Grosso reivindicó el rol del Estado frente a la pandemia

En el discurso de cierre del oficialismo, el joven diputado sostuvo que “los países que tienen estados fuertes son los que mejor pueden” hacerle frente al coronavirus.

Sorprendió que el cierre de discursos por parte del oficialismo estuviera a cargo no del presidente del bloque Frente de Todos, Máximo Kirchner, sino de Leonardo Grosso. Porque el hijo de la vicepresidenta de la Nación había estado en la reunión realizada en la presidencia de la Cámara con el jefe de Gabinete, en la previa de su informe. En efecto, allí se lo pudo ver a Máximo Kirchner junto a Santiago Cafiero, Sergio Massa y Cecilia Moreau, entre otros.

Pero el cierre correspondió Grosso, quien dio un discurso en el que reivindicó vivamente el rol del Estado. Arrancó solidarizándose con el jefe de los ministros y repudió “los ataques que recibió durante toda esta tarde… Le han dicho de todo: mentiroso, hipócrita; hablaron de su oratoria, que inventaba respuestas, que no daba la cara… Es muy difícil enojarse con el discurso del odio si después cargamos todos nuestros discursos con odio”, señaló.

El dirigente del Movimiento Evita recordó que “la Argentina no era Disney cuando llegó el coronavirus; la Argentina estaba sumida en una de las peores crisis de la historia de la democracia”. Y para remarcarlo desempolvó una serie de datos que confesó que tenía desde el debate de la emergencia, en diciembre pasado, pero que valía la pena recordar: “En diciembre teníamos un 40% de la población por debajo de la línea de pobreza; un 60% de niños debajo de la línea de pobreza; llegamos a tener inflación de 53 puntos el año pasado; un endeudamiento del 90% del PBI; no solo se endeudaron, sino que entregaron el país defaulteado”.

Y siguió: “Desempleo a dos dígitos, tarifazos, la salud con una reducción del presupuesto del 45% en dos años… Convirtieron el ministerio en secretaría; imagínense enfrentar esta pandemia con una secretaría… Había vuelto el sarampión, nosotros logramos controlarlo en tres meses”.

“Este era el país que nos dejaron, y nosotros éramos muy conscientes de eso, pero ustedes parece que no. Y hoy hablaban como si nada de esto pasara. Hablan de economía y nos dejaron el país arruinado; hablan de violencia institucional, y son los promotores de la doctrina Chocobar; hablan de la libertad y tenían una banda de mafioso en la AFI, que perseguía a opositores, a periodistas y hasta a sus propios compañeros… La verdad que yo no sé cómo es que los diputados pueden venir acá a decirnos que estamos haciendo todo mal y sostener la mirada al frente”.

Grosso agregó que “somos muy conscientes de que esa situación que era muy grave empeoró, no lo negamos, como hacían ustedes”.

En ese marco, sostuvo que el presidente Alberto Fernández tomó decisiones que consideró “centrales”, y en primer lugar citó que “este Gobierno pone al Estado, a todas sus fuerzas y sus capacidades, a cuidar la salud y la vida. Para nosotros la economía no funciona con la gente muriéndose; para nosotros la economía no cierra sin la gente adentro. Y esa fue una decisión fundamental de nuestro Gobierno”.

“Y sí, vinimos a cambiar las prioridades -dijo-. Nosotros decidimos que íbamos a poner al Estado a enfrentar esa pandemia”. En ese sentido consideró que “muchas discusiones viejas se renovaron”. Entre ellas, el rol del Estado, y recordó que durante los últimos cuatro años se lo discutía: “llovían cuestionamientos al Estado y veíamos que se iba desarmando, desfinanciando, quitándole competencias al Estado para que el mercado haga lo suyo. Y lo cierto hoy es que los ejemplos globales dan cuenta de que los países que tienen estados fuertes son los que mejor pueden hacerle frente a esto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password