ahora al Congreso, en la que la comisión no tuvo inyección, y el trabajo que hará en adelante la comisión”, señaló en otro pasaje.

Gil Domínguez señaló además que podría ser “un buen comienzo” que nadie cuestione las capacidades de los miembros de la comisión, sino “esperar que la comisión funcione y que cada uno emita una opinión”. Agregó: “Si el presidente después decide elevarlo al Congreso, los integrantes del mismo tendrán las opiniones mayoritarias y minoritarias sobre cómo funciona la Justicia”. En ese marco criticó que “la oposición lo que decide hacer es oponerse antes de conocer”.

Consultado respecto de los cuestionamientos dirigidos a la presencia del abogado Carlos Beraldi por su condición de abogado de Cristina Fernández de Kirchner, Gil Domínguez señaló que él “es uno de once, y también fue designada Inés Weinberg de Roca, que podemos decir que ha tenido cierta afinidad con Juntos por el Cambio”.

“Es una comisión con paridad de género, diversidad de opinión sobre los temas, venimos de distintas especialidades y cada uno ocupa un rol distinto en la administración de justicia”, agregó.

Al ser consultado sobre la cantidad de miembros que deben integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación aclaró que ese tribunal “puede funcionar con tres, cinco o nueve miembros”. Para él, “con cinco o nueve miembros hay que cambiar un montón de cosas para que la Corte funcione mejor”. Así las cosas, estimó que “no hay un número mágico”, pero consideró que “nueve es un buen número, da más circulación, más necesidad de consensos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password