El proyecto de sostenibilidad de la deuda bajo ley local recibió apoyo unánime y se tratará este martes

En un plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, la iniciativa del Ejecutivo obtuvo dictamen favorable con apoyo de todos los bloques.

El proyecto de sostenibilidad de la deuda bajo legislación local, que apunta a darle a los tenedores el mismo trato que aquellos que optaron por la legislación extranjera, recibió dictamen favorable con apoyo de todos los bloques y este martes se tratará en el recinto de la Cámara de Diputados.

La iniciativa avanzó en un plenario exprés de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, luego de una videoconferencia entre los diputados del Frente de Todos y el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, quien brindó detalles del texto.

Al abrir la reunión virtual, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, explicó que los tenedores de títulos elegibles que no adhieran a la invitación a canjear continuarían sus pagos diferidos hasta el 31 de diciembre de 2021.

El legislador informó que el monto global alcanzado por esta parte de la reestructuración de la deuda es de 41.714 millones de dólares, y el objetivo es “darle a quienes aceptaron tomar deuda en moneda extranjera bajo legislación argentina el mismo trato que obtengan quienes hayan elegido la legislación extranjera”.

Esto, resaltó, “tiene un valor simbólico hacia adelante, porque quienes confiaron en la legislación nacional no van a resultar perjudicados”.

Asimismo, Heller detalló que “la tasa de interés promedio de estas colocaciones” bajará del 7,58%, al 2,39%. “Está clara la magnitud del ahorro que esto significará para el Estado nacional”, afirmó, y agregó que “la vida promedio de la deuda como está perfilada actualmente es de cinco años, y con esta propuesta será de algo más de diez años”.

Por último, el oficialista señaló que “los pagos para el 2020-2024, de acuerdo a lo que está firmado de este tramo de deuda, serían por 32.400 millones de dólares, y de acuerdo a la propuesta solo se desembolsarían 2.152 millones de dólares”.

“Se está avanzando en la dirección correcta y pedimos el acompañamiento de todas las fuerzas políticas para lograr una reestructuración integral de la deuda y que quede un sendero de sostenibilidad, fundamental para encarar cualquier programa de desarrollo y crecimiento con inclusión social”, sostuvo.

En tanto, Fernanda Vallejos, presidenta de la Comisión de Finanzas, destacó el apoyo unánime del proyecto en el Senado, y aseguró que “eso nos da un marco para el debate” en Diputados.

Vallejos puntualizó que “el valor nominal de los bonos que están sujetos a este canje equivale a aproximadamente el 13% de la deuda total, a lo que hay que sumar los intereses a pagar sujetos a reestructuración”.

“Se promueve un tratamiento equitativo de los títulos emitidos bajo ley nacional y extranjera. Esto es sumamente positivo para el fortalecimiento de un mercado en moneda nacional al que todos aspiramos”, afirmó.

En esa línea, advirtió que “el perfil de la deuda que se intenta renegociar es realmente muy complicado, aun sin considerar la deuda con el FMI”.

Desde la UCR, Alejandro Cacace coincidió en que “es importante la igualdad de trato”, pero consideró que el artículo tercero del proyecto “no implicaría exactamente” eso, ya que “los procesos de reestructuración son por lo general voluntarios” y “acá se ha optado por un mecanismo de reperfilamiento automático”.

“Le estamos diciendo a los tenedores que a aquel que no entre al canje se le va a reperfilar la deuda automáticamente al 31 de diciembre de 2021, que es un año más, con lo cual tienen allí una pérdida patrimonial, y eso hace que no sea voluntario el trato”, alertó el radical.

En tanto, se preguntó “qué va a ocurrir con la deuda que está en manos de los organismos públicos”, como el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que “tiene bonos en dólares que son el 42% de toda su cartera en dólares; prácticamente 10.000 millones de dólares en bonos bajo ley local del FGS, que de asignársele esta alternativa sufriría una pérdida patrimonial muy importante del dinero de nuestros jubilados”.

Por otro lado, reclamó la presencia del ministro de Hacienda, Martín Guzmán, “para atender a las inquietudes de los diputados de todos los bloques, no solo del oficialismo”, en alusión a la videoconferencia previa que mantuvo el funcionario con el bloque del Frente de Todos.

Luciano Laspina (Pro) consideró una “buena señal” el trato igualitario a los acreedores. “La legislación local ha sido históricamente muy maltratada en Argentina, y con esta ley estamos reivindicando la fortaleza de la legislación local, al menos en relación a la legislación extranjera”, concedió.

Laspina observó, al igual que Cacace, que “hay observaciones técnicas, pero de ningún caso pueden obstaculizar el objetivo más importante, que es el de darle un tratamiento igualitario a ambas legislaciones”.

Por su parte, Jorge Sarghini (Consenso Federal) calificó el proyecto como “altamente positivo”, al considerar que “es rigurosamente bueno que se le dé un tratamiento equitativo a quienes tomaron deuda bajo ley nacional y se los equipare a lo que se les ha ofrecido a los que están bajo ley de Nueva York”.

“Somos absolutamente conscientes de que estos avances, que hoy pueden parecer neutrales, no van a ser neutrales cuando de a poco nuestra economía empiece a tomar cierta normalidad”, dijo.

IVA a la leche

Al inicio de la reunión conjunta, Heller confirmó que tras una videoconferencia con Guzmán, se decidió que el Frente de Todos dará marcha atrás, por el momento, con el IVA del 10,5% sobre la leche, una modificación que se proponía en el proyecto de ley de ampliación presupuestaria.

“El Poder Ejecutivo está analizando una serie de cuestiones que tienen que ver con cambios en materia impositiva, y en función de esos cambios pidieron que saquemos de consideración el tema del IVA a la leche, que había generado una discusión. Por lo tanto, nuestra decisión es sacar ese tema”, confirmó Heller.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password